Soria

Antonio Pardo concurrir con la PPSO para la Alcalda de El Burgo – Soria

Antonio Pardo Capilla se unirá al proyecto de José Antonio de Miguel en la Plataforma del Pueblo Soriano (PPSO) y procurará la Alcaldía de El Burgo de Osma, donde ya fue regidor a lo largo de veinte años, si consigue el aval de los afiliados en la presentación del nuevo proyecto del partido que va a tener sitio el día veintisiete de enero en la capital soriana. De este modo certificaba el día de ayer el propio Pardo a Heraldo-Diario de Soria en la Villa Episcopal su regreso a la arena política, desaparecido tras su derrota en dos mil diecisiete por la presidencia del Partido Popular de Soria a manos de Mar Angulo.

En las últimas datas se le había relacionado con múltiples formaciones políticas, entre ellas el Partido Popular, si bien silenció de raíz estos cotilleos al darse de baja del partido al que había representado a lo largo de su vida, incluyendo una Segregaría General cuando la citada Angulo era la presidente del partido. En la PPSO busca un proyecto que «represente los intereses de Soria», en lo que prevé de forma aproximadamente apocalíptica que puede ser «la última ocasión para la provincia».

Pardo narró sobre el nuevo proyecto de la PPSO que «ahora mismo hace falta tener una representación política fuerte en Soria sin estar ligada a ningún partido de corte nacional o bien regional, con esencias propias y para representar a la provincia en un instante muy complicado, donde existe confusión de ideas y iniciales y con caminos peligrosos, puesto que está en juego la hipotética desaparición de la provincia».

Habla de este modo el ex- secretario general del Partido Popular y lo arguye en una evolución política a lo largo de estos años que le lleva ahora a «poner mi semblante, cara y conocimiento para impulsar el proyecto provincial de José Antonio de Miguel; creo que es donde debo aportar esa experiencia», y sobre todo, a dar la voz a las bases, por el hecho de que «soy de los que considero que deben decidir las cosas las personas de esa iniciativa, que podríamos llamarles afiliados».

Pese a las conversaciones con la PPSO, matiza que por el momento no se halla integrado, extremo este que se generará en la presentación oficial del proyecto, el referido día veintisiete, desde las doce horas, en el Centro Civil Bécquer, un acto al que está convocada toda la ciudadanía de Soria.
«Allí vamos a explicar socialmente el porqué de esta iniciativa, qué se puede lograr y sin desgarros, sin criticar a los contrarios. Soria se la juega más que jamás pues puede quedar reducida a un papel muy terciario».

Profundizando más en su candidatura que se da como hecha en su espacio natural, El Burgo de Osma, Pardo afirma que «estoy libre, si bien no desea decir que me ofrezca, preparado, mas siempre y en toda circunstancia he querido que esos aspirantes de listas los escojan los afiliados, los planteen , procurando desarrollar un ente político.

Es esencial que salga». Desde acá desentraña sus objetivos personales: «Si me afirman en la región que he de ser la persona, no tengo ningún problema; no vengo a encumbrarme mas tampoco voy a apartame. ¿Aspirante a regidor o bien a procurador?

Jamás he sido de corte parlamentario, soy más de corte ejecutivo, encantado de poder encabezar la candidatura en El Burgo si de esta forma me lo solicitan compromisarios y afiliados. Es bastante difícil comprenderlo, mas no vengo por el hecho de que esté airado o bien desee ser la estrella política. Yo me dedico a mi trabajo, mas a mis cincuenta y ocho años no me puedo quedar de brazos cruzados. Pude amoldarme al sillón del Partido Popular, mas el Partido Popular y el Partido Socialista no son la herramienta conveniente para el último furgón de los sorianos frente a las instituciones, lo que hace Soria Ya está realmente bien, mas hay que pasar a la acción política». Declaraciones muy atractivas para quien fue santurrón y señal del Partido Popular soriano.

En este sentido, solicita asimismo la implicación de la plataforma Soria Ya. «Sería interesante que colaborara la plataforma a la que se le ha pedido que esté en ese proyecto; estaríamos encantados a fin de que se transformara en un control de nuestros representantes públicos. Entonces deben decidir los votantes ante esa corte divino de iniciales que va a haber para las elecciones».

«Yo no me aparto de ser aspirante a El Burgo, o bien igual el vertebrador de la región, el que anime o bien fomente a otras localidades como Langa o bien San Esteban», siguió Pardo. «No soy ningún ignoto, y si doy este paso es por el hecho de que me creo en este proyecto que asimismo me dejará charlar con bastante gente de la provincia. Esta última labor es fundamental».

Qué duda cabe que la presencia de Pardo animará más si cabe un panorama político provincial enormemente competitivo con vistas a los comicios de mayo y, de paso, favorecer un roto a su ex- partido en pleno corazón provincial, El Burgo, un terreno abonado a los triunfos incontrovertibles de los populares. «Las mayorías absolutas serán imposibles. Si soy aspirante en El Burgo, puede suceder de todo. Va a depender del aspirante del Partido Popular, mas insisto, no va a haber mayorías absolutas. Cuando se dé el pistoletazo de salida contagiaré a bastantes personas para ilusionarles con esa idea».

Curioso tándem el de Pardo y De Miguel, cuando no hace tanto, tuvieron serios enfrentamientos políticos que terminaron con la salida del adnamantino y la fundación de la PPSO, para saltar más tarde a Ciudadanos en una aventura breve. En política un mes es eterno. No afirmemos años, como explica Pardo. «La vida da muchas vueltas. Con De Miguel tuve mis más y mis menos y reconocemos lo que hacemos mal cada uno de ellos en la vida política. Es grande saberse comprender, esto lo hacen las canas, y eludir la testosterona en la sociedad. Ciertos se creen el rey del mambo mas ahora debemos persuadir a alguien a fin de que persuada al electorado por el hecho de que podemos ser la llave del presupuesto y de la Comunidad Autónoma».

Pardo jamás dio el salto a la esfera nacional de la política, ni tan siquiera a la regional por el hecho de que «a mí me agrada el cuerpo a cuerpo, otra cosa, persuadido de que esto es un proyecto preciso para inyectarlo en la vena de los sorianos. Vamos a jugarnos nuestro prestigio en una cosa diferente».

El Partido Popular trató repetidamente de regresar a contar con Pardo de forma ineficaz. La presidente provincial, Yolanda de Gregorio, ejercitó un aperturismo a los irredentos que no ha conseguido los resultados apetecidos, a la vista de los sucesos. «Tuve 2 asambleas, acá en El Burgo el treinta y uno de octubre con Yolanda de Gregorio, que me planteó ser regidor, y le respondí que primero había que ser aspirante y después ganar. Ahí quedo la cosa. Entonces me solicitaron otra asamblea el día treinta de noviembre en Garray con Mañueco, Peregrina y De Gregorio, y les afirmé que tenía mi carta dispuesta para decir que me iba del Partido Popular. Mañueco me afirmó que me lo pensara».

Tras esa data, a primeros de diciembre, Pardo comunicó que no asistiría a la asamblea de alcaldes. «Prefería una salida sigilosa hasta el momento en que se generó el día siguiente del anuncio de que Jesús Alonso no iba a concurrir a la candidatura para la Alcaldía de El Burgo. De Gregorio hizo unas manifestaciones en las que charlaba de que Pardo, Susana Gómez o bien Elías Alonso estaban ahí, cuando sabía que me iba, de ahí que, harto, a las pocas horas le comuniqué oficialmente que me daba de baja del partido. Prefiero ser clarísimo, sin tapujos».

Las relaciones con la presidente del Partido Popular no son, desde entonces, las más afables, a juzgar por las manifestaciones de Pardo. «Estaba comunicando una quiniela de gente cuando no tenía autorización para decir mi nombre. En la ilegitimidad que tiene para dirigir el partido, la autoritas se tiene ganando elecciones o bien congresos, si no, está muy reducida. En cuanto al resto, no tengo mala relación con ella».
Volviendo a las bases, el político burgense insiste en que estas son las que dan la legitimidad, para enviar otra andanada a los populares. «Son las que deben seleccionar los cargos. Si la lista la escoge Mañueco y el aspirante a Soria asimismo, los afiliados pueden decir ‘¿qué pintamos acá?’ Prácticamente un cuarenta por ciento de los afiliados de Soria iban por ese camino. Cuando abandono la política activa en dos mil quince una parte esencial es el hartazgo de las estructuras del Partido Popular, los mensajes, las formas. Mi forma de ser no era ir al Senado».
El estado del Partido Popular en la provincia le genera «tristeza» pues «he estado veinte años ganando 5 elecciones en El Burgo con mayoría absoluta y gané un Congreso con Angulo. Nada que ver con los teatrillos de festejar un encuentro de afiliados en Almazán y a fin de que parezca que hay más gente llevar quince de Soria o bien de Almazán.

Esos comportamientos hay que mudarlos. Si el Partido Popular hubiese aprovechado los mil afiliados que tenía para seleccionar a sus aspirantes sería otro partido diferente, mas eso no lo hace».
Quien se da por sentado que acompañase en la lista a la localidad burgense es el concejal no adscrito Elías Alonso, o bien por lo menos, Pardo cuenta con él para este proyecto, «por supuesto», y reconoce que va a haber que trabajar duro en Soria, Moncayo y en zonas de Pinares. «La filosofía de este proyecto es que el sufragio universal es el que manda».

En lo que se refiere al Partido Socialista Obrero Español, es siendo consciente de que es el dominador en la provincia que conquistó en dos mil quince. Y la clave para él es Carlos Martínez. «Suma los votos de esta provincia, Soria pesa mucho, tiene el cincuenta por ciento y gana por mayoría absoluta. El Partido Socialista Obrero Español tiene un liderazgo fuerte y una estructura orgánica que ahí está, con un personaje que ha sabido ganarse la confianza de la gente y en la provincia pesa mucho». Ycómo no, asimismo examina la llegada de Vox: «Me tiene despistado. La presentación en Cadosa fue tumultuaria, con doscientos personas, mas eso lo crea el clímax. Cuanto más se meten con uno más fuerte le hacen. ¿Ciudadanos? No lo tengo controlado».

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *