Salud

«El láser suprime los cálculos biliares en una operación»

-¿Qué es un cálculo de vesícula?

Los cálculos vesiculares o bien colelitiasis son los términos médicos que usamos para referirnos a la presencia de piedras en la vesícula biliar. Se trata de una entidad muy usual, que en España afecta al doce por ciento de la población en la edad adulta. Más o menos un quince por ciento de estos pacientes asimismo presentará cálculos fuera de la vesícula, frecuentemente en el colédoco, denominándose coledocolitiasis.

-¿Por qué razón se generan las piedras en la vesícula?

La función de la vesícula biliar es el almacenamiento de la bilis producida por el hígado, que es liberada al intestino para contribuir a la digestión de los comestibles. Cuando se genera un incremento de la concentración de colesterol, la bilis se sobresatura y el colesterol precipita formando los cristales que forman los cálculos. Se han identificado una serie de factores predisponentes, como ser mujer, tener más de cuarenta años, la obesidad, la ingesta de comestibles ricos en grasas y los descensos bruscos de peso.

-¿Cuáles son los síntomas?

En la mayor parte de los pacientes los cálculos vesiculares son asintomáticos y forman un descubrimiento al efectuar una ecografía abdominal por otro motivo. Cuando aparecen síntomas, el más habitual es el dolor abdominal, que acostumbra a ubicarse en la parte superior derecha del abdomen y que, característicamente, aparece tras la ingesta de comestibles, especialmente si tienen alto contenido en grasas. Esporádicamente, el dolor puede acompañarse de náuseas y vómitos.

-¿Cuáles son los tratamientos más avanzados?

El tratamiento de elección de la colelitiasis sintomática es la colecistectomía laparoscópica, esto es, la extirpación de la vesícula biliar a través de la realización de 3 o bien 4 pequeñas incisiones en la pared abdominal. Hoy en día, contamos, además de esto, con 2 técnicas muy novedosas para abordar esta nosología. Por una parte, podemos hacer este procedimiento por un abordaje llamado «puerto único», que nos deja efectuar todo el procedimiento mediante una sola incisión en el ombligo que queda escondida por la propia cicatriz umbilical. Y la más reciente y también renovadora es la aplicación de la tecnología láser para la fragmentación y extracción de las litiasis biliares.

-¿Qué deja la tecnología láser en comparación con otras técnicas?

La técnica deja la supresión simultánea de los cálculos localizados tanto en la vesícula como en el conducto biliar, que comunica el hígado con el intestino, en una sola intervención, facilitando que los pacientes se favorezcan de todas y cada una los beneficios inherentes a un abordaje laparoscópico. Esta técnica requiere, al lado del material laparoscópico frecuente, la utilización de cámaras de visión de tamaño inferior a 2 milímetros y también instrumental quirúrgico cuyo calibre se reduce a micras que, adecuadamente introducidos y manipulados a través del conducto que comunica la vesícula y la vía biliar, llamado conducto cístico, dejan explorar el interior del hígado, conducto biliar y también intestino.

¿En cuánto tiempo el paciente está recuperado?

Siendo un procedimiento ligerísimamente invasivo, se efectúa de forma ambulatoria; esto es, se realiza en un régimen de cirugía sin ingreso, siendo el paciente dado de alta exactamente el mismo día que se efectúa el procedimiento.

-¿Cuáles son las primordiales ventajas de ello?

La implementación de la tecnología láser en estos procedimientos deja la fragmentación de los cálculos hasta reducirlos a un tamaño mínimo, facilitando de este modo su extracción a través del conducto cístico o bien su supresión a través del intestino, eludiendo la apertura de la vía biliar primordial como venía requiriéndose hasta el instante al efectuar el tratamiento quirúrgico usual. De forma rutinaria, en la actualidad los pacientes que son diagnosticados de cálculos en la vía biliar son tratados a través de la combinación de por lo menos 2 procedimientos, siendo preciso en un primer instante una endoscopia para suprimir los cálculos en la vía biliar, para más tarde someterles a una intervención quirúrgica para la extirpación de la vesícula biliar. El desarrollo de este nuevo procedimiento deja la resolución completa de toda la nosología en un tiempo, haciendo la extirpación de la vesícula y la limpieza de la vía biliar en una intervención, y siempre y en toda circunstancia a través de un abordaje laparoscópico. De esta manera, dismuyen los procedimientos a los que se debe someter el paciente, ofertando una solución veloz y completa de la nosología y reduciendo el número de ingresos. De esta forma se logra progresar la calidad de vida de nuestros pacientes y facilitamos una temprana reincorporación a su actividad rutinaria.

-¿Es capaz para todos y cada uno de los pacientes?

Este procedimiento puede aplicarse a cualquier paciente que, por sus peculiaridades clínicas, pueda ser sometido a una anestesia general, que es el género de analgesia requerida para cualquier procedimiento laparoscópico.

-¿A qué edad acostumbran a salir los cálculos de vesícula?

No es posible fijar una edad de comienzo en la capacitación de cálculos biliares. No obstante, se ha comprobado que la prevalencia se eleva con la edad en los dos sexos, de tal modo que a los sesenta y cinco años en torno a treinta por ciento de las mujeres y el veinte por ciento de los varones presentan colelitiasis. Este porcentaje se eleva al sesenta por ciento a los ochenta años, tanto en hombres como en mujeres.

-¿Qué se puede hacer para prevenir las piedras en la vesícula?

Teniendo presente los factores predisponentes ya mentados, las estrategias de prevención han de estar dirigidas al mantenimiento de un peso saludable, incluyendo una nutrición que no abuse de las grasas de origen animal, el consumo de frutas y verduras, como una adecuada hidratación.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *