Cruz Roja prestó ayuda de primera necesidad a trescientos veinticinco familias en dos mil diecinueve
Soria

Cruz Roja prestó ayuda de primera necesidad a trescientos veinticinco familias en dos mil diecinueve

Si se toma como pulso de la coyuntura económica y social de la provincia la tarea que desempeña Cruz Roja con los más necesitados la conclusión no es nada halagadora. Valga como dato que hasta trescientos veinticinco personas o bien unidades familiares debieron recurrir a la Organización no Gubernamental para cubrir sus necesidades más básicas, desde el pago del recibo de la luz a la adquisición de productos de higiene o bien material escolar. Se trata de una cantidad sensiblemente mayor a la de un año ya antes pues en dos mil dieciocho el programa de atención urgente a las necesidades básicas llegó a doscientos veintisiete personas, o sea un ciento menos.
Se da la coyuntura de que de esas trescientos veinticinco personas –algunas con hijos a su cargo-, prácticamente 2 tercios son mujeres, doscientos dos en frente de ciento veintitres hombres. Fueron ciento quince mujeres las que recibieron ayudas para diferentes recursos y cuarenta y cinco para pago de facturas, en frente de sesenta y dos hombres en el primer caso y treinta y cuatro en el segundo.
Concretamente, Cruz Roja facilitó ciento setenta y siete ayudas en dos mil diecinueve para lo que llama entregas de bien, que se refieren a los fondos para limpieza del hogar, productos de higiene, alimenticios, sanitarios –medicamentos, óptica y bucodental- y material escolar. Como otras setenta y nueve entregas económicas para el pago de suministros como agua, gas y luz, aparte de otros gastos de la residencia como puede ser el alquiler. En conjunto, las intervenciones que se efectuaron fueron quinientos dieciseis, en tanto que los usuarios recibieron la ayuda en diferentes instantes a lo largo del año y las familias pudieron ser perceptoras de más de 2 entregas, conforme explican desde Cruz Roja Soria.
El dinero que la O.N.G. destinó a todas y cada una estas ayudas en dos mil diecinueve ascendió a cuarenta y cinco.005 euros en frente de los cincuenta y ocho y doscientos euros del ejercicio precedente. Estos programas están subvencionados por la Junta de Castilla y León a cargo de la asignación tributaria del impuesto de la renta sobre las personas físicas, IRPF, y fondos propios de la organización.
En lo que concierne al programa de comestibles, Cruz Roja señala que en dos mil diecinueve se advirtió un desarrollo del número de familias participantes debido eminentemente al incremento de personas demandantes de protección internacional, conforme explicó la organizadora provincial del Comité de Soria Cruz Roja De España, Belén Bravo Muñoz.
En conjunto fueron cuatrocientos diecisiete familias -mil doscientos cuatro personas- las atendidas y a las que se facilitaron comestibles. Un año ya antes habían sido trescientos ochenta y cinco familias -mil ciento treinta y tres personas-, esto es treinta y dos más se han sumado a este programa que viene asociado al Ministerio de Agricultura, Nutrición y Medio Entorno a través del Fondo De España de Garantía Agraria, FEGA, que es el responsable de adquirir los comestibles y de ponerlos a predisposición de las entidades sociales.
En el cómputo global fueron setenta y tres y setecientos cincuenta y dos kilogramos de comestibles repartidos en el año, afines a las cantidades de un año ya antes, primordialmente leche -veintiocho y quinientos kilogramos-, aceite de oliva -cinco mil ochocientos kilogramos-, tomate frito en conserva -seis mil quinientos kilogramos-, macedonia de verduras en conserva -cuatro mil ochocientos kilogramos- o bien batidos de chocolate -cuatro mil novecientos kilogramos-, entre otros muchos productos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *