El Supremo admite el recurso de Asden contra el PEMA -
Soria

El Supremo acepta el recurso de Asden contra el PEMA – Soria

La inseguridad de un proceso vuelve a planear sobre el Parque Empresarial del Medio Entorno (PEMA), proyecto heredero de la CMA. El Tribunal Supremo emitió un auto con data del diecisiete de enero del año vigente en el que acepta el recurso de casación presentado por la asociación ecologista Asden contra la sentencia del Tribunal Supremo de Castilla y León que acreditaba el desarrollo de la iniciativa industrial impulsada por la Junta.

El recurso de casación interpuesto por Asden se generó una vez que el TSJCyL desestimara el recurso de los ecologistas contra el decreto de la Junta que aprobada el proyecto regional Parque Empresarial del Medio Entorno del término municipal de Garray. En el auto de admisión dictado por la jueza Inés Huerta Garicano invoca el artículo ochenta y ocho con uno y novecientos cuatro de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa para explicar que procede aceptar el recurso pues «la cuestión plantada presenta interés casacional para la capacitación de jurisprudencia consiste en determinar si el PEMA «puede realizar una nueva clasificación de un suelo anteriormente clasificado como no urbanizable singularmente protegido con la meta de legitimar las actuaciones desarrolladas al amparo de un instrumento legislativo declarado inconstitucional –la ley de la CMA– y nulo y cuyos actos autorizados fueron del mismo modo cancelados, de tal modo que la transformación fáctica de semejantes terrenos había sido declarada ilegal».

En este sentido, la juez apunta que las reglas jurídicas que han interpretarse en este procedimiento son los artículos dos y cuatro del R. D. 1/2001 de veinte de julio por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas y el artículo diez del R. D. 2/2008 por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Suelo «sin perjuicio que la sentencia deba extenderse a otras si de esta forma lo demandara el discute por último trabado en el recurso». Tras el auto de admisión el enjuiciamiento corresponderá a la sección quinta de la sala tercera del Supremo.

«Interés público»

Asden presentó un recurso de casación contra la sentencia del TSJ que desechó el recurso de los ecologistas contra el decreto de la Junta por el que se aprobaba el PEMA. El TSJ estimaba que la iniciativa era «conforme a derecho» tanto por lo que respecta al proyecto como al propio decreto. En la resolución judicial se exponía que el PEMA se concibió «como una ocasión para reelaborar el precedente proyecto». El juez que dictó la sentencia se apoyaba en un criterio jurisprudencial que asevera que «la declaración de inconstitucionalidad solo va a ser eficiente con relación a nuevos supuestos o bien con los procedimientos administrativos y procesos en que todavía no haya recaído resolución firme». También, asimismo cita que «un fallo que declara la inconstitucionalidad de una regla no está dotado de carácter retroactivo».

Aplicando la doctrina constitucional expuesta en la sentencia, el juez estima que «el desarrollo y la administración urbanística efectuada en el campo de la CMA en aplicación de instrumentos urbanísticos aprobados en el desarrollo de la ley, entonces declarada inconstitucional, instrumentos que no fueron objeto de anulación» con lo que «el suelo en un inicio comprendido en la CMA y ahora entendió en el PEMA ha pasado a ser un suelo urbano». Profundizando más en la cuestión advierte que los terrenos «se han integrado de forma legal y eficaz en internet de dotaciones y servicios de Garray». De este modo, el TSJ advierte que «no se puede aseverar que se han integrado de forma ilegal» y asevera que «tales servicios se ejecutaron al amparo de un proyectos de actuación aprobados en desarrollo de una ley que en ese instante estaba vigente». «Se van a poder compartir o bien no los razonamientos, mas es obvio que la aprobación responde a razones de interés público y a unos fines lícitos donde de los cuáles se entiende la finalidad de revitalizar la provincia de Soria y sobre todo, su capital», explicaba la sentencia.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *