Sociedad

El conocimiento es la clave del éxito

Cuanto más conocimiento tengamos, mejor preparados estaremos para tomar decisiones o dar respuestas acertadas. La desinformación tiene como resultado el fracaso.

Nunca paramos de aprender. Es un proceso que nos acompaña toda la vida. De ahí que sea tan importante escoger bien el tipo de información que añadiremos a nuestro conocimiento. En un principio son los padres quienes deciden qué tipo de educación tendrán los hijos. Es un momento clave en la vida de todos, pues moldea la clase de personas que seremos en un futuro.

Decisiones de los padres

Tener una buena educación y formación es el mejor regalo que se puede hacer a un hijo. Para ello, los padres tienen que ser buenos orientadores y responsables. Los profesores son una ayuda en la formación de los hijos, pero no sustituyen la labor de los progenitores.

Los padres ejercen mucha influencia sobre los hijos. El ejemplo y todo lo que digan afecta directamente en la toma de decisiones. Por ello, los padres deben animarles a tener buenos hábitos de lectura y a tener el deseo de conocer otros idiomas y culturas. Este tipo de acciones ayuda mucho al crecimiento intelectual y emocional.

Para aprender un idioma nuevo, la mejor solución es rodearse de quienes lo hablan y compartir su cultura. Viajar es la forma más emocionante de conseguirlo. Si los padres quieren que sus hijos hablen Inglés, el idioma que mueve el mundo, la opción más recomendada es comenzar el año escolar en Irlanda. Estudiar íntegramente en el idioma, con profesores y compañeros nativos, tiene como resultado el rápido progreso en el dominio del mismo. Y compartir la vida con buenas familias irlandesas contribuye al conocimiento de su cultura. Es una experiencia muy positiva.

Los libros, las revistas, los periódicos e internet están llenos de información muy práctica y útil. Para poder beneficiarnos de ella debemos tener una buena comprensión lectora. Los padres deben animar a sus hijos en este aspecto. Puede que de primeras no tengan mucho interés por las letras, pero se pueden lograr buenos resultados.

Una de las claves para generar afición por la lectura es saber escoger el tipo y género adecuado. Cuando los hijos comprenden lo que leen, disfrutan de la experiencia. Esta sensación los anima a querer leer más, y al final genera un hábito. Para conseguir esto, la poesía es un buen género. Hay muchos poemas bonitos y sencillos. Incluso dentro de la Poesía hay muchos tipos diferentes. Por ejemplo, en https://poemas.site/ encontramos muchas sugerencias al respecto. Los niños y los mayores pueden ampliar el conocimiento gracias a este tipo de lectura.

Decisiones personales

Pero a medida que vamos creciendo y dejamos de ser niños, tenemos que tomar nuestras propias decisiones en cuanto a qué queremos ser en nuestra vida. El tipo de educación es una de esas decisiones. Podemos optar por una educación básica, media o superior.

En la sociedad actual hay muchas injusticias y problemas. Muchos de los que optan por una educación superior lo hacen con el objetivo de mejorar el presente sistema. Por eso, algunos optan por estudiar carreras como la de Derecho. Ejercer la abogacía permite defender y luchar por los derechos de las personas. Pero para poder realizar un buen trabajo es necesario especializarse.

Hay muchos tipos de abogados. En un blog de abogados explican las diferentes opciones que hay, y por cuál optar dependiendo de nuestros intereses y habilidades.

Graduarse no es el final de una carrera. Aumentar en conocimientos siempre es la mejor opción. En especial si la función a desempeñar exige mucha responsabilidad. Puede que se nos asigne liderar un equipo, dirigir una empresa o funciones por el estilo. Para estos casos los posgrados son de gran ayuda. Por ejemplo el Master Coaching ofrece ampliar conocimientos de liderazgo, enseñanza, inteligencia emocional, y PNL. Este tipo de estudios completará la formación adquirida.
La vida es una escuela, nunca dejamos de aprender, pero debemos escoger qué queremos aprender. El conocimiento es la clave para tener éxito y formarnos como personas.

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *