Salud

Entrevista con el virólogo de España que busca la vacuna del coronavirus

Adolfo García-Sastre (Burgos, mil novecientos sesenta y cuatro) es uno de los virólogos más señalados del planeta. Es uno de tantos españoles refulgentes de los que jamás charlamos en los medios y a los que el planeta entero se vuelve en instantes trágicos. Ya, García-Sastre se halla buscando una vacuna para encarar la pandemia que nos ha encerrado a todos en casa. Lo hace desde N. York, su urbe desde hace prácticamente treinta años, donde dirige el Instituto Global de Salud y Patógenos Emergentes en la Escuela de Medicina de Icahn, en el Centro de salud Mount Sinai.

-¿De qué forma ha transformado su trabajo y su vida esta pandemia?

-Hemos redirigido una parte del trabajo del laboratorio para trabajar con este virus nuevo. Estamos desarrollando modelos de animales para probar fármacos y vacunas, descubrir sus factores de virulencia, hallar indicadores en sangre de pacientes inficionados que nos afirmen si resulta más probable que la persona inficionada tenga una enfermedad severa. Procuramos terapias y vacunas. Una parte de los días los dedico asimismo a charlar con los medios para poder trasmitir información de lo que verdaderamente sabemos y de lo que todavía no sabemos, puesto que existen muchas fuentes de desinformación y cotilleos no justificados.

-¿Se aguardaba el alcance de esta pandemia? ¿Había alguna pista que hiciese adelantarlo?

-Este es un escenario que no habíamos visto jamás ya antes con ningún coronavirus. Mas tenemos el precedente del SARS, que se pudo parar, puesto que no se transmitía tan sencillamente en personas sin síntomas severos como sí ocurre con este. Y se descubrió que virus muy similares al SARS se hallaban en murceguillos. Esto es, que sabíamos que un episodio afín se podía reiterar.

-¿Ha sido China el país que mejor se ha comportado? ¿Por qué razón no hemos seguido su ejemplo?

-Es realmente difícil de saber aún. Ahora hay menos casos en China que los que había, mas no se ha erradicado plenamente y puede rebrotar. Hay que proseguir preparado.

-¿Cuál piensa que va a ser el escenario inmediato que le espera a EE UU? ¿De qué manera va a encarar el país la pandemia sin un sistema de salud público?

-Nos aguardamos lo mismo que ha ocurrido en Italia o bien que ocurre en España y Francia. Tarde que temprano, el virus se extenderá globalmente. Acá en la ciudad de Nueva York se están tomando medidas como el cierre de institutos y después le va a tocar el turno a los pequeños comercios. Todo apunta a que las autoridades van a cubrir los costos de tratamiento y diagnóstico de la enfermedad y ya se habla de ayudas financieras a fin de que no eche a absolutamente nadie de su casa por no abonar el alquiler o bien la hipoteca.

-Todo apunta a que Manhattan quedará desierto. ¿Se lo imagina?

-Resulta un tanto surrealista, sí, mas ya lo hemos visto en otros instantes como el once-S o bien grandes nevadas.

-¿Qué avances ha habido respecto a la consecución de una vacuna?

-Hay vacunas que se comienzan a ensayar en humanos. Mas las pruebas para revisar que marchan son largas, llevan prácticamente un año.

-¿Piensa que China la conseguirá primero?

-Ciertos países podrían comenzar a vacunar sin pasar test tan estrictos como los que se requieren en USA o bien en Europa. Mas si eso es de este modo, se corre asimismo el peligro de utilizar una vacuna inapropiada.

-Como virólogo experimentado, ¿hay algo que le haya sorprendido de este coronavirus?

-Una máxima que existe sobre los virus es que hay que aguardar lo inopinado.

-Con las medidas que hemos tomado en España, ¿cuál es su estimación de tiempo a fin de que la curva se aplane?

-Hay que dejar pasar prácticamente un par de semanas, puesto que hay que tener en consideración que la adopción de medidas de contención no impide infecciones contraídas de antemano, que todavía no han dado sitio a enfermedad. Van a dar la cara en una semana.

-¿Qué podemos aguardar de la llegada del calor?

-Que la transmisión sea menos simple, mas proseguirá habiéndola.

-¿Ignoramos todavía si se marcha a comportar como un virus estacional?

-Ya hay tantas persona susceptibles de estar enfermas que es bastante difícil saberlo. Que un virus sea estacional no desea decir que solo haya infecciones en invierno, sino hay más que en verano.

-¿La neumonía que causa el Covid-diecinueve tiene alguna particularidad?

-Quizás sea un tanto más larga que otras ocasionadas por otros virus.

-¿Qué deberíamos haber hecho diferente para eludir la pandemia?

-Debíamos haber seguido trabajando en conseguir terapias y vacunas contra virus del SARS. Y no permitir que entren en mercados de animales vivos murceguillos inficionados con virus de ese tipo.

-¿Tiene alguna recomendación para los ciudadanos? ¿Mascarillas? ¿Guantes? ¿Aislamiento total?

-Si estás en un conjunto de peligro, eludir lo máximo los contactos con otras personas. Si no lo estás, mas te relacionas por tu trabajo con bastantes personas (médicos, enfermeros, personal de centro de salud, trabajadores en supermercados), debes utilizar todas y cada una de las cautelas que puedas. Para el resto, eludir dentro de lo posible contactos con otras personas, sobre todo con conjuntos de peligro, lavarse habitualmente las manos, desinficionar superficies donde alguien haya podido dejar virus, aislarse si se tienen síntomas leves. No es tan esencial eludir ser inficionado como eludir inficionar a otras personas. Para finalizar, sería aconsejable que las personas que hayan superado la infección se ofrezcan voluntarias para asistir a enfermos o bien conjuntos de peligro. Su peligro de infección y el peligro de que contagien a otras personas sería mucho menor.

-¿Tiene alguna base científica la alarma del ministro francés de Sanidad contra el ibuprofeno?

-No sé quién ha sido el irresponsable que ha difundido esa información sin datos. Prueban una enorme irresponsabilidad por el hecho de que probablemente no sea cierto.

-¿Qué otros líderes no han estado a la altura?

-Me ha semejado una insensatez lo que ha dicho el primer ministro británico, Boris Johnson, de que no va a tomar medidas a fin de que todo el planeta se infecte, que es lo que sucederá de todas y cada una formas. No se percata de que lo esencial no es que no se contagien, sino no lo hagan todos al unísono.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *