Economía

Créditos rápidos online: ¿qué son, para qué sirven y cómo debes solicitarlos?

Tener la necesidad de financiación es una de las situaciones más normales, tanto para personas como para empresas y pequeños emprendimientos. Tener el acceso a los instrumentos de financiación, entre tanto, no siempre resultará una “situación normal”.

Los creditos rapidos online han llegado para llenar un vacío existente en cuanto a los mecanismos de financiación populares. Diseñados y adaptados para personas y empresas por igual, tienen en la rapidez de aprobación su punto más ventajoso y conocido.

Se tratan de créditos sencillos orientados a personas que están en busca de soluciones urgentes, por necesidades surgidas en el momento o por tener que afrontar ciertas emergencias, tanto a nivel personal como laboral. Se trata de préstamos urgentes adaptados a muchas personas que no tendrían acceso -dado su historial crediticio- a préstamos tradicionales en entidades bancarias.

La principal ventaja es la forma en que se solicitan

La solicitud de los préstamos online es de lo más sencillo que encontrarás. Cuando solicitas un préstamo en un banco, sabes que necesitarás, entre otras tantas cosas, de mucha paciencia y tiempo, ya que:

  • Te solicitarán documentos, comprobantes, certificaciones, y todo lo que consideren necesario para afirmar que eres apto para la solicitud.
  • Necesitarás, en la mayoría de los casos, de visitar a la institución emisora del préstamo.

En los préstamos seguros y online no necesitas nada de eso, ya que la solicitud se realiza totalmente en línea, con pasos muy sencillos;

  • Un formulario digital: rellenar un formulario con tus datos personales y de contacto, y de una vez, ingresar el importe que quieres solicitar y el plazo estimado para su devolución.
  • Verificación y aprobación: algunas empresas tienen una capacidad de aprobación tan veloz que en menos de 3 horas tendrás el dinero en tu cuenta bancaria, además de los datos adicionales para que puedas devolver el préstamo con totales garantías.
  • Requisitos bajos: aparte de los datos personales, de contacto y bancarios necesarios para aprobar el préstamo, saber quién eres, poder comunicarse contigo y enviarte el dinero, pocas empresas pedirán datos adicionales, a no ser que los importes sean elevados, donde pueden solicitar comprobantes de ingresos, nunca incidiendo esto en la velocidad de aprobación.

Otras ventajas de los créditos por internet

Además de la velocidad con la que se suelen aprobar estos créditos o la sencillez de los formularios de solicitud, muchas ventajas se asocian a estos métodos de financiación digitales:

  • Libre utilización: ninguna empresa de créditos rápidos te colocará condiciones de uso sobre el dinero. Puedes utilizarlo para absolutamente cualquier cosa, siendo las más populares para pagar deudas en plazos acordados, afrontar emergencias médicas, familiares o laborales, créditos al consumo o para financiar la producción de tu empresa.
  • Flexibles: encontrarás ofertas con cantidades de aprobación que van desde 100 €, hasta propuestas especializadas en cantidades de entre 6.000 € y 50.000 €, destinados a préstamos online para Pymes y empresas. A esa flexibilidad en la cantidad deberás añadirle la flexibilidad para los plazos de devolución e intereses, condicionantes el uno del otro, y donde siempre tendrás tú la última palabra.
  • Historial crediticio: al solicitar tu primer préstamo, deberás abrirte un perfil en su plataforma. Conforme vayas devolviendo exitosamente los préstamos anteriores, tendrás la posibilidad de solicitar préstamos de mayor cuantía, con menores intereses y plazos más amplios para su devolución. Estarás, entonces, creando tu historial crediticio personal.

Solicitar préstamos ya no es cosa asociada a las entidades bancarias. Hoy todo el procedimiento se puede llevar a cabo a través de internet, en pocos minutos y con la necesidad de aportar datos básicos y accesibles para la mayoría de la población.

Por sus importes, plazos e intereses, suelen ser una opción interesante tanto para particulares como para empresas, sobre todo cuando esta financiación permitirá acceder a oportunidades que generen beneficios en el corto plazo, pudiendo no sólo devolver el préstamo y sus intereses, sino también generar ganancias importantes.

A día de hoy, además, resultan la opción ideal para las personas que están incluidas en listados de morosidad, como ASNEF, o para personas que se encuentran actualmente en desempleo, características que limitarían el acceso a préstamos bancarios convencionales.

Usados debidamente, los préstamos online son un instrumento muy poderoso a la par que accesible.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *