El CGPJ decide el día de hoy si suspende a la juez de Lugo que estudia la “Operación Pokemon”
Nacional

El CGPJ decide el día de hoy si suspende a la juez de Lugo que estudia la “Operación Pokemon”

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial va a decidir el día de hoy si confirma la sanción de 7 meses y un día de suspensión a la juez de Lugo Pilar Lara, instructora entre otras muchas causas de la “Operación Pokemon”, en la que se estudia una supuesta trama de pagos de empresas a políticos para conseguir concesiones de servicios públicos y renovarlas durante los años. Si se desecha el recurso de la defensa, tal y como plantea la vocal comunicante de la resolución, ello acarrearía que perdería su actual destino y, tras cumplir la sanción, debería concursar para conseguir un nuevo destino. En cualquier caso, la resolución podría ser recurrida frente a la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo.

La Comisión Disciplinaria del CGPJ le impuso esa sanción por estimar que incurrió en una falta muy grave de desatención y retraso reiterado y también infundado en una gran parte de los procesos y macrocausas que instruía, las más relevantes relacionadas con corrupción. En su pacto, la citada Comisión venía a terminar que, tras la inspección efectuada en su juzgada, se verificó que tuvo una “dejación extendida de deberes judidiciales inherentes al desempeño de la función judicial como instructora, causantes en buena medida del retraso y falta de actividad instructora detectada en un número muy significativo de procedimientos”. Además de esto, agregaba a este respecto, en lo que atañe a aquellos aspectos materiales, temporales y funcionales, «la jueza expedientada desatendió el inevitable deber de inspeccionar el resultado de las distintas actuaciones que iba acordando, limitándose muchas veces a compilar documentación, sin supervisar personalmente el resultado de las mismas».

«Resulta apabullante el número de periodos, extensos y reiterados, de inacción que reflejan los informes del Servicio Inspector de este Consejo, tiempos que transcurren, sin actividad instructora alguna o bien mínima, ya antes de dictar un pronunciamiento terminante (cuando ha tenido sitio)», incidía a este respecto la Comisión Disciplinaria del CGPJ.

De noventa y uno macrocausas a veinticinco

Por su lado, la defensa de Pilar Lara, ejercida por el letrado y ex- vocal del CGPJ Agustín Azparre, rechaza de plano todos y cada uno de los razonamientos que llevaron a la sanción de la juez, al unísono que demanda la actuación «irregular» del Servicio de Inspección del Consejo e inclusive considera “incongruente” la actuación del Promotor de la Acción Disciplinaria con sus actos, «al haber archivado 2 quejas» contra su protegida «siguiendo diferentes criterios para valorar la conducta de la juez expedientada».

Para la defensa, resulta “evidente” que la finalidad de todo el expediente no era otra que separar a la juez de su destino actual; al unísono que demanda que se han incurrido en indefensión pues se rechazó la mayor parte de los testigos propuestos por la defensa.

Al lado de ello, Agustín Azparren presentó ayer en el Consejo un escrito, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, en el que notifica de la actual situación que aún dirige Pilar Lara, poniendo de manifiesto en exactamente el mismo que de las noventa y uno macrocausas (causas y sus piezas) que motivaron la apertura del expediente disciplinario, en nuestros días solo prosiguen en trámite veinticinco, de las que siete están en “avanzadísimo estado de tramitación”; otros 8 son procesos en los que se ha acordado la inhibición a otros juzgados, que están pendientes de que se confirme el juzgado competente; y los otros 8 se hallan en fase de instrucción,

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *