cancelacion deudas
Economía

La cancelación de deudas: el resquicio de esperanza de los españoles en crisis

Cuando una persona empieza a acumular deudas, deudas y más deudas, las cuales les resulta imposible de pagar, toda su estabilidad financiera se ve afectada. Una situación que no tarda en repercutir en el resto de los elementos que conforman su cotidianidad. Puesto que estamos pasando por una nueva etapa de crisis económica, tal y como ocurrió tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, es importante familiarizarse con aquellos recursos legales que nos permitirán salir indemnes de este grave problema. Un sector en el que la Ley de Segunda Oportunidad tiene mucho que decir y que ya hay despachos especializados en su gestión que comparten los casos de éxito que han ido acumulando.

La Ley de Segunda Oportunidad adquiere relevancia

El derecho es el recurso fundamental del que disponemos como sociedad a la hora de garantizar valores como la igualdad y el bienestar colectivo. Debido a ello, en una época en la que las crisis económicas no dejan de asolar nuestra realidad, es importante que existan medios para poder cancelar deudas. En este orden de ideas, nos podemos acoger a la Ley de Segunda Oportunidad, la cual se reguló por el Real Decreto Ley 1/2015 del 27 de febrero y ha ido cobrando relevancia con el paso de los años.

Atendiendo a esta normativa, las personas físicas tienen la posibilidad de eliminar de manera parcial o total todas las deudas que se les han ido acumulando y que han hecho insostenible su pago. Para que se pueda proceder con dicho recurso, debe haber más de un deudor, el afectado debe actuar de buena fe, no puede contar con patrimonio y no tener delitos socioeconómicos. En caso de que se reúnan todas estas circunstancias, un equipo de abogados se pondrá en marcha para renegociar todas las deudas pendientes con los acreedores y llevar el caso a los tribunales, intentando por todos los medios que el cliente salga indemne de la situación.

Tal es el interés de la Ley de Segunda Oportunidad en la actualidad, que el Director Comercial del prestigioso despacho Tramideudas, Manuel Corrales, ha hablado de un aumento exponencial en las solicitudes durante este año. Se trata de un resultado directo de los elevados costes de la energía, las cifras de desempleo y la inflación general en la actualidad. Por consiguiente, si te ves contra las cuerdas, debes saber que en compañías como Tramideudas pueden limpiar tu historial por completo en un margen de 4 meses.

Casos de éxito en la cancelación de deudas

Poder empezar de cero es una esperanza con la que no se puede jugar, puesto que de ello depende la integridad no solo financiera de los afectados, también la física y la emocional. En consecuencia, desde la previamente comentada Tramideudas, nos enseñan algunos de los casos de éxito que han ido logrando. Una serie de pruebas de que esta ley es totalmente viable y que puede cambiar la vida de quienes se acogen a ellas. ¡Veamos datos concretos!

El Director Jurídico y Letrado Oleksiy Alekseyev Ivanov lideró lo que él mismo determinó como “un caso complejo, pero con buenos resultados”. Y es que uno de los clientes de Tramideudas llegó a acumular la friolera cantidad de 81.500€ en Sevilla: una deuda de la que ya se ha librado. Esto se debe a que en 2013 perdió su empleo y tuvo que abandonar la casa de la cual pagaba hipoteca, pasando al modelo de alquiler y el encarecimiento de la vivienda que ello conlleva. El tiempo pasaba y las facturas no dejaban de llegar; haciendo que todo terminara siendo insostenible.No obstante, en solo 4 meses, este equipo de especialistas consiguió cancelar toda la deuda de dicho cliente. A partir de entonces, esta persona pudo resurgir de sus cenizas e instaurarse de nuevo en los márgenes de la solvencia financiera. Motivo por el que te animamos a que, si estás en una situación de estas características, delegues funciones en este tipo de despachos para obtener esta segunda oportunidad.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *