Sociedad

Boda perfecta, casa de ensueño: la mejor forma de iniciarse a vivir en pareja

Las bodas hoy en día se realizan en cualquier sitio que los novios encuentren agradable. Es la ilusión por al fin unirse como pareja que se complementa, a su vez, con la preparación del nuevo hogar. Para ambos escenarios hay tips que valen la pena revisar y hoy presentamos algunos de ellos.

Celebrar una boda es un acto que emociona tanto a los novios como a los familiares y estas pueden tener tantos enfoques diferentes como se pueda llegar a pensar. Lo importante es que todos puedan disfrutar del encuentro y que este quede grabado en la memoria como uno de los mejores días que se hayan vivido. 

Preparando la boda

Cuando se hace una boda, la atención a los invitados pasa a ser un tema de mucho interés y, por eso, todos los involucrados en la organización deben esforzarse aún más. En Disok mayorista se especializan en regalos, de los cuales dentro de su catálogo tienen detalles para bodas de distintos motivos y clasificados en categorías para una elección más simple.

Se pueden seleccionar por ejemplo un bloc de notas con estilo retro, collares si se espera dar bisutería en el caso de las damas y las niñas, o abrebotellas para los caballeros, etc. y lo mejor es que también atienden las necesidades de recuerdos para otro tipo de celebraciones como es el caso de bautizos o primeras comuniones.

Hora de trabajar en la estructura de la casa

Dentro de la casa todo debe lucir hermoso y eso incluye la estructura. Para ello lo más recomendable es aprovechar la pintura decorativa que ofrecen los Pintores Les Franqueses, pues son capaces de lograr que cualquier pared o zona que parezca sin vida se realce.

Es un trabajo que tiene cierta complejidad y que no es correcto dejar en manos de cualquier persona si lo que se desea es un trabajo profesional. Cuando se aprovecha de hacerse con verdaderos profesionales en la materia, se obtendrá a cambio doble beneficio por la misma inversión: un espacio mejor decorado para disfrutar incluso cuando vayan invitados y la perdurabilidad que tendrá esto en el tiempo.

Ya con las paredes bien pintadas solo hará falta añadir algún detalle extra como unos cuadros o un reloj, entre otros; según el estilo que los recién casados hayan decidido utilizar.

La decoración del suelo

Después de haber pasado por las paredes le corresponderá el turno al suelo pues este es muy importante y, de hecho, es la zona en la que más se concentra la atención apenas se entra a cualquier casa.

Lo primero que se puede aprovechar de colocar es uno de los modelos que existen en el mercado de felpudos para la entrada. Estos a veces cuentan con mensajes divertidos que invitarán a las personas que visitan la casa y a los propios recién casados a notar un aire de diversión apenas pongan el primer pie dentro de casa.

Sin embargo, también existen aquellos que guardan un diseño mucho más elegante y sobrio que podrían ser la opción ideal para quienes prefieren estilos minimalistas, por ejemplo. 

Las alfombras vinílicas representan otro buen detalle y son útiles tanto para decorar escenarios especiales, como para hacer detalles en la entrada, cambiar el estilo de las baldosas de la cocina o diseñar un suelo de madera en el jardín, sin necesidad de tener que invertir mucho dinero.

Hoy en día estas alfombras están siendo fabricadas con materiales de muy buena calidad, haciéndolas capaces de brindar confort a los usuarios y calidez al tacto con los pies. Por ende, son bastante útiles para los días del final del otoño o para tener todo al día al momento de la Navidad.Celebrar una boda al mismo tiempo que se prepara la futura casa, puede llevar bastante trabajo pero también dejará los mejores recuerdos. Estas son etapas que se suelen desarrollar con mucha ilusión y donde el cansancio propio del ajetreo diario no será tan latente hasta que finalmente se escuche el “Sí, quiero” y se muden a su nuevo hogar.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *