Desafíos alén del coronavirus
Soria

Desafíos alén del coronavirus

La OMS (OMS) da el día de hoy el pistoletazo de salida a la setenta y cuatro edición de su reunión anual, que va a tener una cargada agenda centrada en la pandemia, mas que no olvida temas críticos de la salud pública, como los costos de las medicinas y el avance de las enfermedades crónicas.

La cobertura sanitaria universal es uno de los grandes objetivos que la OMS impulsa desde hace unos años, en concordancia con los Objetivos de Desarrollo Sustentable dos mil treinta de la Organización de la Naciones Unidas, mas el retraso es obvio y el coronavirus puso en patentiza la manera en que esto aumenta la vulnerabilidad de los países.

Otro tema central de la agenda de la reunión, que por segundo año va a ser virtual, van a ser las enfermedades no transmisibles, que en tiempos normales representan el setenta por ciento de la carga de morbilidad a nivel del mundo, con millones de enfermos que padecieron la interrupción de sus tratamientos a raíz de la urgencia sanitaria.

Desde el día de hoy y hasta el próximo 1 de junio, las autoridades y especialistas de salud de los ciento noventa y cuatro Estados miembro de la OMS asimismo se volcarán en el tema del impacto que ha tenido la pandemia en la salud mental de la población y, particularmente, de la juventud.

El déficit de ochenta millones de trabajadores sanitarios es otro gran motivo de preocupación y los países negocian los términos de una resolución que va a abordar esta problemática y sus posibles soluciones, para someterla a la aprobación de la reunión.

En lo que se refiere a las enfermedades crónicas se prevé una resolución sobre la diabetes y, del lado de las nosologías infecciosas, se prepara otra sobre la tuberculosis, una de las nosologías en la que el inconveniente de la resistencia a los antibióticos se ha vuelto más grave.

Sin embargo, la preocupación por la presente crisis sanitaria sigue muy presente y la organización no va a dejar de lado el tema. En el campo exclusivo de la COVID-diecinueve, la cuestión más esencial sobre la que la reunión va a deber decidir es si abre o bien no negociaciones para escribir un tratado internacional para enfrentar futuras pandemias.

El consultor legal primordial de la OMS, Steve Solomon, explicó que en el caso de que la propuesta salga adelante no sustituirá al actual Reglamento Sanitario Internacional, sino lo complementará.

La discusión sobre un ocasional tratado no va a hacer más que iniciar, mas ya hay ideas de las que podrían ser sus elementos centrales, entre ellas la creación de mecanismos de cumplimiento y vigilancia frente al surgimiento de nosologías ignotas, con mayores poderes para la corporación. También, podrían incorporarse reglas más claras para compartir muestras de los agentes patógenos, como tratamientos, diagnósticos o bien vacunas, y eludir que se repita, de nuevo, el escándalo que representa la dispar distribución de las vacunas.

Sería apenas la segunda vez desde mil novecientos cuarenta y ocho, cuando la Constitución de la OMS entró en vigor, que la reunión usa el poder que tiene de realizar tratados internacionales.

Temas fuera de la agenda

En cambio, no figura en la agenda de la reunión ninguna cuestión referida al conjunto científico que ha investigado el origen del coronavirus, mas cuyas conclusiones dejaron abiertas múltiples posibilidades y muchos consideraron poco satisfactorias. Una portavoz de la OMS ya adelantó que esto no quiere decir que el tema no va a ser discutido, en tanto que los países pueden proponer un discute a este respecto en el segmento dedicado a temas de urgencia.

Ciertos lamentan que tampoco se haya incluido en la agenda la situación que produce la nosología del «COVID-largo», referida a los síntomas persistentes alén de las 4 semanas una vez que una persona ha sido declarada libre del virus.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *