Economía

Escrivá niega el retraso de la edad de jubilación y que la ampliación del periodo de cálculo de la pensión vaya a recortarlas

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha comparecido esta tarde en la comisión del ramo en el Congreso de los Miembros del Congreso de los Diputados, donde ha adelantado ciertas reformas que tiene avanzadas, como el nuevo complemento de maternidad-paternidad, que va a poder ser cobrado por cualquiera de los progenitores desde el primer hijo o bien adopción, mas solo se va a dar a aquellos que tengan una reducción de sus ingresos en los años siguientes a ese primer nacimiento o bien adopción. “Aunque sabemos que el noventa y ocho por ciento son mujeres”, ha dicho Escrivá.

No obstante, lo más substancial de su intervención ha llegado como contestación a las preguntas de los conjuntos parlamentario Popular y Vox sobre los rifirrafes en el Gobierno por la presunta ampliación del periodo de cálculo de las pensiones a treinta y cinco años. “Me da la sensación de que he fracasado en mi explicación. La ampliación a treinta y cinco años no es el tema”, ha explicado. Conforme Escrivá, estudiar carreras de cotización más extensas en aquellos casos donde haya carreras largas, mas intermitentes, por periodos de desempleo, “no implica recortes sino más bien todo lo contrario”. El ministro ha negado asimismo que se proponga retrasar la edad de jubilación, sino más bien aproximar la edad real a la legal.

En este sentido, sobre la adaptación de las bases de cotización, ha indicado que se está en una etapa embrionaria y que va a entrar después en la discusión con los agentes sociales y en la tramitación parlamentaria. “La realidad del mercado de trabajo ha alterado mucho desde la pasada crisis. Había trayectorias más lineales ahora nos hallamos con personas de cuarenta y cinco años que recorren al paro. Estas realidades no estaban cuando ser efectuaron las precedentes reformas. Para más de un millón de personas sus mejores años de cotización no han sido sus últimos años sino más bien los primeros”. Escrivá ha puesto un caso específico, el de un trabajador “que cotizaba en base máxima hasta dos mil once y desde ahí cotiza en mínima seguramente hasta su jubilación. Con esa discontinuidad y esa entrada en el paro su pensión el día de hoy sería de mil quinientos setenta euros, mil euros menos que lo que habría cobrado de no entrar en el paro. Y da lo mismo que haya cotizado muchos años”. “Hacer el sistema más justo es muy complicado, debemos examinar en estas circunstancias, la longitud de los periodos de cálculo”.

Sobre el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones, Escrivá ha asegurado que está bastante avanzado con los agentes sociales. “Es uno de los puntos centrales para trasladar certeza que va a quedar consagrado en la ley general de Seguridad Social con un mecanismo predecible. Va a ser un mecanismo sencillísimo, muy transparente y simple de comprender”. “Vamos a trabajar a fin de que ese mecanismo tenga presente los años de caída de costos y como no vamos a contemplar que las pensiones bajen trabajamos en un mecanismo compensatorio a largo plazo”, ha explicado.

Finalmente, con respecto al Factor de Sostenibilidad –un factor todavía actual, si bien su potencial aplicación está retrasada a dos mil veintitres-, el ministro ha explicado que aún no se ha abordado con los agentes sociales. “Estamos en una etapa muy temprana y es un factor que requiere acuerdo. Lo que sí está clara es su derogación en su modelo actual, pues carga toda la corrección sobre los pensionistas actuales que no tienen capacidad de corrección. consideramos que el auténtico reto es el baby bum, de ahí que lo llamamos mecanismo equitativo entre generaciones”, ha concluido.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *