Nacional

Arrimadas no descarta la renuncia

Quizás la factura más cara de toda la crisis en la que Ciudadanos se ha metido -con una ligera ayuda del Partido Socialista- la deba abonar la que incluso es presidente del partido, Inés Arrimadas, que tiene por delante un fin de semana intenso para preparar el Comité Ejecutivo de Cs que va a tener sitio el primer día de la semana. Todos y cada uno de los escenarios, aun su salida de la presidencia, se contemplan como posibles en esta trascendental cita. A la decepción personal se une el sentimiento de ser políticamente traicionada por un aparato de barones en su partido que hace ya un tiempo dejó de trabajar coordinadamente con la dirección nacional. Esta circunstancia, unida a su soledad en el partido, a su ausencia de autoridad y mando real –prácticamente solo puede contar con su conjunto parlamentario en el Congreso de los Diputado– abocan a Arrimadas a reconsiderarse su porvenir. La única forma en la que podría sostener su puesto es un cambio radical de estrategia que le llevaría otorgar más poder a los barones, una solución que la encerraría más en el círculo vicioso que le ha llevado hasta este punto.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *