Branded La Razon Lilly1
Salud

Día Europeo para la Prevención del Riego Cardiovascular

Pese a este escenario, la mayor parte de las personas con diabetes tipo dos asocian su nosología a otras dificultades popularmente más conocidas como ceguera, pie diabético o bien insuficiencia nefrítico, mientras que solo el trece con seis por ciento de los pacientes con diabetes tipo dos considera útil percibir información sobre los peligros cardiovascularestres.

Proseguir los consejos médicos es clave por el hecho de que un mal control prolongado de la enfermedad puede favorecer el desarrollo de dificultades cardiovasculares con serias consecuencias para la salud del pacientecuatro, puesto que en el momento en que una persona con diabetes tipo dos padece además de esto una enfermedad cardiovascular, su esperanza de vida se puede reducir hasta en doce añosseis con nueve.

Juan Francisco Perán, presidente de la Federación De España de Diabetes (FEDE), asevera que, “no hace falta más que ver los datos para tener claro que debe actuarse con contundencia a este respecto, puesto que las personas con diabetes tipo dos tienen un alto peligro de morbilidad y mortalidad cardiovascular. En verdad, la diabetes prácticamente duplica el peligro de sufrir esta clase de enfermedades, lo que se traduce en que un treinta y dos por ciento de las personas con diabetes sufre alguna nosología de esta clase, como se comprueba en múltiples estudios la Federación Internacional de la Diabetes”.

Un peligro agravado en frente de la COVID-diecinueve

Ya antes de la llegada de la COVID-diecinueve se advertían en España cuarenta y cuatro nuevos casos de diabetes tipo dos cada horasiete, una cantidad que iba en incremento pese a que hasta en el ochenta por ciento de las ocasiones puede prevenirse con hábitos vitales saludables1,dos.

La llegada de la pandemia a este país ha agravado la situación emplazando la diabetes tipo dos como un factor de peligro, en aquellos casos de personas con diabetes que contraen el virusdiez. Por otro lado, las enfermedades cardiovasculares ya eran la primera causa de muerte en España ya antes de la llegada de la COVID-diecinueveocho y ahora se sostienen seguidamente tras las muertes registradas por coronavirus. Este contexto actual pone de relieve la necesidad de sostener el seguimiento asistencial del paciente con diabetes tipo dos como prioridad para eludir posibles peligros asociados y prevenir posibles afectaciones cardiacas, nefríticos y metabólicas que se asocian.

.

Una paciente en la consulta de un médico.

Dado este escenario, la Red de Conjuntos de Estudio de la Diabetes en Atención Primaria de la Salud (redGDPS) y la Federación De España de Diabetes (FEDE), con el apoyo de la Coalición Boehringer Ingelheim y Lilly por la Diabetes, han desarrollado una guía de recomendaciones para las personas con diabetes, de manera que puedan preparar sus consultas telemáticas con sus médicos. Este material recoge un listado de preguntas y contestaciones a tomar en consideración, con ánimo de asistir a abordar de forma eficaz las consultas médicas a distancia que se dan actualmente. La guía espera ser un documento de ayuda a fin de que las personas con esta nosología hagan una consulta telefónica de calidad, eficiente y productiva.

Atención conveniente

Conforme Perán, “la COVID-diecinueve ha perjudicado a la capacidad de los pacientes con diabetes de acceder y percibir atención médica conveniente, siendo más notable en Atención Primaria. Muchos pacientes nos han trasmitido que han sufrido un deterioro esencial en el control de su nosología. Desde FEDE y sus federaciones y asociaciones miembro, impulsamos actividades on line como prioridad para reemplazar las acciones presenciales que, de momento, son restringidas”. Todo ello para asistir a las personas con diabetes tipo dos a tener un rol más activo en el manejo de su enfermedad y, para empoderarlos en esta administración.

Otro de los temas clave en el abordaje de la diabetes tipo dos y, que toma mayor relevancia en el contexto actual es el abordaje multidisciplinar de esta nosología crónica. Ello contempla, no solamente la necesidad de implicarse de las distintas especialidades médicas, sino más bien asimismo el rol de Enfermería y la necesidad de capacitación especializada en diabetes entre estos profesionales sanitarios. “Desde la FEDE se hace una enorme tarea para lograr el reconocimiento de la capacitación en diabetes de la enfermera educadora especialista, puesto que es la profesional clave para enseñar y formar apropiadamente a las personas con diabetes tipo dos. Para esto, estamos ya trabajando con el Ministerio de Sanidad en la creación de los Diplomas de Acreditación (DA) y los Diplomas de Acreditación Avanzada (DAA), vinculados al convocado perfil”, señala Perán.

La nutrición, la práctica de ejercicio y un buen control de la enfermedad con seguimiento periódico al profesional sanitario asignado asisten a sostener la diabetes bajo control y a eludir de este modo la aparición de inconvenientes del corazón.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *