Salud

Illa aterriza en el Ministerio de las aves de paso

En los últimos veinticuatro años España ha tenido catorce ministros de Sanidad, a razón de uno cada poco más de veinte meses

El Ministerio de Sanidad debería dejar de llamarse de este modo para pasar a llamarse Ministerio de Aves de Paso. La gracieta no es gratis ni forma un tosco intento de injuriar a su flamante ocupante, el pensador y colíder del Partido Socialista Catalán (PSC) Salvador Illa, del que charlan realmente bien, a propósito, los que le conocen. Se trata, solo, del reflejo de la realidad que intranquiliza a un ámbito harto de ver que su interlocutor oficial siempre y en toda circunstancia es reemplazado por otro toda vez que comienza a entender sus inconvenientes y necesidades. Los datos son demoledores: en los últimos veinticuatro años España ha tenido catorce ministros de Sanidad, si se contabiliza al ya nombrado Illa y a Fátima Báñez, quien se responsabilizó interinamente de la cartera a lo largo de menos de 3 meses. La cantidad equivale a decir que desde mil novecientos noventa y seis ha habido un ministro de Sanidad cada poco más de veinte meses. Al llegar al veintiuno, el dimitido o bien cesado daba paso a otro, y de este modo consecutivamente. La fiebre del ministro sanitario fugaz ha perjudicado por igual al Partido Popular y al Partido Socialista, y ha contribuido enormemente a la carencia de una agenda de reformas a medio y a largo plazo que contribuyan a reforzar un modelo golpeado por la insuficiencia presupuestaria. Por el hecho de que, ¿cuál es el modelo sanitario del Partido Socialista? ¿El que presente Illa cuando consiga aprenderse los busilis del ámbito? ¿El que dibujaba Carcedo? ¿El que defendía Trinidad Jiménez en la precedente etapa de Zapatero? ¿El que aplicó Susana Díez hundiendo la Sanidad andaluza?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *