Sociedad

de esta manera se van a organizar los institutos en el mes de septiembre

Todavía quedan interrogantes abiertos sobre de qué manera va a ser la vuelta al instituto en el mes de septiembre. El más bastante difícil de contestar es cuál va a ser la salud del nuevo coronavirus en un par de meses, si los contagios están bajo control o bien si va a haber brotes que fuercen a tomar nuevas medidas de contención. Como esta contestación es bastante difícil de pronosticar, el departamento de Educación se prepara para arrancar el curso dos mil veinte-veintiuno de forma presencial y con la seguridad máxima. Esta semana, ha servido en episodios ciertos detalles, mas hasta el veintitres de julio, los centros tienen tiempo de delimitar su libro blanco basándonos en las instrucciones que ha dado Josep Bargalló. El conseller de Educación ha presentado esta mañana el hoja de ruta para el próximo curso al Procicat, que tras lijar ciertos detalles, ha dado su visto bueno. Se han introducido cambios en la logística de las escuelas para eludir aglomeraciones, asegurar la distancia de seguridad de un metro y medio y la higiene a fin de que el virus se extienda, conforme con las medidas de seguridad acordadas con el departamento de Salud y un comité de especialistas. El documento se ha mandado a los municipios, centros y sindicatos para su negociación.

El acceso y la salida de las escuelas se va a hacer por franjas horarias, en intervalos de diez minutos. En ningún caso, los horarios se alterarán alén de media hora. Esta medida va a obligar a ciertos ayuntamientos a repensar su movilidad. Educación ha trasladado a los municipios que ya antes de julio les notificará de los horarios de entrada y salida de todos y cada uno de los centros. A su llegada al centro, los pequeños van a deber llevar mascarilla y no se la van a poder eliminar hasta llegar al sala, con su conjunto-familia, la fórmula para eludir contagios. La idea es que los pequeños se relacionen sin mascarillas y sin respetar la distancia de seguridad con este conjunto estable. Con el resto va a deber tomar medidas.

Las familias no van a poder acceder al circuito escolar. Si bien en este punto hay salvedades. Los progenitores de los pupilos de P3 van a poder acceder para acompañar a sus hijos en el proceso de adaptación, si bien con mascarilla. Y las escuelas que tienen proyectos en los que participan las familias, estas asimismo van a poder entrar en el sala como van a hacer los profesores especialistas, con mascarilla. Bargalló asimismo ha comentado que en las escuelas con espacios grandes, se va a estudiar si pueden entrar vehículos o bien progenitores en los patios a “desembarcar”.

La salida al patio

“Está prohibida la imagen que hemos visto de países asiáticos de patios enjaulados. Los patios no son una jaula”. De este modo de taxativo se ha mostrado Bargalló cuando le han preguntado de qué manera se van a organizar los patios a fin de que los conjuntos estables no se mezclen. “No va a haber una hora del patio, va a haber muchas horas del patio. Los pupilos no van a salir todos al unísono, van a salir a jugar de forma escalonada”, ha resumido. Las soluciones van a depender de cada centro. Si el espacio lo deja, van a poder salir múltiples conjuntos, siempre que sostengan la distancia de seguridad. Si el espacio es pequeño, otra alternativa es que profesores y pupilos lleven la mascarilla tanto en el patio como en los corredores.

Todos y cada uno de los centros dispondrán de mascarillas para los enseñantes y los profesionales no enseñantes.También para los pupilos que pierdan la suya en horario escolar. Los profesores que no formen una parte de los conjuntos estables van a deber llevar mascarilla muchas horas. Va a haber gel desinfectante y se dotará a las escuelas de aparatos para medir la temperatura.

Un encargado de atestar la jarra

La realidad de los comedores asimismo cambiará. No van a cerrar. Los institutos y también institutos proseguirán ofertando comidas, mas los centros se van a organizar a fin de que los conjuntos estables no se mezclen entre ellos. Pueden marchar por turnos o bien habilitar espacios, como salas o bien corredores, para comer. Va a depender de la capacidad y arquitectura de cada centro. Estas medidas pueden mudar los horarios de los monitores y es posible que haga falta más profesionales. Igual que en el patio, en un comedor puede haber más de un conjunto estable siempre que guarden las distancias. Educación ha dicho que se va a hacer cargo de la contratación de más monitores.

Los pequeños se deberán lavar las manos a la entrada y salida del comedor. El alimento se servirá individualmente y va a haber un encargado para ocupar la jarra y servir el agua.

Dependiendo de la evolución del virus se amoldarán todas y cada una estas medidas. No tiene por qué razón cancelarse festivales, los progenitores pueden acceder sosteniendo la distancia y con mascarilla, igual que se hace para ir al teatro o bien al cine. Si bien como el aforo puede ser limitado, quizá no van a poder ir todas y cada una de las familias como frecuentemente.

En el caso de optativas en las que se mezclan conjuntos, los conjuntos estables pueden ser desunirse y hacerse más pequeños. Es una alternativa para no tener que abandonar a ciertos proyectos educativos si el sudoku tiene solución.

Las reglas de la nueva normalidad alterarán muchos proyectos educativos en los que mezclan conjuntos y pupilos de diferentes cursos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *