«En Bombay hay oxígeno, si bien los fármacos escasean cada 2 o bien 3 días»
Salud

«En Bombay hay oxígeno, si bien los fármacos escasean cada 2 o bien 3 días»

Tras días de intenso trabajo, en los que médicos y enfermeras estaban completamente desbordados, Mabel Morales, organizadora médica en la ciudad de Bombay de Médicos Sin Fronteras (MSF), se muestra parcialmente optimista. «Acabo de llegar del centro de salud BKC y desde hace dos días han bajado un tanto los nuevos casos. Comienza a haber alguna cama libre cuando menos en la ciudad de Bombay. En otras urbes, como Nueva Delhi, la situación prosigue siendo crítica», cuenta a este suplemento. «Hubo escasez de oxígeno y de fármacos. Mas ahora acá tenemos oxígeno suficiente. Los fármacos aunque escasean cada 2 o bien 3 días, mas lo están agilizando», afirma con un optimismo moderado. Un bien que prosigue escaseando en una gran parte del país a pesar de ser India productor de este valioso bien.

«Lo más duro para mí ha sido ver de qué manera se iban llenando las salas de UCI y se debían convertir las unidades de observación y triaje en UCIS. Ha sido muy frustrante ver esto. Ciertos pacientes han perdido la vida pues todo estaba colapsado», recuerda Morales, que reconoce que «no aguardábamos este brote tan agudo. Ha sido mucho peor que el primero, me imagino que por el hecho de que la población tenía la falsa sensación de que todo estaba bajo control y había ganas de regresar a la vida normal».

«Pero ahora en el centro de salud en el que estamos, el BKC, las veintiocho camas de cada sala tienen oxígeno y hay 2 o bien 3 desocupadas en todos y cada una de ellas». Un situación muy, muy diferente a la vivida tan solo unos días atrás y que hizo que MSF desplegase médicos, enfermeras, técnicos en anestesia y sicólogos para respaldar a este centro de salud, asimismo llamado Centro de salud Jumbo, por tratarse de una instalación de dos mil camas, dividida en 2 alas de mil camas, donde se trata a pacientes con Covid-diecinueve moderados a graves.

«No sé cuánto tiempo puede perdurar esta situación. Va a depender de las medidas restrictivas de las autoridades», explica Morales, que recuerda que en la India, con tanta población, no es exactamente una labor simple asegurar que se cumplan las medidas precautorias básicas como el distanciamiento. A ello hay que sumar que «muchos no utilizan mascarilla».

Mabel Morales, organizadora de proyectos COVID-diecinueve en la ciudad de Bombay de Médicos Sin FronterasMSFMSF

«No hemos parado a lo largo de semanas. Ha sido todo intensísimo. Mas las limitaciones implantadas en la ciudad de Bombay desde el principio del brote tienen resultados, cuando menos por ahora», asegura Morales. Los restaurants y los centros comerciales están cerrados, solo están abiertos los servicios esenciales como las farmacias, los supermercados y los mercados, que abren hasta las once de la mañana, explica. Asimismo hay toques de queda, «creo que son entre las veinte horas y las 7:00 de la mañana». No son los únicos. En múltiples estados como Delhi, Punjab, Madhya Pradesh y Karnataka han entrado en vigor estas medidas en un intento por frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Ahora bien, queda aguardar para poder ver cuánto duran las limitaciones pues «aquí entre el treinta y el cuarenta por ciento de la población vive con lo que saca día a día». Por eso asimismo sea precisa cierta «flexibilidad» en un futuro próximo y no descarte Morales que «pueda haber otra ola, especialmente cuando hay urbes que prosiguen en alerta».

Para Gautam Harigovind, gestor de actividades médicas del proyecto para contestar a la Covid-diecinueve que administra MSF en la ciudad de Bombay, esta ligera mejora podría no ser exactamente el comienzo del fin del brote: «Es la tercera semana de nuestro proyecto de urgencia. La primera semana tuvimos entre doscientos y doscientos cincuenta nuevos pacientes ingresados día tras día y, si bien la situación en la ciudad de Bombay prosigue siendo muy grave, estos últimos días hemos visto una progresión positiva en los resultados de nuestros pacientes, mejores de lo que esperábamos». «Por el momento, la situación –de colapso– ha disminuido, mas se siente como una calma que antecede a la tormenta. Teme que Bombay pueda padecer un bloqueo total. Verdaderamente trabajamos mucho para poner las cosas en su lugar antes que ocurra algo peor», agrega Harigovind.

Y es que en la India, a pesar de haber vacunado con cuando menos una dosis a ciento sesenta millones de personas, el nueve con cuarenta por ciento de la población, la verdad es que solamente el dos con diecinueve por ciento de los ciudadanos cuenta con la pauta completa. Urge vacunar, tanto que la mayor parte de estados está vacunando «desde este mes a mayores de dieciocho años», agrega Morales.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *