La carencia de fondos estropea la Sanidad pública
Salud

La carencia de fondos estropea la Sanidad pública

Sergio Alonso: “El sistema público incorpora tarde la nueva tecnología y amontona pacientes en lista de espera”

La Sanidad pública se ha sumergido en una espiral de deterioro que podría transformarse en irreversible si absolutamente nadie le pone antídoto. Las señales de este empobrecimiento sanitario frente al que pocos braman, salvo de producirse en un territorio del Partido Popular, son numerosas. Hace unos años, el sistema público era el primero que incorporaba la tecnología puntera. El día de hoy, hay que asistir a la privada para contar con de los aparatos más punteros de diagnóstico. En materia farmacéutica, la llegada de los nuevos fármacos se dilata al límite en los centros de salud públicos por las trabas que imponen las consejerías o bien los propios gerentes, a los que no les llega el presupuesto regentar la innovación. El otro signo de este deterioro son las listas de espera para el acceso a los especialistas o bien a una intervención quirúrgica. A fines de junio, había en España la friolera de seiscientos setenta y mil cuatrocientos noventa y cuatro pacientes esperando una operación. Un quince con ocho por ciento , lo hacía más de 6 meses. La demora media y el número de enfermos en esta situación están relacionados directamente con el presupuesto destinado a Sanidad. A menor presupuesto, mayores son las listas de espera. Asociaciones pseudoizquierdistas como la Fadsp atribuyen dicho deterioro a “los años de recortes” del Partido Popular. Suprimen que es ahora, con un gobierno del Partido Socialista, si bien sea en funciones, al menos dinero se destina a este pilar del Estado del Bienestar: un cinco con nueve por ciento del Producto Interior Bruto, frente al seis por ciento que dedicó Rajoy en la mitad de la mayor crisis desde la Guerra Civil.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *