El Congreso prorroga hasta el treinta y uno de octubre la suspensión de los desahucios y del corte de suministros
Economía

El Congreso prorroga hasta el treinta y uno de octubre la suspensión de los desahucios y del corte de suministros

El decreto amplía el término de consumidor frágil a desempleados, perjudicados por ERTE o bien personas que cumplan ciertos requisitos de renta a fin de que se acojan al bono social eléctrico

El pleno del Congreso de los Miembros del Congreso de los Diputados ha aprobado esta tarde, a falta de la votación, el decreto que extiende hasta el treinta y uno de octubre las medidas del llamado “escudo social”, entre ellas la suspensión de los desahucios y de los cortes de suministro de agua, electricidad y gas natural a los colectivos más frágiles. El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, que se ha estrenado en la tribuna de oradores de la cámara defendiendo este decreto, ha asegurado que las medidas que contiene resguardan a más de 1.100.000 personas con contrariedades económicas agravadas con la pandemia. El decreto convalidado asimismo amplía hasta el treinta y uno de octubre las prórrogas automáticas de 6 meses de los contratos de alquiler de residencia y la posibilidad de pedir la moratoria o bien condonación parcial de la renta, cuando el arrendador sea una compañía o bien entidad pública de residencia o bien un enorme tenedor. Esto por su parte supone extender hasta el treinta de noviembre de dos mil veintiuno el plazo a lo largo del que los arrendadores y titulares de residencia perjudicados van a poder presentar la petición de compensación.

El decreto, que incluye asimismo medidas en materia de violencia sexista, amplía el término de consumidor frágil a los desempleados, perjudicados por ERTE o bien personas que cumplan ciertos requisitos de renta, a fin de que puedan acogerse al bono social eléctrico, del que se han favorecido 1.190.000 personas, conforme Bolaños. El ministro ha protegido que esta nueva prórroga del “escudo social” refleja la acción de un gobierno progresista en frente de la crisis, en contraste a lo que ocurrió en la de dos mil nueve, en la que “nadie pensó en los más vulnerables”, y ha hecho hincapié en que esta vez la restauración económica va a ser “justa” y “rápida”, en frente de la restauración “injusta” y “lenta” que administró el Gobierno del Partido Popular.

Todos y cada uno de los conjuntos parlamentarios -excepto Vox, que votará abstención- han apoyado la convalidación, si bien la han considerado un “parche” y han advertido al Gobierno de que la vulnerabilidad de esas familias no se terminará el treinta y uno de octubre.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *