Salud

Hábitos y técnicas preventivas de salud

Salud, hábitos y calidad de vida siempre van de la mano. La prevención sostenida en el tiempo es más efectiva que tener que curar algún malestar de salud cuando ya ha pasado a condición crónica. Las enfermedades crónicas generalmente no se producen de un día para otro, sino que afectan a los pacientes de forma gradual.

Algunas personas solo se ocupan de su salud justo en el momento en que se enferman. Afortunadamente, en la actualidad existen múltiples disciplinas curativas que nos permiten mantener la armonía general de nuestro cuerpo, manteniéndolo en un estado óptimo de salud, en el que las enfermedades se evitan o se tratan sus síntomas antes de que llegue el irremediable estado de la muerte.

Acupuntura y reflexología

Hace más de 2.000 años en la antigua China, los pacientes solo le pagaban los honorarios a su médico si conservaban su salud. Si llegaban a ser víctimas de enfermedades, era signo de la incapacidad del médico para prevenirlas, así que dejaban de pagarle.

Las terapias orientales como la acupuntura y la reflexología son de tipo preventivo. Se fundamentan en mantener un estilo de vida basado en los ritmos y sabiduría de la naturaleza para preservar la salud y mejorar nuestra calidad de vida.

La acupuntura consiste en aplicar agujas en determinados puntos del cuerpo para estimular las terminaciones nerviosas y canales energéticos. Es una técnica que sirve para tratar dolencias respiratorias, oftalmológicas, dolor de cabeza o migraña, problemas gastrointestinales, insomnio y hasta depresión.

Otra técnica milenaria para conservar un estado óptimo de salud es la reflexología. La reflexología tiene fundamento en la teoría de que ciertas zonas de las manos, de los pies, de las orejas y del rostro, tienen correspondencia directa con ciertos órganos y partes de nuestro cuerpo.

La reflexologia Barcelona consiste en aplicar digitopresión (generalmente con las yemas de los dedos) en el área de los pies, las manos, las orejas y el rostro, con la intención de aliviar el estrés y otros tipos de dolores y malestares.

Fisioterapia y Osteopatía

Desde tiempos antiguos, la fisioterapia ha sido empleada para tratar incapacidades y disfunciones físicas. Hipócrates realizaba masajes como una terapia para apoyar en la recuperación y mantenimiento de las capacidades funcionales y motoras del cuerpo.

En la actualidad, la fisioterapia es una disciplina del conocimiento que se ha nutrido de la experiencia, la tradición y la ciencia. El campo de influencia de la fisioterapia Alicante y las técnicas empleadas por el fisioterapeuta incluyen el uso de elementos físicos naturales o artificiales como el calor, la luz, el frío, los masajes y los rayos X, entre otros, para mejorar el potencial de movimiento y calidad de vida de cada paciente.

El fisioterapeuta es un profesional de la salud con la capacidad cualificada de realizar la revisión médica y tratamiento de un paciente con algún tipo de lesión muscular o articular, dolencias generadas por incapacidad y/o largos periodos de inactividad, entre otras.

Entre las enfermedades específicas que puede tratar un fisioterapeuta Alicante están el Parkinson, lesiones traumáticas de la rodilla, accidentes cerebro-vasculares, hemiplejía, artritis, etc. Entre los métodos de intervención empleados por el fisioterapeuta para el tratamiento de las dolencias en sus pacientes están la ecografía, ondas de choque radiales, la electrólisis percutánea músculo-esquelética (EPM), y técnicas manuales como el método de fascias Stecco y la terapia Mckenzie.

Superar adicciones

Para mantener una vida sana es necesario contar con hábitos saludables y alejarnos de conductas o personas adictivas que puedan poner en peligro nuestra integridad.

Son numerosas las sustancias, cosas y conductas a las que una persona puede volverse adicta, disminuyendo radicalmente su calidad de vida y salud. La aceptación del problema, los hábitos o personas que involucran las adicciones y el estilo de vida son los primeros puntos necesarios a atacar una vez que se diagnostica una persona como adicta a algo.

En la sociedad actual, uno de los hábitos más nocivos en gran cantidad de personas es el tabaco. Afortunadamente existen diversas alternativas para combatir el hábito de fumar, algunas de ellas son el utilizar medicamentos como píldoras, parches de nicotina y los cigarrillos electrónicos.

Ciertas investigaciones han señalado que el cigarrillo electrónico ayuda a disminuir en gran medida el consumo del tabaco. Muchas personas aseveran que son más efectivos inclusive que los famosos parches de nicotina.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *