Sociedad

El desguace de coches: la mejor opción ante el último recurso

Tan sólo en la década del 2000, se desguazaron 26,8 millones de vehículos apenas en Europa, y a fecha del 18 de abril de 2011, alrededor del 75% de las agencias de desguaces se habían propagado en las principales capitales del mundo, hasta profesionalizaron la práctica de reciclar las partes de un automóvil.

En la búsqueda de opciones que permitan ahorrar tiempo e incomodidades a la hora de desincorporar el coche, surge una salida nada despreciable: las empresas de desguaces. Aquí se darán algunos consejos prácticos por si dar de baja el vehículo es la única alternativa posible.

Reutilización de partes y su gestión

En España, estas acciones cuentan, incluso, con legislaciones que respaldan a las agencias que se dedican a ellas y a sus clientes. Los estatutos afirman que las compañías deben contar con autorización medioambiental, y su misión irá directamente relacionada con el reciclaje relacionado con elementos del automóvil, extraer residuos de los vehículos y cumplir procesos administrativos de los decretos oficiales sobre los vehículos al final de su vida útil.

Así, este tipo de empresas de servicios para el automóvil, se han expandido por todas las ciudades de la península. Los desguaces en Valladolid, aparte de cumplir las normas, ofrecen la restauración y venta de piezas, tasación de coches, trámites del vehículo en la DGT de forma gratuita, e incluso buscador de piezas online.

Las piezas de recambio que están en disposición son bastante variadas. El almacén de Desguaces Valladolid cuenta con partes de motor o motores completos, sistemas de ventilación y eléctricos, frenos, desagües y mucho más. También hay kits disponibles para motocicletas, ciclomotores, furgonetas y vehículos todo terreno.

Entre las marcas que incluyen, se encuentran Ford, Chevrolet, Volkswagen, Land Rover, Mercedes Benz, Nissan, Honda, Suzuki, Kawasaki, y stock de las casas más importantes del mercado. También incluyen los accesorios para embellecimiento y tapicería.

Procedimiento efectivo para el tasado de un vehículo

La tasación es el último recurso para aquellos que han tenido un accidente, por deterioro grave o porque se quiere sacar el coche de la circulación. Sin embargo, es pertinente hacerlo con preocupación y con un equipo que garantice evaluaciones personalizadas y con buenas ofertas. Las empresas que ofrecen estos servicios como Desguaces Valladolid, disponen de personal conocedor de cada marca, e incluso, ofrecen asesoría desde plataformas como WhatsApp.

El único paso es rellenar un formulario sencillo donde se dará un diagnóstico sobre las partes caducadas del coche y las que aún resultan de utilidad. En base a esto, la agencia dará una oferta de compra o abrirá opciones de cambio y reparación.

Algunos requisitos a tener en cuenta, son que las tasaciones se hacen a vehículos con antigüedad no mayor a los 10 años y que debe ser el propietario del vehículo quien realice la solicitud o, en casos extremos, un apoderado.

Los derechos que tiene el cliente son el de reclamar los pagos directos en efectivo, y que la misma agencia se encargue del traslado del vehículo, con los costes totalmente cubiertos a cualquier sitio del país.

La baja de vehículos activa

La compañía también facilita la gestión de baja legal, tanto para vehículos sin la documentación apropiada, como para coches de menores de edad o pertenecientes a empresas privadas. También agiliza el acceso para personas discapacitadas y vehículos de personas fallecidas. Sólo se requieren algunos requisitos básicos como la fotocopia del DNI, la ficha técnica y el permiso de circulación.

Los trámites son telemáticos, una vez el coche llegue al desguace, se solicita la baja electrónica. A continuación, se otorgará el comprobante de baja del DGT y el respectivo certificado de destrucción. Todos los trámites son totalmente gratuitos.

La obligación adquirida es no dejar jamás abandonado el coche en las vías públicas. Representa un riesgo para la comunidad y el medioambiente, entorpece el embellecimiento y aparcamiento de la ciudad, y podría traer consecuencias legales con multas de hasta los 30.000 euros. Si el coche ha llegado al estatus de ‘residuo’, entonces no queda otra alternativa que el desguace.
Sólo hace falta tomar la decisión y optar por una agencia que desmantele el automóvil en las condiciones pertinentes. Se podrá ahorrar mucho en logística y, por si fuera poco, recibir compensaciones económicas por partes internas que aún son útiles. Un desguace es la mejor opción como último recurso.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *