Sociedad

Informe de Cruz Roja sobre pobreza enérgetica

Cruz Roja ha presentado esta mañana el Folleto número diecisiete sobre la Vulnerabilidad social de la mano de su organizador general, Antoni Brunel. El informe ha determinado, entre otras muchas conclusiones, que más del cincuenta por ciento del mil setecientos mil personas atendidas por Cruz Roja en dos mil dieciocho debe seleccionar entre comer apropiadamente o bien calentar su hogar.

Para realizar dicho estudio, se han tomado un total de ochocientos cuarenta y nueve muestras de personas atendidas por este organismo, la mitad de las que viven en áreas urbanas y la otra mitad en el hábitat rural, y el setenta por ciento son de nacionalidad de España, al tiempo que un treinta por ciento tienen nacionalidad extranjera. Los resultados asimismo han determinado que el ochenta y tres con tres por ciento de los encuestados está bajo riesgo de pobreza y exclusión social, más del sesenta y cinco por ciento son mujeres, en medio de los hogares viven pequeños y hay una esencial presencia de familias monoparentales. En este porcentaje asimismo están muy presentes personas mayores y con discapacidad.

Además de esto, más del cincuenta y seis por ciento de los encuestados que padecen pobreza energética, determinan que este inconveniente tiene consecuencias para su vida social y asimismo para su salud, apuntan padecer enfermedades respiratorias, reumatismo o bien artrosis a raíz de “pasar frío” en sus hogares. Otras de las consecuencias son el absentismo laboral, el impacto en la busca de empleo, absentismo escolar y menor desempeño académico.

Otra de las ramas de la investigación ha sido examinar si los usuarios de Cruz Roja conocen o bien no los recursos que ofrece el Estado para asistir a abonar estos gastos. Los resultados han sido que solo el diecinueve por ciento conoce y usa el bono social y que ciertos demandantes abandonan el proceso de tramitación por la complejidad en el momento de cumplimentar todos y cada uno de los documentos precisos. Además de esto, solamente el tres con cinco por ciento emplea la tarifa reducida llamada PVPC y el noventa con cuatro por ciento asegura ignorar sus ventajas. En esta materia, Brunel ha insistido en que “estos descubrimientos nos muestran que tenemos mucho camino por hacer en cuestión de aconsejar a quienes asisten a pedir nuestra ayuda”.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *