Sociedad

Consejos para comprar mesas de comedor

Una de las compras más determinantes en un domicilio u oficina es la de la mesa del comedor. Siendo el comedor la estancia principal para la vida social, familiar o profesional en un hogar o en un centro de trabajo, la mesa que lo alberga define claramente la personalidad y el estilo de sus propietarios. No es una compra fácil. Por eso hay que tener en cuenta una serie de factores que pueden resultar claves para su elección, y que no siempre nos planteamos.

Consejos para comprar mesas de comedor. Cuestiones previas: ¿Con qué espacio contamos? ¿Se trata de un comedor grande, espacioso y luminoso, con vistas al exterior, o de un comedor más bien pequeño, interior y sin luz natural? ¿Buscamos una mesa de comedor para un jardín o para el interior de una casa? ¿Comedor de hogar o de oficina? ¿Qué uso pensamos dar a esta estancia, cotidiano o esporádico? ¿Está decorado ya el resto del comedor, o vamos a decorarlo a partir de la mesa elegida? ¿Con qué estilo?

¿Queremos un comedor clásico, “vintage”, moderno, vanguardista o funcional? ¿Es el comedor el centro neurálgico del domicilio, o bien va a estar en un segundo plano, en un centro de trabajo? ¿Qué colores, formas y diseños queremos que predominen? ¿Cuáles son las dimensiones ideales de una mesa de comedor? ¿Cuántos comensales pueden reunirse en torno a ella? ¿Qué forma nos gusta para la mesa, ovalada, redonda, cuadrada, de una sola pieza o extensible? ¿Qué cuidados de limpieza y mantenimiento va a requerir?

Función decorativa, familiar y social de las mesas de comedor

Como se ve, en muy pocas líneas se plantean más de una docena de cuestiones que pueden ser consideradas claves para la elección de uno de los elementos más importantes de cualquier hábitat.

Hay que tratar a las mesas de comedor como unas piezas decorativas de primer orden, que destacarán visualmente en los salones de las viviendas, centros de trabajo u otras estancias de alojamiento, restauración y ocio.

La función más importante de una mesa de comedor es la de servir de apoyo principal a un lugar de reunión, bien sea familiar, profesional o social, en el que la actividad fundamental que se desarrolla es la de compartir una comida. La comida ya tiene, por sí misma, sus propios protocolos, según su naturaleza: no es igual una comida entre amigos que una cena de compromiso; una cena romántica que un almuerzo de negocios, ni cualquiera de estos eventos sociales tiene mucho que ver con una celebración familiar o la convivencia cotidiana de una familia.

Uso intensivo o esporádico de las mesas de comedor

Si la mesa de comedor va a tener un uso intenso, hay que buscar una mesa de gran resistencia para asegurarnos años de calidad y duración. Para estos casos, las mesas llamadas “porcelánicas” y las mesas de comedor de madera maciza que son las más fáciles de mantener.

Por el contrario, si la mesa de comedor sólo va a ser utilizarla de vez en cuando, lo mejor es una mesa de cristal, porque dará a la estancia una mayor sensación de amplitud y porque el cristal es un elemento estéticamente es espectacular.

El espacio

El comedor que albergue la mesa que vayamos a comprar debe de combinar tanto los aspectos decorativos de una casa como los aspectos prácticos y de servicio. Por lo tanto, hay que determinar bien qué medidas debe de abarcar en función del espacio con el que contemos y su tamaño habitual debe de ser proporcional a éste.

Si la mesa es para un jardín o una terraza, se puede optar por una mesa bastante más larga que la que debe de tener una mesa para el interior, pero siempre según el espacio disponible.

Mesas de comedor de madera

Son duraderas, cálidas y acogedoras. Tienen un toque rústico, sobre todo si la madera está sin tratar. El tipo de madera condicionará el estilo decorativo. Puede ser no tratada, barnizada o lacada. La superficie de este tipo de mesa es resistente a los arañazos y fácil de mantener.

Mesa de comedor con sobre de cristal

Son las más aconsejables para los comedores pequeños, porque con ellas se consigue tener una mayor sensación de amplitud. Son elegantes y modernas.

El vidrio templado ofrece varios acabados, mate, transparente y hasta en color y es muy fácil de limpiar. Estas mesas son resistentes a los arañazos, pero más delicadas que las de madera.

Mesa de comedor con patas de metal

Una mesa de comedor con patas de metal ofrece mayor ligereza a la pieza y la posibilidad de diseños espectaculares. Es ideal para estilos industriales y contemporáneos. Las patas pueden tener acabados en cromo, acero inoxidable, hierro fundido o aluminio. Son muy fáciles de limpiar (vale con un paño húmedo, sin más) y son resistentes y estables.

Hay mesas de comedor con sobre cerámico (que dan sensación de elegancia, son resistentes y duraderas) o de mármol (muy elegantes, con un toque exótico).

Mesas de comedor: las dimensiones

Al elegir la mesa de comedor hay que tener en cuenta el tamaño y la forma de la estancia donde se vaya a instalar.

La altura estándar de una mesa de comedor oscila entre los setenta y los setenta y cinco centímetros, para que las piernas de los comensales tengan espacio suficiente, ya que la altura de la mayoría de las sillas está entre los cuarenta y los cuarenta y cinco centímetros.

Número de comensales. Hay que calcular cuántos comensales se van a sentar en torno a la mesa de comedor. Una persona necesita entre setenta y seis y sesenta y un centímetros para estar cómoda.Longitud y anchura. Con este cálculo, una mesa de dos metros de longitud por 1,30 metros de anchura tendrá espacio suficiente para seis personas. Cuanto más grande sea el comedor, más espacio podrás concederle a la mesa. Pero si es un comedor pequeño, se puede recurrir a una mesa extensible. Las hay con unos acabados y diseños muy actuales y vanguardistas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *