Soria

4 ao de espera y un proyecto sin delimitar – Soria

El dos mil veinte aparece como data clave para avanzar en muchos de los proyectos pendientes en la provincia. Uno de ellos ha de ser el Banco de España. La reforma del simbólico edificio cumple ahora 4 años totalmente paralizada. La meta es que tenga un empleo de carácter cultural, mas el proyecto todavía no está totalmente definido.

Ya hace diez meses, el Municipio de Soria, por medio de una resolución de Alcaldía, encargó la preparación de un proyecto y la planificación de un centro cultural multidisciplinar en el viejo edificio del Banco de España. El proyecto fue asumido por Ignacio Fernández Rocafort y supuso a las arcas municipales un desembolso de 14.776,03 euros. El plazo de ejecución era de setenta y cinco días con lo que el documento está ya en manos municipales.

La pretensión del Municipio, conforme comentó el regidor Carlos Martínez, es dar traslado del proyecto al Ministerio de Cultura, si bien las numerosas citas electorales de dos mil diecinueve y la ausencia de presupuesto del Estado bloquearon cualquier clase de movimiento. Fuentes municipales incidieron el día de ayer que se está a la espera de la capacitación del nuevo Gobierno para reanudar el proyecto.

Hace un año el ministro de Cultura en funciones, José Guirao, con ocasión de su visita a la capital para la inauguración de los cines municipales, explicó que a los dos,9 millones consignados en el proyecto de presupuestos se sumarían otros dos millones en la anualidad de dos mil veinte, si bien esas cantidades, ahora, tienen carácter orientativo cada vez que el Congreso tumbó las cuentas presentadas por el Gobierno de Pedro Sánchez. De cara al empleo del simbólico inmueble Guirao comentó que «estamos trabajando a fin de que en ese sitio, no solo, mas se trabaja en la idea de un centro de Cultura y Territorio». Este espacio «intentaría dar soluciones, debates, cerca de las zonas de España que se están despoblando». «Nos semeja que Soria, por estar en esa problemática, sería el sitio ideal para este centro, trabajamos en la ida de buscar soluciones, proyectar, discutir para este inconveniente tan grave que hay en España como es la despoblación de zonas rurales poco a poco más grandes».

Fuentes municipales aclararon que el proyecto se complementaría con la participación de una entidad como Acción Cultural De España, que dotaría de contenido la parte expositiva del complejo. Además de esto, mediante esa entidad, la edificación acogerá un laboratorio cultural donde se producirán ideas culturales convenientes a la representación en ayuntamientos y localidades que no dispongan de circuitos con grandes aforos. Sin embargo, el contrato adjudicado ahora va a ser el que defina en concreto el empleo futuro del Banco de España.

Desde el Ministerio, por su lado, guardan silencio. A través del portal de Trasparencia, desde Cultura explicaron que «no se puede administrar la información relativa a un posible proyecto de empleo cultural en este edificio vinculado al inconveniente de la despoblación y las acciones culturales en territorios con inconvenientes demográficos, por no contar con del mismo, sin menoscabo de apuntar en tal informe actualizado que tampoco consta solicitud formal por ninguna otra administración pública de posibles cesiones de titularidad o bien empleo de ese inmueble para un nuevo destino».

Desde Cultura si resumieron la situación administrativa del edificio del que consta una doble vinculación en el Inventario del Estado. Por un lado hay tres mil quinientos dos metros cuadrados de las plantas primordial y primera que iban a ser destinadas a sede del Catastro están sin destino definido de sus público y, en consecuencia, adscritos a la delegación de Economía y Hacienda de Soria. Por otro lado, formalmente están perjudicados al Ministerio de Cultura y Deporte los mil cuatrocientos noventa y ocho metros cuadrados sobrantes, repartidos en una planta baja y planta sótano destinados a exposiciones temporales.

También, aseveran que la «intención» de la Dirección General de Patrimonio es «buscar nuevo destino de empleo público para el conjunto del edificio y que el Ministerio al que se le vaya a afectar todo la construcción se haga cargo de los costos de adecuación de la parte interior del mismo, que valoran en torno a los cuatro o bien cinco millones de euros». Para finalizar, aseveran que no hay solicitud «formal» de cesión del inmueble por la parte de otra administración «para darle alguna finalidad cultural vinculada al inconveniente del despoblamiento o bien otro tipo, solicitud que de concretarse se valoraría por el Ministerio de Hacienda con las consultas pertinentes al Ministerio de Cultura y Deporte si tuviese alguna relación el nuevo empleo pedido con las materias de la competencia de este departamento».

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *