El nuevo modelo, otro quebradero de cabeza para Boeing
Economía

El nuevo modelo, otro quebradero de cabeza para Boeing

Desde el momento en que el pasado diez de marzo las autoridades mundiales de aviación civil prohibieran el vuelo de los aparatos de su modelo setecientos treinta y siete MAX hasta nueva orden por 2 accidentes en los que murieron trescientos cuarenta y seis personas, Boeing no ha parado de encadenar malas noticias. Las últimas, esta semana. En el arranque del periodo, la Administración Federal de Aviación Civil (FAA) notificó de que ciertas piezas del setecientos treinta y siete MAX y del nuevo modelo setecientos treinta y siete NG podrían estar fabricadas de forma inapropiada y sin proseguir los estándares regulativos de resistencia y durabilidad, lo que podría causar daños al aparato en pleno vuelo.

A mediados de semana, Reuters notificó de que Boeing tiene asimismo inconvenientes con su nuevo modelo, el 777X. El aparato, que conforme la compañía va a ser el jet bimotor más grande del planeta, tiene contrariedades con las pruebas del nuevo motor GE9X desarrollado por General Electric. Un nuevo obstáculo que se aúna a los que registró con el ensamblaje de los propulsores y con las alas.

Este cúmulo de contrariedades pone en duda que la compañía pueda cumplir con el calendario de entregas que tenía en un inicio previsto. La entrega del primer aparato a la compañía aérea Emirates estaba programada para junio de dos mil veinte. Mas ahora, las fuentes citadas por la compañía la ponen en duda. Estiman que lo más probable es que las primeras entregas se efectúen a fines del año próximo o bien a inicios de dos mil veinte.

El 777X -va a ser bautizado de forma terminante una vez entre en servicio- va a ser, conforme Boeing, aparte del aeroplano bimotor más grande del planeta, el más eficaz, con un consumo de comburente un doce por ciento inferior al de sus contendientes y unos costos operativos un diez por ciento inferiores a los de los aeroplanos de otros fabricantes. Su motor, conforme la compañía, va a ser el de bajo consumo más avanzado nunca construido. Va a ser por lo menos un cinco por ciento más eficaz que cualquier otro de su clase.

Los inconvenientes en el desarrollo de nuevos modelos son frecuentes en la industria aeronáutica por la dificultad que tiene el desarrollo de un aeroplano. Airbus, por servirnos de un ejemplo, ha amontonado un sobrecoste de siete mil millones de euros en el desarrollo de su aeroplano de transporte militar A400M.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *