Tecnología

El sueño de volar de Madrid a Nueva York en menos de tres horas

Los vuelos supersónicos comerciales aún siguen siendo una ficción, a pesar de experiencias pasadas como fue la del Concorde, y este tipo de aviones se restringe exclusivamente al ámbito militar. A pesar de ello, distintas empresas trabajan en un proyecto revolucionario que supondría una conexión total entre todas las partes del mundo ya que enlazaría distintos destinos en mucho menos tiempo del que se emplea en la actualidad. Es decir, un avión comercial vuela alrededor de 800 km/h mientras que el Concorde viajaba a una velocidad de 2.100 km/h y era capaz de unir la ciudad de París con Nueva York en 3 horas, un trayecto que actualmente supone alrededor de 8 horas.

El ya mencionado Concorde fue un avión comercial capaz de superar la barrera del sonido, siendo esta la única experiencia hasta la fecha. El principal problema de este avión fue la falta de rentabilidad económica debido al alto coste de operación y mantenimiento que producía un encarecimiento del billete, un negocio que no producía beneficios para las aerolíneas. Junto a este problema, se sumaba el elevado consumo de combustible, las emisiones de gas y el ruido del avión.

A pesar de estos inconvenientes, compañías como British Airways o Air France tuvieron varios modelos de este tipo de avión, que surcó los cielos desde 1969 hasta 2003. El único accidente de esta aeronave se produjo en el aeropuerto Charles de Gaullede París en julio de 2000, un incidente que también influyó en su retirada 3 años más tarde.

La posible utilización de aviones supersónicos en vuelos comerciales es un debate que las compañías aeronáuticas están retomando en la actualidad. Tres compañías norteamericanas están elaborando una serie de proyectos para fabricar aviones que rebasen la barrera del sonido, dirigido a vuelos comerciales y que supere la problemática que en el pasado le llevo a desaparecer. Estas empresas son Boom Technology, Aerion Corporation y Lockheed Martin, que se encuentran desarrollando tres prototipos de avión diferentes.

Esta empresa estadounidense está enfocando su proyecto en construir un avión de pasajeros supersónico que sea igual de seguro que los actuales aviones de pasajeros existentes. Su prototipo actual llevará 55 plazas y podrá volar a 2.200 km/h. De todos los proyectos existentes, este es el mejor colocado para su posterior aplicación en la realidad, hasta tal punto que Japan Airlanes ha invertido 10 millones de euros como apoyo económico a la elaboración de este avión.

El propósito de esta compañía está dirigida a producir jets privados supersónicos dirigidos a empresarios para que puedan realizar grandes viajes empleando menos tiempo. El diseño tendrá una capacidad de nueve pasajeros y podrán volar en torno a los 1.300 km/h.

La empresa de aeronaves está realizando este ejemplar junto a la Nasa centrado en conseguir reducir el sonido producido por el avión. Cabe destacar que los aviones supersónicos no pueden superar la barrera del sonido sobre áreas continentales debido al gran estruendo que generan. Por ello, este proyecto busca una reducción de esa explosión sónica que se produce al superar dicha barrera que permite volar a estos aviones a gran velocidad sobre tierra.

Estas empresas prevén que estos aviones empiecen a volar en un rango de los tres próximos años y que poco a poco se vayan incorporando a más vuelos comerciales. Su posterior aplicación y evolución es una incógnita pero quién sabe si en un futuro reciente se podrá volar desde Madrid a Estados Unidos en tres horas.

La Razon

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *