El Gobierno padece en el Congreso para convalidar sus decretos estrella
Nacional

El Gobierno padece en el Congreso para convalidar sus decretos estrella

Nuevo Gobierno, misma debilidad parlamentaria. El último pleno del Congreso ya antes del reposo estival ha vuelto a poner de manifiesto la soledad del Ejecutivo y su misérrima aritmética parlamentaria. Una soledad de ida y vuelta. Por una parte, pues Moncloa no cuenta con el resto de conjuntos, cuyos votos precisa, para negociar las ideas que aprueba en Consejo de Ministros y, por otro, por el hecho de que los asociados empiezan ya a plantarse y a elevar de forma notable el tono contra la unilateralidad que despliega el Gobierno. Las votaciones han estado tan ajustadas, que en una de ellas se ha producido un empate que ha hecho contener el aliento a los socialistas. Entonces se ha logrado salvar la votación por un solo voto.

Las contrariedades del Ejecutivo para aprobar el día de hoy los 4 decretos que llevaba al Congreso para su convalidación prueban que tanto el ministro Félix Bolaños como su secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Rafael Simancas, deberán esmerarse por restañar el vínculo con sus asociados, cuyos apoyos requieren para subsistir políticamente hasta el final de la legislatura. La crítica unánime de todos es que el Partido Socialista Obrero Español marcha tal y como si tuviese mayoría absoluta, cuando la realidad es que con su acuerdo con Podemos, apenas llega a los ciento cincuenta y cinco miembros del Congreso de los Diputados.

La primera en abrir fuego ha sido la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que sometía a convalidación el real decreto que aprobó la bajada del Impuesto sobre el Valor Añadido de la factura de la luz. Un discute que ha coincidido con el pico récord del coste de exactamente la misma, con lo que la medida que el Gobierno aprobó para procurar mitigar el ascenso de los costos ha quedado completamente superada por los sucesos.

El Gobierno ha recibido críticas con lo que consideran un “parche”, que no tiene ya impacto en la subida del coste y que supone además de esto una minoración de los ingresos públicos. Ciertas fuerzas han pedido más ambición y han aprobado la medida “con la nariz tapada”, pidiendo una reforma del mercado eléctrico, en lo relativo a la fijación de costos, para parar de pagar “un bocadillo de calamares a coste de caviar”.

Tanto el decreto de la bajada del Impuesto sobre el Valor Añadido de la luz como el de la supresión de la obligatoriedad de portar la mascarilla al aire libre, cuando se pueda sostener la distancia de uno con cinco metros, que se convalidaban el día de hoy en el Congreso se aprobaron en un Consejo de Ministros excepcional cuarenta y ocho horas tras la concesión de los indultos a los líderes del procés, algo que tampoco ha pasada desapercibido para los partidos de la oposición.

La supresión de las mascarillas en exteriores que lleva desde ese momento en vigor y que el día de hoy se convalidará en el Congreso, lo va a hacer en un contexto en el que asociados como el PNV demandan que se dé marcha atrás y se vuelva a imponer de forma obligatoria en todos y cada uno de los casos, dado el incremento de los contagios que se está generando en el marco de la quinta ola.

Mas, sin duda, el decreto que ha generado mayor confrontación y que ha obligado a negociar a lo largo de la mañana, paralelamente al propio Pleno, y que se ha saldado con un pacto “in extremis” con ERC y Podemos para salvarlo, ha sido el referente a los interinos. La votación ha estado tan ajustada que primero se ha saldado con un empate, que ha obligado a reiterar la votación, y después se ha salvado por un solo voto. Las negociaciones asimismo han obligado a los socialistas a admitir las oposiciones no eliminatorias y exonerar de ellas al personal temporal con más de diez años de experiencia que no haya conseguido plaza en ese periodo.

El decreto para reducir la temporalidad en el campo público, conocido popularmente como “Icetazo”, pues lo fomentó el entonces ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, ha sido protegido por la presente titular de la cartera, María Jesús Montero, en ausencia del primero en el Pleno, lo que asimismo ha sido blanco de las críticas de los portavoces parlamentarios que han afeado que no estuviese presente.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *