Operación contra la banda del BMW.
Soria

Desmantelada en Valladolid la ‘banda BMW’ a la que se le atribuyen veintidos latrocinios de manera fuerte

La llamada ‘banda BMW’ se da por desmantelada tras cometer un total de veintidos latrocinios de manera fuerte gracia a la operación ‘Olmopa’, que ha llevado a cabo la Guarda Civil, al lado de la Policía Nacional, y que se saldó 3 registros domiciliarios, con 5 detenciones y una persona investigada, de las que 2, con un largo historial delictivo, ingresaron en cárcel.

El teniente coronel Francisco Javier Peña y el comisario provincial Luis Gibert explicaron el día de hoy los detalles de la operación conjunta contra la llamada ‘banda del BMW’ en una comparecencia en la que asimismo participó el encargado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo.

De este modo, se detuvo a R.E.D., B.R.B., D.R.G., A.J.J., Y también.A.R.G., y se estudia a A.F.C.P. con edades comprendidas entre los veinticinco y treinta y cinco años de edad y vecinos de Valladolid a los que se les atribuye los delitos de pertenencia a conjunto delincuente, robo/hurto de vehículo, hurto de forma fuerte, simulación de delito, contra la seguridad vial, contra la salud pública, daños y también incendio.

Operación contra la banda del BMW. – Foto: ICAL

Desde principios de dos mil veinte, agentes de la Guarda Civil y la Policía Nacional de Valladolid se hallaban estudiando al conjunto delincuente, empezando un intercambio de información entre los 2 cuerpos al existir hurtos que afectaban a toda la provincia. Además de esto, desde el principio estos hechos indicaban “una actividad delincuente de gran alcance con una estructura y organización en sus actos”.

Por esta razón, se sospechó de la existencia de un conjunto delincuente que cometía latrocinios de relevancia con una serie de rasgos comunes: hurtos de automóviles de la marca Seat o bien BMW, en prácticamente todos los casos de gran potencia y posibilidades deportivas, que empleaban para cometer otros ilegales penales, mayoritariamente relacionados con establecimientos.

La mayoría de los investigados eran personas con “multitud de antecedentes” por delitos de exactamente la misma naturaleza y amontonaban “gran número” de detenciones, con lo que aseguraron que se trataba de personas con “gran experiencia” en el planeta de la criminalidad y conocedores de los métodos de investigación, todo ello complicó enormemente la acción policial.

Cogidos

La actuación policial se precipitó el día pasado quince de septiembre cuando consiguieron ver a los criminales a bordo de un vehículo que había sido sustraído en Valladolid cuarenta y ocho horas ya antes, pudiendo revisar que el turismo presentaba daños compatibles con el alunizaje cometido el día precedente en un restaurant de comida veloz de la capital. Agentes de Policía Judicial de los dos cuerpos policiales desplegaron un dispositivo de detención en la localidad de Simancas, mas los criminales consiguieron evitar el dispositivo poniendo bajo riesgo la integridad física de los agentes, llegando el vehículo a circular a más de doscientos quilómetros por hora y con las luces apagadas por la Autovía de Castilla (A-sesenta y dos).

Tras la escapada, abandonaron el vehículo en un camino para seguir a pie, mas los agentes consiguieron recabar pruebas suficientes para proceder a la detención de todos . Más tarde, consiguieron la detención del cabecilla (R.E.D) de treinta y cinco años de edad que había sido detenido en treinta y dos ocasiones, la última en el mes de junio del dos mil veinte, por hechos de exactamente la misma naturaleza.

Exactamente el mismo miércoles y en las cercanías de su domicilio, se detuvo a B.R.B de veinticinco años de edad, detenido en 4 ocasiones, y asimismo de D.R.G de veinticinco años, siendo su primera detención. Este joven fue detenido cuando interponía una demanda falsa por la sustracción de su vehículo. Además de esto, a última hora del jueves dieciseis de septiembre, en el circuito ferial de Valladolid se detuvo a la cuarta persona, (A.J.J.) con 7 detenciones en su historial.

Asimismo, se practicaron 3 registros domiciliarios autorizados por el Juzgado de Instrucción en funciones de guarda, todos ellos en Valladolid. Del mismo modo se registró una nave en la localidad de Olmos de Esgueva y un local en el Distrito de Los Pajarillos.

De los registros fueron intervenidos 3 automóviles en los que se desplazaban de forma frecuente para la comisión de los hechos delictivos; una llave virgen de clonado de BMW, una máquina de desactivación de seguridad y arranque del conjunto

Volkswagen; extractores de bombines; maquinaria y material usado para su actividad delincuencial; múltiples juegos de ruedas; elevado número de herramientas y décimos de lotería para el Sorteo de Navidad; 7 kilos de substancias estupefacientes y material compatible con lo preciso para la instalación de una plantación interior de mariguana y cuatro mil euros en metálico.

Además de esto, la Guarda Civil y la Policía señalaron que existe gran cantidad de efectos de diversa naturaleza intervenidos, sobre los que se están efectuando gestiones para revisar su procedencia, aunque un número notable ya han sido identificados por sus dueños y se trabaja para conseguir el esclarecimiento de otros.

Las diligencias instruidas, conjuntamente con los detenidos y objetos intervenidos, fueron puestas a la predisposición del Juzgado de Guarda, que dictaminó el ingreso en cárcel de R.E.D y B.R.B.

Modus operandi

Los componentes del conjunto delincuente se dedicaban a encontrar los automóviles de gran cilindrada en horarios diurnos, del mismo modo que los establecimientos a enojar. Más tarde y ya de noche, sustraían los automóviles accediendo tras forzar la cerradura y una vez en el interior conseguían clonar la llave del turismo utilizando una máquina concreta que grababa los códigos del vehículo en un chip anteriormente insertado en la carcasa de una llave virgen, la llave clonada dejaba aun la apertura y cierre centralizado del turismo.

Una vez sustraído el vehículo, los componentes circulaban a alta velocidad y se desplazaban hasta los establecimientos anteriormente escogidos, donde accedían tras fracturar la luna o bien puerta con una maza, del mismo modo han empleado el procedimiento del alunizaje. Tras cometer el hurto abandonaban el sitio rapidamente y no vacilaban en embestir a las dotaciones policiales que asistían.

Por último, en ciertas ocasiones estacionaban apropiadamente el vehículo sustraído para ser empleado en días siguientes y en otras ocasiones rociaban su interior con un extintor o bien lo quemaban en alguna zona rural, tras eliminar piezas que más tarde vendían o bien ponían en sus automóviles.

A inicios del mes de agosto, para deshacerse de uno de los automóviles robados, procedieron a prenderle fuego en un rincón del término municipal de Ciguñüela, provocando un incendio con daños medioambientales. Además de esto, conforme señalaron, a lo largo del desarrollo de la operación se han ido recibiendo datos de movimientos extraños aportados por ciudadanos, que más tarde han resultado “relevantes” para la investigación del mismo modo fue “trancendental” el apoyo de la Policía Local de Valladolid.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *