Tecnología

Destructoras de papel: la mejor manera de garantizar la protección de los datos de terceros cuando ya no son necesarios

Para el buen desarrollo de cualquier actividad profesional, las oficinas deben estar equipadas con la maquinaria necesaria y los materiales óptimos que permitan realizar las tareas de forma eficiente. Contar con una buena impresora y ordenadores en condiciones apropiadas son algunos de los recursos básicos que se encuentran en toda empresa. Sin embargo, un aparato olvidado por muchos pero que tienen una función de vital importancia es la destructora de papel. Este recurso es imprescindible en las oficinas para garantizar la protección de los datos de terceras personas, cuando ya no es necesario tener la documentación en físico.

La mejor forma de garantizar la protección de datos de terceros cuando la documentación ya no es necesaria

La Ley Orgánica de Protección de datos, LOPD, establece que es obligatorio destruir todo documento que contenga información personal de terceros, con el objetivo de garantizar la protección de la información de cada individuo, si estos no son necesarios en estado físico. La destrucción de esta documentación debe hacerse de manera apropiada. Realizar el procedimiento de forma manual deja abierta la posibilidad de que alguna información quede visible y se ponga en riesgo la seguridad de una persona si los datos llegan a las manos equivocadas. Para evitar este tipo de situaciones, se debe contar con las mejores destructoras de papel que garanticen que no quedará expuesta ningún tipo de información susceptible.

Toda empresa responsable debe cumplir con las normativas establecidas que garanticen la seguridad de empleados y clientes, así que para los que tienen una destructora de papel en el rincón de las cosas olvidadas, es momento de desempolvarla y comenzar a usarla. Para las oficinas que aún no cuenten con una, a continuación, hablaremos de los criterios que se deben tomar en cuenta para elegir un modelo que se adapte a las necesidades de cada sector.

¿Cómo elegir la destructora de papel apropiada?

En el mercado de las destructoras de papel se pueden encontrar distintos modelos que vienen configurados para procesar distintos materiales y volúmenes. Antes de realizar la compra de la primera destructora de papel que esté a disposición, es importante determinar las necesidades de la oficina, en las que se debe considerar el tipo de materiales que se debe destruir, la cantidad y la frecuencia con la que este aparato será utilizado.

Antes de realizar la compra, es recomendable revisar las opiniones y guías de expertos que conocen las prestaciones de cada diseño y, pueden determinar cuáles son las mejores destructoras de papel del mercado que se adapten a las necesidades de cada sector empresarial.

Aspectos importantes que se deben considerar al momento de la compra

Como todo aparato eléctrico, cada modelo cuenta con una programación, una potencia y unas capacidades máximas para realizar sus funciones de manera apropiada. Si eliges una destructora de papel doméstica para una oficina con un volumen alto de documentos para destruir, seguramente el aparato no durará nada y sus prestaciones no cubrirán ninguna de las expectativas. Para evitar esto, algunas de las características que se deben tomar en cuenta son las siguientes:

  • Niveles de seguridad en la destrucción de los documentos: Los niveles de seguridad están relacionados con el tipo de corte con el que cuenta el aparato. Es decir, las máquinas que están diseñadas para realizar un corte recto han sido pensadas para un uso doméstico, en la que pocas veces se necesita destruir documentos con información susceptible, esto se debe a que el corte recto es fácil de reconstruir. Para las oficinas, los modelos más recomendados son aquellos que cuentan con cortes cruzados o micro cortes.
  • Potencia y velocidad de destrucción: Esta característica está relacionada con la cantidad de hojas que se pueden colocar simultáneamente y la velocidad con la que el aparato puede destruir toda la información. Nuevamente, esto dependerá de las necesidades de la oficina en la que se desea instalar.

Ciclo de trabajo: de esto depende la cantidad de tiempo ininterrumpido con el que puede funcionar la máquina de manera eficiente.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *