Tecnología

Crece el interés por las cámaras de vigilancia

Las grabaciones de estas cámaras son elementos muy valiosos

En un entorno social en el que nos llegan constantemente noticias de denuncias de incivismo de personas que se saltan las normativas, de desórdenes callejeros, peleas o situaciones de tensión, hay una mayor demanda de sistemas de vigilancia para ganar en tranquilidad. La presencia preventiva de las patrullas policiales es útil pero tienen muy difícil abarcar todos los puntos donde se hace necesaria una vigilancia.

La tecnología aquí nos presta una ayuda importante. Tener una cámara de vigilancia es como tener personal permanentemente mirando por nuestra seguridad. Además de permitirnos una alerta en el momento en el que se esté produciendo un acto delictivo, nos sirve también para tener pruebas para la investigación en esas situaciones.

Evitar sorpresas desagradables

La instalación de dispositivos de vigilancia da seguridad a los vecinos, ya se trate de cámaras ubicadas en determinados puntos de la ciudad como de aquellas que se instalan en una comunidad o en casa particular. La videovigilancia ha ganado también peso en un entorno en el que cada vez hay mayor temor a que se puedan ocupar viviendas que no están habitadas. Estas cámaras disuaden a cualquier persona con intención de entrar en una vivienda ajena.

Cuando la seguridad nos preocupa

Las grabaciones de los aparatos de videovigilancia facilitan en gran medida la labor de los investigadores cuando se comete un robo, allanamiento o cualquier tipo de delito que pueda producirse en el hogar o el negocio. Poder identificar a los presuntos delincuentes es una gran ventaja para pedir responsabilidades. 

A la hora de elegir una cámara veremos que hay múltiples opciones pero hemos de tener en cuenta que no todas son igual de válidas. Necesitamos que lleguen a unos baremos de calidad y prestaciones para que puedan cumplir con su labor.

Por ejemplo, el hecho de que tenga visión nocturna hace que una cámara de vigilancia sea mucho más eficiente que otros modelos, así como el hecho de que cuente con un sensor de movimiento.

Si va a estar en el exterior, tendremos que cerciorarnos también de que el modelo que elegimos soporta las diferentes condiciones climáticas para no llevarnos sorpresas desagradables.

Las cámaras de vigilancia cada vez son más versátiles

De manera cada vez más extendida, las cámaras de vigilancia incluyen en la actualidad una aplicación para que podamos controlar las diferentes opciones desde un dispositivo móvil. Hay modelos más avanzados que tienen incluso micrófono integrado y altavoz para poder comunicarnos fácilmente con las personas que nos visitan.

La relación calidad-precio es por supuesto otro factor que tenemos que valorar siempre que adquirimos un producto. No hay que dejarse guiar sólo por precios muy atractivos cuando estamos valorando la adquisición de algo que repercute directamente en la seguridad de nuestra casa o negocio. En estos casos es mejor dejarse asesorar por empresas especializadas del sector que nos van a aconsejar sobre lo que realmente necesitamos y van a encargarse de la instalación y de explicarnos su manejo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *