Tecnología

La geopolítica se cuela en el Mobile

Huawei tuvo un dos mil dieciocho bastante difícil de olvidar. La compañía china recogía los frutos de su lento mas incesante desarrollo y desbancaba a Apple como segundo fabricante mundial de móviles. Solo Samsung espera en el horizonte. Además de esto, así como Ericsson y Nokia se reparte las patentes del sustancioso pastel de la tecnología 5G. En el mes de diciembre, sin embargo, Huawei fue vetado por las operadoras norteamericanas y su directiva financiera fue detenida en Canadá, mientras que el veto en otros países, como el país nipón, Australia o bien N. Zelanda, flota en el aire. Por eso la conferencia del presidente de Huawei, Guo Ping, fuera singularmente aguardada en el Mobile World Congress (MWC). Y no defraudaría. Ping negó las acusaciones de espionaje y demandó pruebas a E.U.. «Algo hemos de estar haciendo bien a fin de que nos hagan tanto caso», recalcó.

La verdad es que tanto EE UU como la firma china han querido llevar a Barna el próximo ataque de su particular batalla. El embajador para la ciberseguridad y las comunicaciones internacionales del Departamento de Estado, Robert Strayer, asimismo presente en el congreso, demandó a los países europeos y al campo privado que eviten trabajar en el despliegue del 5G con las redes de Huawei, compañía a la que acusó de ser «engañosa» y «deshonesta». Strayer aseveró que China demanda a estas empresas que apoyen y asistan al «enorme aparato de seguridad» de la ciudad de Pekín «sin ningún género de control y equilibrio democrático» en el acceso o bien empleo de datos que toquen la red o bien el equipo.

El mercado 5G, en todo caso, es muy goloso. Valga como un ejemplo el contrato que cerró Nokia, exactamente, en EE UU, de unos tres mil quinientos millones el verano pasado. La compañía finesas confía en llevarse 3 euros de cada móvil que se venda con su tecnología 5G.

En este contexto, el secretario de Estado de Avance Digital, Francisco Polo, por su parte, abogó por dar una contestación consensuada a nivel europeo frente a las dudas generadas por el papel de Huawei. Polo apoyó la propuesta que efectuó la GSMA, la organización que reúne a la industria tecnológica móvil, que aboga por establecer un sistema de certificación de los equipos del 5G de carácter general para todo el continente europeo acordada entre gobiernos y operadores de telecos.

Guo Ping, mientras, sonreía con su flamante Huawei Mate X, el móvil plegable que ha sorprendido a propios y extraños, bajo el brazo. Tiró de ironía para referirse al presidente de EE UU, Donald Trump, y cuestionó de forma velada la seguridad del manejo de los datos que hace este país, citando al viejo empleado de la CIA y de la NSA Edward Snowden. Recordó asimismo que ese país aprobó el año pasado la Cloud Act, una regla que diluye las fronteras de internet al establecer unas bases sin precedentes que dejan a EE UU y a otros países llegar a pactos para acceder a información relacionada con usuarios y guardada por compañías tecnológicas alén de su territorio.

El congreso, por su lado, prosigue su ritmo y el Camp Nou se ha transformado en el primer estadio de Europa con cobertura 5G permanente en las gradas y en el terreno de juego. De esta forma, la citada tecnología dejará producir contenidos inmersivos que dejan gozar de un partido desde casa tal y como si estuvieses en el campo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *