Sociedad

4 pasos para elegir el seguro de moto ideal

El riesgo es mayor sobre dos ruedas. Antes de viajar sobre una moto, los usuarios deben pensar en sus vidas y contratar un seguro ajustado a sus necesidades y a su estilo, a fin de conducir con responsabilidad y confianza. Debe buscarse una póliza que cubra todas las necesidades del conductor y del vehículo para una protección integral.

¿Cómo escoger el seguro para el motero?

Según la ley de Tráfico y Seguridad Vial, todo conductor de motos debe contar con un Seguro de Responsabilidad Civil de Suscripción Obligatoria, que protege los daños personales y provocados a terceros en un accidente, cuyo mínimo es de 15 millones de euros y el tope máximo de 70 millones.

Hay otras pólizas adicionales que cubren los intentos de robo, porque los ladrones suelen provocar daños al vehículo al intentar llevárselo. El seguro de moto de robo e incendio cubre estos desperfectos. Es importante que los conductores verifiquen que su póliza proteja al conductor en los accidentes de tráfico, así como también los servicios de asistencia de viaje para tener la ventaja de solicitar una grúa si la moto quedó averiada o sufrió un daño total en un choque.

El uso de la tecnología ha sido muy útil para desarrollar los sistemas de ubicación vía satélite. Algunos seguros incluyen un localizador antirrobo que ayuda a los policías a encontrar la moto robada rápidamente, lo que facilita los casos judiciales. Este sistema se instala en la app del teléfono móvil.  

Los aspectos que debe considerar el usuario para contratar su seguro moto son los siguientes:   

  1. Alcance de la póliza. Además del seguro de responsabilidad que exige la ley, buscar una póliza que proteja al motero y el vehículo en todo momento, en carretera, en ciudad y hasta estacionado. Consultar por la protección en caso de incendio y robo.
  2. Considerar al pasajero. Los conductores que suelen conducir con un acompañante diariamente tienen la opción de contratar una cobertura que lo proteja también por lesiones físicas.
  3. Tipo de moto. Los seguros de ciclomotor tienen precios más elevados que las pólizas de motos de cilindrada mayor porque suelen ser conducidos por conductores más jóvenes y menos expertos. Para asegurar la moto con el seguro indicado, es necesario tener sus características específicas. Las motos de gama alta con accesorios extras necesitan coberturas amplias para cubrir robos.  
  4. Comparar varias pólizas. Valorar los parámetros de la moto, como modelo, año, cilindrada, seguridad, velocidad, potencia, frecuencia de uso y tipos de desplazamiento. Por ejemplo, si es un motero que recorre largas distancias, es aconsejable invertir en un seguro con cobertura total. Al momento de contratar el seguro, debe conocerse exactamente qué es lo que cubre y qué situaciones.

En Internet hay varios comparadores de seguros valorados por los expertos para determinar exactamente qué es lo que necesita el conductor sobre 2 ruedas. Es importante leer siempre la letra pequeña.

Otras coberturas

Para un servicio integral, los seguros ofrecen coberturas adicionales, que los hacen muy competitivos y atractivos para los usuarios. Por ejemplo, la sustitución de la cerradura y elementos electrónicos en caso de extravío de llaves por varias causas.

Otra cobertura es la asistencia telefónica las 24h, a fin de guiar al conductor antes de llevar la moto al taller por fallos de funcionamiento. Por ejemplo, si el ciclomotor no arranca y la persona se encuentra lejos del taller de reparación más cercano, los expertos le explicarán qué debe hacer.

En las caídas y choques no solamente sufre daños el conductor y la moto. Los accesorios de seguridad también se ven afectados. Se puede buscar una póliza que cubra las ralladuras y abolladuras de los cascos, botas, chaquetas y guantes por considerarse que son parte de la protección del motero.

A la hora de buscar un servicio exclusivo y personalizado, contratar aseguradoras que estén disponibles las 24 horas, los 365 días, para atender todo tipo de emergencias. Los usuarios deben tener en su cartera o en el smartphone, los datos del seguro. De esta manera, se agilizan todos los procedimientos. Como dice el dicho popular, más vale prevenir que lamentar. Además de contratar un seguro, deben seguirse las normas de tráfico y conducir siempre con prudencia.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *