Salud

Botellas en la cabeza, el nuevo invento chino para resguardarse del coronavirus

El terror al coronavirus que invade cada rincón de china ha llevado a los ciudadanos a tomar todo género de cautelas para eludir el virus. Hacerse con mascarillas se ha transformado en una misión prácticamente imposible en el país asiático. Con lo que en los últimos días se ha vuelto normal ver a chinos con botellas en la cabeza para eludir el contagio. En redes sociales circulan miles y miles de fotografías de ciudadanos que han improvisado máscaras protectoras.

Perlo la escasez de cubrebocas no es lo único que está tras esta medida. Las recientes revelaciones del Comité Estatal de Salud de China en las que se establece el contacto mediante los ojos a una distancia de hasta 2 metros como una de las maneras de contagio han llevado a muchos a no sentirse seguros con una simple mascarilla. Los especialistas resaltaron que el dos mil diecinueve-nCoV se transmite eminentemente por vía aérea, mas asimismo es posible inficionarse si el virus entra mediante la conjuntiva de los ojos.

También y si bien no hay evidencias a nivel científico de que los animales puedan contraer el virus, muchos ciudadanos han empezado a resguardar a sus mascotas.

View this artículo on Instagram

We love our customer’s photos with their fur babies wearing a K9 Mask. Thanks for protecting your pet from air pollution. #k9mask #furbaby #furbabies #dogpollutionmask #dogairfilter #customerfeedback #lookatme #cutie

A artículo shared by K9 Mask Dog Air Filter Mask (@k9_mask) on Jan veintiocho, dos mil veinte at 11:06am PST

Las muertes ocasionadas por el coronavirus de la ciudad de Wuhan en la China continental superan ya las que ocasionó el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS, por sus iniciales en inglés) en dos mil tres, en tanto que una gran parte de las víctimas mortales de aquella epidemia murieron en la ciudad de Hong Kong.

Conforme los datos facilitados el día de hoy por la Comisión Nacional de Salud de China, el nuevo coronavirus ha ocasionado en toda China diecisiete y doscientos cinco inficionados y trescientos sesenta y uno fallecidos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *