El costo de la residencia cae en Barna y se frena en la villa de Madrid
Economía

El costo de la residencia cae en Barna y se frena en la villa de Madrid

El costo medio de la residencia en dos mil diecinueve se ha ubicado en torno a los mil trescientos setenta y tres euros por metro cuadrado, lo que supone un aumento del del tres con seis por ciento durante todo el año y un dos con seis por ciento en el cuarto trimestre, conforme el último informe elaborado por la compañía de tasación Tinsa. En este sentido, las 2 urbes más grandes de España, la villa de Madrid y Barna, han registrado tendencias diferentes. En Barna, los costos cayeron un 0,8por ciento en el cuarto trimestre, consolidando la tendencia que se comenzó entre julio y septiembre, cuando bajaron un 1 por ciento . En este sentido, la subida media de los pisos en Barna fue del uno con seis por ciento en dos mil diecinueve, un dato distanciado del siete,7 por ciento registrado en dos mil dieciocho.

Mientras que, en la capital de España, los costos de la residencia a lo largo del cuarto trimestre del año han aumentado un uno con ocho por ciento , lo que frena la subida anual al cinco,3 por ciento, en frente de dos mil dieciocho, cuando el costo de la residencia en la capital se acrecentó un dieciseis con cinco por ciento . La tendencia, en este sentido, muestra una subida más moderada que en dos mil dieciocho, cuando el aumento se situó en el cinco por ciento . De este modo, España encadena 13 trimestres sucesivos con el coste de la residencia en alza y con una revalorización del catorce con siete por ciento . Sin embargo, la residencia se sostiene un treinta y tres por ciento más asequible que el valor máximo alcanzado en dos mil siete, cuando los costos tocaron la cima de dos mil cincuenta y tres euros por metro cuadrado.

Subidas del diez por ciento

Las mayores levantas se las adjudican País Vasco, La Rioja y Navarra, esta última con un ascenso del seis con tres por ciento en dos mil diecinueve. Del otro lado de la tabla se ubican Cantabria, Galicia, Asturias, Extremadura y las 2 Castillas, con cifras inferiores al diez por ciento . Ciertas urbes como Palma, Málaga, Sevilla o bien Zaragoza acrecentaron sus costos en torno al siete por ciento en dos mil diecinueve. También, Málaga es la provincia en la que más se ha aumentado de media el costo de la residencia, con un siete,5 por ciento . En lo que se refiere a las capitales que han terminado el año con aumentos medios del diez por ciento o bien superiores son Huesca, Pamplona y Ourense. Sutilmente por debajo se ubican Palma de Mallorca, Valencia y Sevilla. Mientras que, las urbes más caras de España prosiguen siendo San Sebastián, donde el costo del metro cuadrado se halla en tres mil cuatrocientos setenta euros; Barna, en los tres mil trescientos cincuenta euros; y la villa de Madrid, en los tres mil veinte.

Al hilo de las diferencias geográficas en el coste de la residencia se halla el gasto que supone para los españoles abonar una hipoteca. En España, las familias destinan el veinte con siete por ciento de los ingresos libres a abonar el primer año de hipoteca, siendo la villa de Madrid, Barna y Baleares las capitales que más despuntan, con un gasto del veintiuno por ciento , veintiseis por ciento y veintinueve por ciento en todos y cada caso. Para finalizar, la rentabilidad del alquiler se ubica en torno al cuatro con cinco por ciento en las urbes de la capital española, Valencia, Zaragoza, Sevilla y Barna.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *