Nacional

El Senado recoge la presentación del libro “Repensar España. Reflexiones desde la Sociedad Civil 2020″

La Cámara del Senado ha sido testigo de salvedad de la presentación del libro “Repensar España. Reflexiones desde la Sociedad Civil 2020”, acto ha sido encabezo por la Excma. Sra Doña Pilar Llop, presidente del Senado de España, con las intervenciones de Don Emilio Lamo de Espinosa, presidente del Real Instituto Elcano, Doña Victoria Camps Cervera, Filósofa y Letrada del Consejo de Estado, y Don Aldo Olcese Santonja, presidente del Comité Organizador del Congreso y presidente de Asociación Nacional Sociedad Civil Ahora. El volumen reúne los debates y también intervenciones del Primer Congreso Nacional de la Sociedad Civil que se festejó el mes pasado de febrero en la capital de España. “Es positivo que existan movimientos transversales de la sociedad civil que mediante un discute crítico, edificante y democrático, procuren el interés general por medio del análisis de los retos a los que se encara España en este siglo XXI”, aseveró Doña Pilar Llop en la presentación del acto.

El primer comunicante en tomar la palabra fue Don Aldo Olcese que aseguró que este proyecto “nació hace prácticamente un par de años donde comenzamos a crear una Sociedad Civil al que le pusimos el apellido de Ahora por el hecho de que nos daba la sensación de que era un instante oportuno para reivindicar una nueva sociedad civil más independiente y más unida en torno a unos objetivos comunes como son la defensa del interés general desde una visión de los particulares basada en la concordia y la colaboración”. “La política está muy injuriada recientemente y todos tenemos el compromiso ética de recobrar el privilegio de lo que significa ser político”, agregó Olcese. “La sociedad civil debe ejercitar los cambios de conducta sin que haya leyes que nos fuercen a ello”, sugirió el presidente de la Asociación.

El libro recoge todas y cada una de las aportaciones que ciento treinta comunicantes efectuaron en el Primer Congreso Nacional de la Sociedad Civil y viene acompañado con una serie de códigos QR con los que se puede acceder a los vídeos de las intervenciones. Uno de los objetivos de este libro es recoger la contribución desde sociedad civil a los políticos españoles “para procurar asistirles en la una parte de trabajo que a ellos les toca que es mudar las leyes”, aseveró Olcese. El libro cuenta con numerosas sugerencias y también ideas a fin de que los políticos lo tengan como material de consulta y alentar “valores esenciales de los que se habla por los codos mas que se practican poco: la concordia, la cooperación o bien la humildad”.

En su intervención, Emilio Lamo resaltó que “la democracia es algo activo que se hace cada día y nunca debemos darla por descontada”. “A veces tengo la sensación de que nos estamos refugiando anteriormente por una profunda falta de confianza en el futuro”, agregó Lamo quien asimismo remarcó que “mala cosa es hacer política mirando por el espéculo retrovisor”. El objetico de la sociedad civil ha de ser edificar un espacio común “de prosperidad y de bienestar entre todos y no de unos contra todos”, apuntó el presidente del Real Instituto Elcano. “La democracia anda en torno a un diálogo entre las instituciones y la sociedad”, que las instituciones representen y articulen la soberanía nacional.

El presidente del Real Instituto Elcano sostuvo que el deterioro de la confianza en la política empezó ya antes de la Gran Recesión y requiere soluciones políticas y no solo económicas. “No tenemos nada resuelto y no estamos en camino de resolverlo. Tenemos un claro déficit de pactos para administrar la solución a los grandes inconvenientes que nos afectan como país. La sociedad culpa a los políticos y para una parte de ella estos no les representan”. Emilio Lamo de Espinosa destacó que “la ciudadanía no es la que irrita la política, sino más bien exactamente la misma política. Los políticos deberían charlar menos y oír más”.

Sostuvo que la sociedad civil sí está organizada, “se reúne, habla, discute, mas falta voluntad para llevarla a la práctica”. “Hay que regir a sabiendas de que en algún instante se volverá a la oposición. La sociedad civil a lo largo de la pandemia se ha dado la mano y no la espalda, algo que debe aprender nuestra clase dirigente”.

Victoria Camps repitió en que “no somos capaces de corregir marcos mentales que nos apartan y nos impiden hallar algo en común. Lo conveniente ahora es buscar lo que nos une, las cosas que tenemos en común. Falta un espíritu federal para ir de lo plural a lo uno”. Recordó que la pandemia es más que una crisis sanitaria, asimismo una económica y social, que el liberalismo no puede solucionar. “Fue -adujo- un reconocimiento del papel central del individuo y una aseveración de libertad muy preciso. Mas esa ideología se ha depravado y se ha transformado en un neoliberalismo que se preocupa sobre todo de asegurar la libertad de las personas y deja de lado la protección social y la lucha por una mayor equidad”. Efectivamente, precisó, muchas libertades individuales están en riesgo, mas “en la temporada postpandemia hay que dar prioridad a los derechos sociales y fortalecer el estado de bienestar. Repensar España es repensar el bienestar de todos. La pandemia nos ha probado que somos muy frágiles. De ahí que es fundamental la cooperación entre Estado y sociedad civil”. En este contexto, mantuvo que “hay que repartir la responsabilidad, no todo es competencia del estado, asimismo la sociedad civil debe asistir y poner de su parte”. Por último, puso encima de la mesa un déficit, la falta del vínculo fraternal. “No hay amistad social, amistad civil, con lo que hay que impulsar su restablecimiento”, concluyó.

Pilar Llop estima que hay que dar la bienvenida a movimientos sociales como este atentos a los retos y que “abordan los debates desde una visión crítica, seria, edificante y estricta, y que demandan acuerdo para lograr los grandes pactos que precisa España”. “Debemos sumar, multiplicar voluntades, robustecernos en todo lo que nos une, remontar y afianzar una sociedad civil impulsada por ciudadanos libres y también iguales que ejercitan su responsabilidad, su compromiso y su derecho a la participación en temas públicos como la restricción y el control del poder en un Estado de Derecho”. Hizo hincapié en que el trabajo de los políticos “es conservar y resguardar la libertad de las personas a fin de que tengan exactamente el mismo acceso a los recursos vivan donde vivan sin que se vean obligados a abandonar a sus proyectos vitales para emigrar. En suma, asegurar la igualdad de ocasiones que ha de ser más que una obligación, una obsesión para nosotros”.

La Constitución “es la mejor base para repensar España sin que esto signifique que sea inamovible”, conforme Pilar Llop. En un instante como este, agregó, “debe predominar la necesidad de unión, diálogo, reflexión común, contraposición y pactos territoriales y políticos que esta Cámara debe ‘encarnar’. Los parlamentos deben ser instrumentos estabilizadores de las democracias, un instrumento de paz y un instrumento de diálogo”. Ofreció la corporación a la concordia y animó a la sociedad civil que se implique para afianzar “el Senado como una cámara de los ciudadanos y para los ciudadanos”. Por tal razón, resaltó que “hemos abierto en esta casa un espacio de diálogo para rebajar el nivel de confrontación política y de esta manera sostener un discute sereno de altura con el objetivo de lograr acuerdos y desplegar un diálogo edificante y preciso para salir lo antes posible de esta crisis y con el menor daño posible”. Asimismo charló de otro de los desafíos que tiene la sociedad de España y el planeta por norma general, la reducción de “la brecha de género, que se ha visto acrecentada a causa del confinamiento”. En este contexto, cree urgente “modificar los criterios de promoción profesional a fin de que los cuidados en el campo familiar sean considerados un mérito. Ese mayor desarrollo de la inteligencia sensible y que le hace tener más empatía para ponerse en el sitio del otro es un valor que debe tenerse en cuenta”, puntualizó.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *