Nacional

Iglesias traslada al Congreso su ofensiva contra la Monarquía

<<Al Rey de España no lo ha elegido nadie. La extrema derecha últimamente sabe mucho de protocolos. Menos patriotismo de protocolo y más patriotismo de las cosas de comer. Ese patriotismo se llama república». El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se refirió ayer con estas palabras a Felipe VI y a las polémicas en torno a los abucheos que Pedro Sánchez recibió en el desfile del 12 de octubre y al error que el presidente del Gobierno cometió en el posterior besamanos en el Palacio Real. Aunque con la excusa que le brindaron los actos por la Fiesta Nacional, el dardo de Iglesias contra el Rey no fue ni mucho menos casual. Se enmarca dentro de la ofensiva que Podemos viene desarrollando en las últimas semanas contra la Monarquía. Una estrategia que ahora la formación morada llevará también al Congreso de los Diputados. El objetivo no es otro que el de explotar, en términos electorales, la posición republicana de Podemos frente al papel más institucional que en este terreno desempeña el Gobierno y el PSOE y, con ello, marcar distancias respecto a su socio.

Como primera etapa de esta ofensiva, el grupo parlamentario de Unidos Podemos ha registrado una proposición no de ley en la que pide al Gobierno que «el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) recupere en sus encuestas preguntas específicas sobre la monarquía española». La iniciativa deberá debatirse en la Comisión Constitucional del Congreso y en Pleno y servirá, de manera indirecta, para obligar al resto de grupos a volver a retratarse en un debate sobre la Monarquía. En el grupo parlamentario que preside Iglesias consideran una anomalía que el CIS lleve tres años sin preguntar a los españoles en sus encuestas su opinión sobre el Rey y en torno a la figura de la Corona. El CIS de abril de 2015 fue el último en el que los encuestados fueron preguntados por la confianza que le merecía la Jefatura del Estado. La nota, en aquel sondeo, fue de 4,34 sobre 10. Desde entonces, el Gobierno se ha limitado a atribuir a «cuestiones técnicas» la no inclusión de la Monarquía en su cuestionario. Ponen el acento en el partido morado en el hecho de que el CIS siga preguntando por la confianza que les generan instituciones como los bancos, el Parlamento, las ONG y los medios de comunicación, y, sin embargo, haya dejado fuera de sus preguntas a la Monarquía, pero también a la Iglesia, el Tribunal Constitucional, las Fuerzas Armadas o la Policía. Precisamente la semana pasada, el Gobierno contestó por escrito a dos diputados de Izquierda Unida sobre esta misma cuestión. En su respuesta, sin embargo, no aclara si volverá a preguntar sobre la Monarquía en los próximos meses.

Al margen de si finalmente el Gobierno de Sánchez acceda o no a esta última exigencia de Podemos, lo que parece claro es que el partido de Iglesias no parece dispuesto a desaprovechar ninguna ocasión para explotar su postura en el debate entre monarquía o república. En el acuerdo presupuestario suscrito el pasado jueves entre el Ejecutivo y Podemos, ambas partes se comprometieron a «modificar los artículos del Código Penal que hacen alusión a los delitos de ofensa a los sentimientos religiosos e injurias a la Corona». A ello se suma la proposición que aprobó la semana pasada el Parlament de Cataluña, con el apoyo de Los Comunes –la marca de Podemos en esta región–, para reprobar a Felipe VI y solicitar la abolición de la Monarquía.

Como parte de esta estrategia, Podemos aprovechó su ya habitual plantón a los actos de la Fiesta Nacional –sólo acudieron dos diputados de esta formación al desfile– para viralizar a través de las redes sociales mensajes contra la figura de Felipe VI. «La patria no es un rey desfilando en un Rolls-Royce con un séquito a caballo», aseguró el 12-O su número dos, Pablo Echenique.

La Razon

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *