especialistas en el mantenimiento del elevador
Tecnología

especialistas en el mantenimiento del elevador

Esa es una de sus especialidades: conseguir que el elevador no se transforme en algo conflictivo para sus usuarios, sino más bien en algo prácticamente invisible. Ya sea en un sitio privado o público, en Elevadores Domingo se trabaja a fin de que los usuarios viajen sosegados y seguros sin pararse a meditar en las condiciones en las que está el elevador.

Seguridad y confiabilidad es exactamente lo que se logra si se lleva una conveniente conservación de los elevadores, tanto en el momento de prevenir incidencias como en el caso de resolverlas llegado el instante.

Continuar un conveniente mantenimiento precautorio del elevador es la mejor forma de no padecer sustos como quedarse sin servicio de forma repentina, fuertes ruidos, que la cabina no se abra a la altura conveniente, vibraciones o quedarse atrapado.

No obstante, a veces, estos incidentes no se pueden eludir y es en ese momento cuando la compañía de mantenimiento debe de estar a la altura para solucionar la avería lo más veloz posible, en especial si hay alguien encerrado o personas con inconvenientes de movilidad que dependen del elevador.

FOTO: Elevadores Domingo La Razón

En esos casos no sirve una operadora que deja en espera, ni plazos eternos para restituir el servicio. Por eso Elevadores Domingo sostiene un compromiso con sus clientes del servicio y pone a su predisposición un teléfono de asistencia gratis activo las veinticuatro horas de los trescientos sesenta y cinco días del año, con alarma inmediata al técnico más próximo para solucionar atrapamientos y averías.

Todo esto es posible merced a sus cien años de trayectoria, ciento cincuenta empleados, once delegaciones a lo largo y ancho de España, a que sus técnicos son especialistas cualificados y a que dispone de repuestos de todas y cada una de las marcas, de forma que puede substituir piezas en un breve periodo de tiempo.

Por el hecho de que de eso trata asimismo conseguir que el elevador no sea un quebradero de cabeza para sus usuarios: de no mudar piezas que se pueden arreglar, que es más veloz y económico. Tiempo y presupuesto son dos variables que Elevadores Domingo cuida singularmente, motivo por el que tienen programas de mantenimiento que puedan amoldarse a diferentes géneros de usuarios.

No es exactamente lo mismo un elevador de una residencia unifamiliar, que el de un edificio de quince plantas o el de un centro comercial. A más uso, más desgaste y, por consiguiente, más mantenimiento es preciso, de ahí que Elevadores Domingo disponga de 3 planes que se amolden a las circunstancias y al bolsillo de cada usuario.

El Plan Precautorio es el básico, el que da asistencia gratis para la solución de averías los trescientos sesenta y cinco días del año y la revisión periódica de conformidad con la normativa en vigor. Es ese servicio que todo el planeta debe tener por su seguridad, para asegurar la durabilidad de las máquinas y ahorrarse multas.

Seguidamente, el Plan Confort incluye exactamente las mismas posibilidades que el Precautorio como son la resolución de averías todo el año y las revisiones y, además de esto, la reparación gratis de las piezas de mayor desgaste, eludiendo ruidos, vibraciones y otros fenómenos que dismuyen la comodidad y calma de las personas.

Y para colectividades cuyo elevador está sometido a una actividad intensísima, el Plan Premium es ideal pues añade la reparación o substitución de todas y cada una de las piezas sostienes a mayor agobio a las posibilidades del resto de planes de mantenimiento.

Lo que sí comparten las 3 modalidades es la calidad de las piezas y materiales empleados, como la cualificación de sus técnicos, que son exactamente los mismos, lo único que cambia de un plan a otro es la cobertura que incluye cada uno de ellos de ellos.

Aparte de revisiones periódicas, solventar averías, practicar rescates y arreglar y reemplazar piezas, el mantenimiento de elevadores asimismo engloba las renovaciones y modernizaciones como mudar la botonera, puertas o suelo, agregar iluminación con ledes o actualizar el motor. Estas actuaciones, además de renovar el aspecto de las partes perceptibles del elevador, mejoran su funcionamiento y lo hacen más eficaz por el hecho de que consume menos energía.

En suma, para prevenir sorpresas, cuidar la confiabilidad de un elevador y asegurar la seguridad de las personas, el mantenimiento es esencial.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *