Sociedad

El estruendos en los institutos, la eterna materia pendiente

El estruendos (y la polución) ha motivado que estudiantes y asociaciones de progenitores estén movilizándose contra el peligroso ambiente ambiental de los centros de educación. Las quejas conocidas como “Revuelta escolar” llegan ya a setenta institutos de 8 ciudades: Barna, Badalona, San Cugat, Sabadell, la capital de España, Bilbao, Gerona y Melilla. Se festejan cada viernes cada un par de semanas.

Las deficiencias estructurales de las salas españolas en materia acústica han llevado a AG Bell International (www.agbellinternaional.org entidad que trabaja para prosperar la calidad de vida de las personas con sordera y también hipoacusia) a realizar el documento Accesibilidad auditiva en los centros de educación en el que se plantean medidas para adecuar los espacios escolares y recomendaciones a fin de que la comunidad educativa tome conciencia del inconveniente.

Los estudios cifran en un sesenta por ciento el porcentaje de los centros que padecen polución acústica en las salas producida, entre otros muchos motivos, por la reverberación debida a los materiales de construcción y moblaje. La polución acústica afecta a los procesos de atención y aprendizaje en todos y cada uno de los pequeños, con un impacto mayor en aquellos cuya primera lengua no es la lengua vehicular, en los que presentan contrariedades de atención y muy en especial en los pequeños con discapacidad auditiva. Además de esto, el estruendos del habla fuerza a levantar la voz a los enseñantes, lo que puede producir nosologías de voz y agobio.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *