Salud

Los beneficios y usos del aceite CBD

El CBD, conocido como cannabidiol, es un compuesto natural que proviene de la flor del cannabis, y que ha contado con propiedades, beneficios y aplicaciones médicas a lo largo de toda la historia. Actualmente goza de un reconocimiento cada vez mayor, ya que tanto los científicos como los médicos, están confirmando esas propiedades terapéuticas liberadas de cualquier adicción, ya que elimina cualquier rastro del THC, el componente nocivo para el cuerpo. A continuación vamos a repasar las características y aplicaciones de este aceite, cada vez más utilizado.

La aplicación en el deporte

Una de las aplicaciones prácticas que más está creciendo últimamente alrededor del aceite CBD, es su utilización y uso en el deporte. Las propiedades que contiene el cannabidiol, alejadas de lo nocivo del THC, pueden llegar a eliminar todas esas dolencias y molestias derivadas del agotamiento muscular. 

No hace tanto, todas las propiedades de este producto estaban totalmente denostadas por la mala fama de su naturaleza, pero en el 2017, la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó un informe en el que despejaba todas estas dudas sobre las aportaciones del producto en la medicina, asegurando además, que no suponía una sustancia adictiva. Fue simplemente el primer paso, pero el informe abrió la puerta para que la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) excluyera el cannabidiol de su lista de sustancias dopantes prohibidas. 

Hoy en día ya es uno de los mejores productos para aliviar cualquier tipo de malestar muscular, pero ¿cómo actúa realmente el CBD en nuestro organismo cuando lo aplicamos?

El CBD es un producto 100% natural que se extrae de la planta del cannabis sin la intervención de ningún producto químico ni aditivo alterado por el ser humano. De esta forma actúa sobre un receptor de la proteína conocido con el nombre de TRPV1 y que es el encargado de la percepción del dolor, la inflamación de los músculos y de la temperatura corporal. Por tanto su principal función en el mundo deportivo es su poder antiinflamatorio, pero también contiene efectos relajantes y reparadores sobre la regulación del ciclo del sueño. Los deportistas profesionales y los aficionados, pueden volver antes a los entrenamientos a pesar del dolor, gracias a la aplicación del CBD, algo que supone un aumento considerable del rendimiento, ya que actúa como complemento excepcional para reforzar cualquier recuperación.

CBD de calidad y garantías también para la piel

Los beneficios y aplicaciones del CBD van más allá del rendimiento deportivo. Como ocurre con cualquier producto, será bueno recurrir a las mejores marcas recomendadas en portales como el de Profesor CBD, donde se resaltan todos los beneficios que el CBD puede aportar a nuestra piel, a través de productos bien variados. Si existe una sustancia que soporte la versatilidad aplicable a diferentes fórmulas de aplicación cutánea, esa es el cannabidiol. Esto se debe a que contiene una buena proporción de vitamina E, antioxidantes, ácido fenólico,  y Omega 6 y 3, siendo un producto totalmente legal, con el que nunca se va a dar positivo en ningún test. 

La aplicación cosmética convierte el aceite CBD en cremas y lociones ricas en propiedades hidratantes y antioxidantes, dos de las características fundamentales para cualquier rutina de cuidado cutáneo exigente. Todo ello lo convierte en el principal aliado contra la irritación del día a día, o la sequedad y la piel apagada. Estas cremas y lociones contribuyen, a su vez, a combatir y prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, ofreciendo esa luz y suavidad, incluso en las pieles menos luminosas. 

Estos beneficios, sumados al anteriormente mencionado efecto antiinflamatorio, pueden ayudar mucho, siendo una alternativa natural para combatir las pieles castigadas por el acné. Por último, una de las más recientes aplicaciones habla de que también contribuye a estimular el crecimiento del cabello, su prematura caída, reparar las uñas y minimizar en gran medida el dolor producido por las varices y la mala circulación de la sangre.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *