Sociedad

Barcelona encanta por su modernidad y contrastes

Barcelona, la segunda ciudad más visitada de España, no solo es una de las ciudades más a la vanguardia de Europa, sino que además es un lugar lleno de contrastes donde el turista tiene un sinfín de opciones gastronómicas y de ocio.

Por un lado sorprende con los atractivos arquitectónicos que se aprecian en sus palacios, iglesias y museos, con la marcada influencia de Antonio Gaudí. Por otro lado no tiene tradición de tapas, aunque se puede disfrutar de cervezas artesanales que encantan tanto a los vecinos como a los miles de visitantes que la recorren enamorados de un entorno que reúne cultura, modernidad y lugares espectaculares.

Descubre dónde ir y qué comer en Barcelona

Quien visita a Barcelona por primera vez queda prendado de sus monumentos y parques, pero especialmente de su gastronomía. Hay quienes aseguran que lo mejor de esta metrópoli no está en el largo paseo de las Ramblas o en la imponente Basílica de la Sagrada Familia, sino en sus exquisitos platos. Uno de ellos es el Pan con tomate (pan tumaca), que se logra al frotar el pan con el tomate fresco, combinado con un chorro de sal y aceite.

Calçots con salsa romesco, butifarra con mongetes, escudella y carn d’olla son solo algunos de los ejemplos de platos que se pueden disfrutar en toda su magnitud en la ciudad condal.

Visita gratis a lugares espectaculares de Barcelona

Barcelona es una ciudad lujosa. Pero esa condición no desanima ni detiene a los turistas, quienes se atreven y optan por descubrir su modernidad, calles y atractivos naturales de acceso gratuito. Y una alternativa es la ciudad vista desde arriba, qué puede apreciarse desde dos ángulos.

El primero de ellos es el Castillo de Montjuic. Se debe subir hasta el castillo, pero lo aconsejable no es entrar sino rodearlo a través del área más próxima al mar. Desde ahí, es posible apreciar el puerto de Barcelona, y a pocos kilómetros se obtiene una panorámica del resto de la urbe.

El segundo son los antiguos búnkers del Carmel, otra de las vistas más atractivas de esta ciudad. Están ubicados en la cima del Turó de la Rovira, que sirvió como emplazamiento a una batería antiaérea. Este lugar es ideal para disfrutar de un ameno picnic.

Otra manera de pasarlo bien, sin pagar un euro, es recorrer las Ramblas, la calle más popular de Barcelona, donde se encuentran famosas plazas, mercados y teatros. Ahí se localiza la emblemática Fuente de Canaletas, el sitio donde celebra los triunfos el F.C. Barcelona.

Si se es amante de las compras, hay mucho que curiosear en el célebre mercado de la Boquería. Un poco más adelante, cuando ya comienza a sentirse la brisa del mar, está el Gran Teatro del Liceu, y el recorrido puede concluir en la estatua de Colón. Sin duda, se trata de un paseo que además de completo y gratis, permite encontrarse con las cosas tipicas de Barcelona.

La cerveza artesanal barcelonesa hay que probarla

Tradicionalmente, muchos barceloneses siempre han preferido el vino antes que la cerveza, pero las sociedades cambian y los gustos también. Y si algo se le puede atribuir a las nuevas generaciones es que han revertido la tendencia, porque la afición por las cervecerías artesanales está en pleno crecimiento en toda Barcelona.

Tanto los propios del lugar como los turistas disfrutan de esta bebida directamente en los lugares donde se fabrican. Se trata de un entorno impregnado de aromas originarios de una fábrica de cerveza, pero con la esencia del sabor artesanal intacto, propio de una microcervecería.

Cada una de estas fábricas tiene su propio estilo. Una de ellas impresiona a la entrada con una barra de estaño de 26 metros, ambientada en una decoración propia del siglo XIX. Aquí se puede probar un sorbo de cerveza sin pasteurizar, servida en estos templos de la cerveza artesanal, según testimonio de experimentados catadores.

En otra de estas grandes fábricas cerveceras es posible encontrar maquinaria, barriles y otras antigüedades que datan de 1905. Se trata de un espacio tipo museo, considerado el lugar ideal para disfrutar de una rubia en un entorno del siglo pasado. Muchos más detalles acerca de estos espacios de interés para propios y visitantes pueden conseguirse en todobarcelona.info.

Barcelona es una ciudad que al menos hay que disfrutar una vez en la vida. Con una cultura tan parecida y a la vez tan dispar a otras capitales españolas, la estancia en este ciudad no solamente alegrará el alma y la vista, sino que terminará por enseñar más acerca de la historia de esta populosa ciudad.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *