ciento veintiseis mil trescientos setenta y seis aspirantes pelean el día de hoy por ocho.102 plazas de funcionario
Economía

ciento veintiseis mil trescientos setenta y seis aspirantes pelean el día de hoy por ocho.102 plazas de funcionario

Un total de ciento veintiseis mil trescientos setenta y seis opositores se disputan el día de hoy ocho.102 plazas de los cuerpos de la Administración General del Estado en la mayor convocatoria de empleo público de los últimos once años. La oferta va a suponer un soplo de aire limpio para las plantillas de una Administración enormemente avejentada, cuya media de edad es de cincuenta y dos años, y que en los últimos ocho años ha perdido treinta y ocho y ochocientos treinta y cinco trabajos, a razón de veinte al día. Aparte del conocido incremento en el total de plazas, resalta en especial la convocatoria de ingreso libre formada por mil cuatrocientos cuarenta y cuatro plazas pertenecientes al Cuerpo General Administrativo y dos mil veintinueve al socorrer. A estos puestos va a haber que sumarle la estabilización de interinos que llevan años cubriendo puestos de carácter estructural con contratos temporales.

Estas oposiciones sin precedentes se festejan en toda España salvo en Cantabria, Extremadura, Navarra y La Rioja, donde no se han habilitado centros de exámenes, con el consecuente perjuicio para las personas que se deben mover a otras comunidades. A pesar del incremento de plazas ofertadas, un setenta y uno con cinco por ciento más que en la última convocatoria, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) demanda el retraso con el que todo el proceso de selección evoluciona, el que va a poder verse todavía más agravado por el bloqueo político actual.

La Oferta de Empleo Público de dos mil dieciocho y dos mil diecinueve recurre a una metodología plurianual que reúne de manera conjunta los procesos selectivos de dos mil dieciocho y dos mil diecinueve. Esta estrategia utilizada con el propósito de optimar la oferta ha generado muchas esperanzas. No obstante, todavía queda pendiente de resolverse más de la mitad de la oferta de trabajo público de la Administración del Estado pertinente a dos mil dieciocho (aún no han salido dos mil plazas y el resto están en proceso) y casi la totalidad de dos mil diecinueve.

Las primeras incorporaciones a la Administración no se generarán hasta dos mil veinte. El artículo setecientos uno del Estatuto Básico del Empleo Público establece que «la ejecución de la oferta de trabajo público o bien instrumento afín va a deber desarrollarse en el plazo prorroglabe de 3 años», de no ser de esta manera, las plazas convocadas podrían caducar y quedar vacías. Si bien desde CSIF apuntan que no dejarán que se llegue a ese punto. «Si no se adecúan los ritmos a las necesidades de la Administración vamos a ser beligerantes», declaran fuentes del sindicato.

La estabilidad que da un puesto de funcionario no está asegurada. CSIF denunció en un comunicado que la interinidad en las administraciones públicas asciende al veintiocho con dos por ciento , una tasa 2 puntos sobre el campo privado (veinticinco con nueve por ciento ), un abuso que la abogacía de la Unión Europea volvió a recriminar a España. «La administración no puede perder ni un minuto más en el desarrollo de los procesos de estabilización, teniendo presente que solo se han puesto en marcha procesos de estabilización para un veinte por ciento de las plazas contempladas y hay unas trescientos personas interinas a la espera», concluía CSIF.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *