Sociedad

Aspectos que te ayudarán a elegir el vestido de novia y los vestidos de las damas de honor

Planificar la boda ideal es una de las tareas más soñadas por muchas mujeres. La labor comienza con la elección del vestido de novia que hará brillar a la protagonista en su día, que a pesar de ser la primera cosa en la que se piensa, estará lista pocos días antes del gran evento. 

En el proceso se debe decidir la temática de la celebración, los colores y los vestidos que usarán las amigas más preciadas que hayan sido nombradas damas de honor para acompañar y resaltar la belleza de la novia en su día especial.

Todas comenzamos por el vestido

La tradición dice que toda novia debe llevar algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul, el día de su boda, para que tenga buena suerte y felicidad en su matrimonio. Lo nuevo, generalmente viene representando con el vestido. La variedad de diseños de vestidos de novia que se pueden encontrar, hace que elegir el indicado sea las decisión más difícil que se tiene que tomar. La búsqueda del vestido comienza el mismo día de la propuesta, y, aun así, a muchas mujeres les toma meses conseguir el diseño perfecto.

El vestido ideal dependerá de la personalidad y los gustos de cada mujer, se debe ser paciente e imaginar cómo deseas verte el día de tu boda. Los principales aspectos que te pueden ayudar a encontrar el modelo de tus sueños son los siguientes:

Personalidad

Existen modelos más atrevidos y otros más tradicionales, dependiendo de cómo sea tu personalidad podrás elegir un vestido con escote, o uno con mangas. Para las más coquetas, un diseño que cubra toda la parte delantera y muestre parte de la espalda hará que el novio se lleve la mejor sorpresa el día del matrimonio.

Comodidad

Hay vestidos que son muy voluptuosos, tienen la ventaja de ser llamativos, pero no dejan mucha posibilidad de movimiento. Si son una pareja que sueñan con pasar bailando toda la noche el día de la boda, piensa en un diseño que muestre toda la elegancia, sensualidad y belleza que mereces y te deje moverte con plena libertad.

Creatividad

Es un día muy especial, y para la novia todo está permitido. Deja volar tu imaginación y combina aspectos que le den un toque original a tu estilo. Añade un toque de color en los accesorios o en las flores que te acompañarán al altar para que le des un aspecto mágico y diferente a ese momento inolvidable.

El vestido de las damas de honor completa la magia

En un día tan especial como lo es del matrimonio, todas soñamos con estar acompañadas de nuestros seres más queridos. La elección de la dama de honor representa darle el voto de confianza a una persona que forma parte fundamental en nuestras vidas, ya que estará allí para acompañarnos a tomar cada una de las decisiones que harán que tengamos la fiesta con la que hemos soñado por tanto tiempo.

Elegir los vestidos dama de honor es un proceso que involucra la opinión de esas amigas especiales, el estilo del vestido de la novia y la temática de la decoración. Así que, antes de tomar cualquier decisión apresurada, la idea principal es tener clara la paleta de colores que se quiere usar y considerar los diseños que ayuden a resaltar toda la belleza de los protagonistas para crear un ambiente de armonía entre todos los elementos que involucran este evento.

Agrega un toque de color

Si estás indecisa con el color con el que deseas ambientar tu boda, las distintas tonalidades de azul son perfectas para generar un espacio delicado y celestial. Este color representa pureza y felicidad, lo que hará que tu nuevo camino comience con las mejores energías. 

El azul es un color que no pasa de moda, lo vemos incluido en la tradición para desearle buena suerte a los novios. Es considerada una opción moderna y elegante para añadirle un toque de color a la pureza del blanco. Algunas ideas que pueden ayudar a completar el estilo soñado y crear la magia del momento, puede ser agregar un listón azul a los vestidos, incluirlo en el color de las flores, o agregar pequeños brillantes con piedras azules, esto ayudará a darle a tu boda el aspecto sutil y especial que estabas buscando.Lo nuevo será el vestido, lo viejo pueden ser los pendientes, lo prestado el brazalete y lo azul la decoración. El significado de esta tradición consiste en unir el pasado, el futuro, el amor y la felicidad que constituirán a la nueva familia.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *