Tecnología

Google te va a preguntar si le quieres a él o bien a otro

Google va a preguntar a los usuarios de Android en Europa qué navegador y aplicaciones de busca prefieren utilizar, en la línea de otras medidas puestas en marcha para acatar las reglas comunitarias de competencia tras la multa impuesta por la Comisión Europea en dos mil dieciocho, notifica Efe.

«Ahora asimismo vamos a hacer más para asegurar que los dueños de teléfonos Android conocen la extensa opción de navegadores y buscadores web libres para descargar en sus teléfonos», señaló vicepresidente y consultor legal general de Google, Kent Walker, en el weblog corporativo de la compañía.

Concretamente, anunció que en los próximos meses, por medio de su tienda para móviles Google Play Store, «empezaremos a consultar a los usuarios de dispositivos Android existentes y nuevos en Europa qué navegador y aplicaciones de busca les agradaría utilizar».

Conforme Walker, los últimos cambios «demuestran nuestro compromiso continuado de operar abiertamente y basada en principios».

En el mes de julio de dos mil dieciocho la Comisión Europea (CE) impuso una multa de cuatro mil trescientos cuarenta y tres millones de euros a Google por usar su sistema operativo Android para fortalecer la situación de dominio de su buscador, la mayor sanción por infringir las reglas de Competencia nunca impuesta por Bruselas.

Walker aseveró que, desde ese momento, Google ha alterado su modelo de licencias para las aplicaciones contenidas en los teléfonos Android, creando licencias separadas para Google Play, su navegador Google Chrome y el buscador.

De esa manera, aseguró que la compañía sostiene la libertad de los fabricantes de teléfonos para instalar cualquier aplicación opción alternativa al lado de otras de Google.

Recordó en todo caso que en los teléfonos Android siempre y en todo momento se ha podido instalar cualquier motor de busca o bien navegador, «indistintamente del que viniese preinstalado».

Aparte de la multa por Android, la Comisión impuso otra a Google en el primer mes del verano de dos mil diecisiete, de dos mil cuatrocientos veinticuatro millones de euros, por abuso de dominio con su servicio Google Shopping.

Queda pendiente la resolución del caso abierto por Bruselas a su servicio de intermediación de publicidad AdSense, con el que piensa que Google limita la capacidad de sitios de terceros para enseñar anuncios de busca de sus contendientes. EFE

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *