El gasto militar mundial medró un dos,6  por ciento  el año pasado a pesar de la pandemia
Soria

El gasto militar mundial medró un dos,6 por ciento el año pasado a pesar de la pandemia

El gasto militar mundial subió un dos,6 por ciento en dos mil veinte hasta uno con noventa y ocho billones de dólares americanos (uno con sesenta y cinco billones de euros), pese a la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, conforme un informe difundido este lunes por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

La caída del PIB (Producto Interior Bruto) mundial por la pandemia, que el FMI (Fondo Monetario Internacional) estimó en un cuatro con cuatro por ciento , provocó que el gasto militar supusiera un dos,4 por ciento del Producto Interior Bruto global, 2 décimas más que en dos mil diecinueve.

«Podemos decir con certidumbre que la pandemia no tuvo un impacto significativo en el gasto militar global en dos mil veinte. Está por ver si los países sostendrán ese nivel de gasto a lo largo del segundo año», apuntó en el informe Diego Lopes da Silva, analista del SIPRI.

El informe destaca sin embargo que países como Brasil o bien Rusia gastaron «sensiblemente menos» de lo presupuestado en un inicio y otros como Chile y Corea del S. recolocaron una parte de lo destinado a gasto militar en políticas de contestación a la pandemia.

Estados Unidos prosigue incrementando su gasto

U.S.A. afianzó todavía más su liderazgo mundial con un gasto de setecientos setenta y ocho mil millones de dólares americanos (seiscientos cuarenta y siete mil millones de euros), un cuatro con cuatro por ciento más, lo que le deja subir un punto porcentual su cuota de la inversión militar global hasta el treinta y nueve por ciento .

El incremento del gasto estadounidense, que supera al de los 9 siguientes países en conjunto, se debe a la «gran inversión» en investigación y desarrollo y proyectos en un largo plazo como la modernización del arsenal nuclear y adquiere de armas a gran escala.

«Esto refleja la creciente preocupación por la amenaza percibida de contendientes estratégicos como China y Rusia, como el impulso de la administración (del expresidente estadounidense Donald) Trump para fortalecer lo que consideraba unas fuerzas militares desgastadas», apunta el estudio.

China, con un gasto estimado de doscientos cincuenta y 2 mil millones de dólares estadounidenses (doscientos 9 mil millones de euros), sostiene la segunda plaza, con una subida anual del uno con nueve por ciento y un setenta y seis por ciento en la última década.

La inversión militar de China ha subido en los últimos veintiseis años, la serie más larga de aumentos ininterrumpidos registrada por un país en la base de datos del SIPRI.

«China sobresale como el único de los grandes inversores en no acrecentar la carga en comparación con Producto Interior Bruto a pesar de acrecentar su gasto militar, debido a que su economía medró el año pasado», explica el informe, que atribuye la subida a su programa de modernización y expansión y al deSeo de aproximase a otras potencias militares.

En tercer lugar se ubica India, con setenta y 2 y novecientos millones de dólares estadounidenses (sesenta y quinientos noventa y nueve millones de euros) y un incremento del dos,1 por ciento ; seguida por Rusia, con sesenta y uno y setecientos millones (cincuenta y uno y doscientos ochenta y nueve millones de euros) y un dos,5 por ciento más, y R. Unido, con cincuenta y 9 y doscientos millones (cuarenta y 9 y doscientos once millones de euros) y un dos,9 por ciento más.

El gasto conjunto de los 5 primeros supuso el sesenta y dos por ciento de la inversión militar mundial en dos mil veinte, destaca el informe, que ubica en los últimos 5 puestos del «top diez», por este orden, a Arabia Saudita, Alemania, Francia, el país nipón y Corea del S..

Más países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte alcanza el dos por ciento del Producto Interior Bruto en gasto militar

El SIPRI resalta que debido a la recesión económica, la carga de la partida militar en el gasto total aumentó en prácticamente todos los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, lo que dejó que 12 países alcanzaran el dos por ciento de su Producto Interior Bruto, siguiendo la recomendación de la Coalición.

Alemania aumentó su inversión militar un cinco con dos por ciento anual hasta los cincuenta y 2 y ochocientos millones de dólares estadounidenses (cuarenta y 3 y ochocientos noventa y uno millones de euros), y Francia, un dos,9 por ciento hasta cincuenta y 2 y setecientos millones (cuarenta y 3 y ochocientos ocho millones de euros).

España se sostiene en el número diecisiete, como quinto país europeo, con una inversión de diecisiete.400 millones (catorce y cuatrocientos sesenta y cuatro millones de euros), un 0,2 por ciento menos, que supone el uno con cuatro por ciento de su Producto Interior Bruto, un punto porcentual más que el año precedente, y el 0,9 por ciento del gasto total mundial.

Caída del dos,1 por ciento en sudamérica

El gasto en armamento en el continente americano ascendió a 853.000 millones de dólares estadounidenses (setecientos 9 mil sesenta y siete millones de euros), un tres con nueve por ciento más, con el noventa y cuatro por ciento concentrado en 3 países: USA, Canadá y Brasil.

En Sudamérica se registró sin embargo una caída del dos,1 por ciento hasta cuarenta y 3 y quinientos millones de dólares estadounidenses (treinta y seis y ciento sesenta millones de euros), impulsada por Brasil, líder en la zona y en el puesto número quince a nivel del mundo con diecinueve y setecientos millones (dieciseis y trescientos setenta y seis millones de euros), un tres con uno por ciento menos.

«El costo económico de la pandemia semeja haber tenido un impacto en la inversión de Brasil en 2020: su gasto militar final ascendió solo al ochenta y ocho por ciento de su presupuesto inicial», apunta el estudio.

Colombia, con nueve mil doscientos millones de dólares americanos (siete mil seiscientos cuarenta y ocho millones de euros) y un 0,3 por ciento menos, cayó un puesto hasta el número veintiseis mundial.

En Centroamérica y el Caribe el gasto se sostuvo al mismo nivel, con México como líder regional (número treinta y tres en el planeta) a la cabeza con seis mil cien millones de dólares estadounidenses (cinco mil setenta y uno millones de euros), un 0,7 por ciento menos, y con la lucha contra los carteles del narcotráfico como impulsor.

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *