ahora, una cadena humana en favor de los presos
Nacional

ahora, una cadena humana en favor de los presos

El ambiente de los viejos proetarras prosigue con su estrategia de emplear Navarra para llevar adelante sus fines anexionistas con el País Vasco, sobre todo después de ser definitivos a fin de que el Partido Socialista pueda regir en la Comunidad Foral.

Este verano fueron los actos contra las Fuerzas de Seguridad y las autoridades del Estado en Echarri Aranaz y Alsasua, con el leimotiv “Alde Hemendik” (“Iros de Aquí”).

Ahora, conforme se ha publicado en diferentes web, han citado una cadena humana en Pamplona para el próximo cinco de octubre. Solicitan “activar y movilizar a los ciudadanos”.

Conforme un comunicado de Sare, la organización que se encarga de este género de actos, “los ciudadanos han de ser un puente para la vuelta a casa de los presos».

“Es hora de acentuar los sacrificios, entre otras muchas cosas, para llevar a los presos vascos a casa cuanto antes”, añaden.

Piden que “la gente en que se movilice en aldeas y vecindarios” con la intención de edificar esos puentes; en una palabra, para sacarlos de la prisión sin que deban cumplir íntegramente sus condenas.

Sare organiza anualmente una manifestación en Bilbao en favor de los presos etarras que en los últimos tiempos ha tenido una convocatoria paralela por la parte de ATA, los disidentes de ETA.

Hoy día, cumplen condena en prisiones españolas y francesas un total de doscientos cincuenta y uno etarras. En el país galo, el Gobierno ha optado por el acercamiento de los reos a centros parcialmente próximos a la frontera con España, como Lannemezan (doscientos ochenta quilómetros) y Mont de Marsan (doscientos), lo que responde a una de las tradicionales reivindicaciones del

ambiente de la banda.

Las manifestaciones, como la convocada en Pamplona y las que se festejan en Bilbao, tienen como objeto sostener la “moral” de los presos terroristas.

Dentro del colectivo hay un gran malestar tras el pacto al que se llegó pasados días a fin de que los abogados encargados de trasmitir las órdenes de la banda a los presos fuesen condenados por la Audiencia Nacional a unas penas que les dejaban evitar el ingreso en cárcel.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *