Salud

La Inteligencia Artificial impulsa el diagnóstico de precisión en Radiología

La pandemia ha impedido la celebración frecuente, este mes de diciembre, del congreso anual de la Sociedad Radiológica de Norte América (RSNA en sus iniciales en inglés). Mas la cita científica, que se considera como la cima anual de la especialidad, sí se ha festejado de forma virtual y en ella se han presentado señaladas novedades.

La tendencia actual en Radiología es la integración de soluciones que dejan optimar los flujos de trabajo con la ayuda de la Inteligencia Artificial, la digitalización, la integración y la cooperación entre los diferentes profesionales sanitarios.

«Estamos dando pasos fundamentales en el proceso del diagnóstico de precisión», resalta Luis Grutas, directivo de Diagnóstico de Precisión de Philips Ibérica. De esta manera, los nuevos sistemas de diagnóstico dejan captar los datos, examinarlos y también informar sobre ellos, reduciendo los costos. De este modo, además de esto, se consigue progresar la experiencia tanto de pacientes como de profesionales de la salud, consiguiendo mejores resultados de salud.

Este aspecto es en especial relevante, puesto que datos de mil novecientos noventa y ocho de la CareQuality Commision apuntan que el noventa y siete por ciento de los servicios de Radiología británicos no pueden cumplir con los requisitos de preparación de informes para las historias clínicas. Además de esto, conforme una investigación de Reaction Data de dos mil quince, la reiteración de las distintas pruebas de imagen cuesta miles y miles de millones de euros por año en el mundo entero.

La pandemia ocasionada por el coronavirus ha empeorado todavía más esta situación: se calcula que se han dejado de hacer entre el cincuenta por ciento y setenta por ciento de las imágenes radiológicas. Los radiólogos deben efectuarlas ahora para sus pacientes frecuentes –oncológicos, cardiacos y de otras afecciones– mientras que apoyan asimismo a las unidades de cuidados intensivos que tratan a los pacientes con Covid-diecinueve.

Como resume Kees Wesdorp, jefe de negocio de Diagnóstico de Precisión de Philips, “en los últimos años ha aumentado, de forma exponencial, la necesidad de pruebas radiológicas. Esto acarrea, además de esto, una ingente cantidad de trabajo para los radiólogos, falta de eficacia en la realización de pruebas y la demora en la toma de resoluciones por la parte de los clínicos».

Otros aspectos alarmantes, a su parecer, son «la rotación de las plantillas, los niveles de formación y la necesidad de sostener la estandarización tanto de la calidad de las imágenes, como de la experiencia del paciente. Estos puntos enclenques se han acentuado, aún más, por la pandemia».

A todo esto debe sumarse la carencia de radiólogos. Hoy día, hay unos cinco mil radiólogos en España y muchos de ellos se jubilarán en los próximos diez años, conforme datos del año pasado, publicados por el doctor Salvador Pedraza, directivo del Instituto de Diagnóstico por la Imagen (IDI) del departamento de Radiología y Medicina Nuclear del Centro de salud Doctor Josep Trueta y del Centro de salud Santa Caterina de Girona. Esta falta de profesionales se genera asimismo en otros países, como E.U., Australia, Suráfrica y R. Unido.

¿De qué manera encarar estos desafíos? Para Luis Grutas, los 3 pilares de futuro han de ser una mayor velocidad en las pruebas radiológicas, una mejor comodidad para los pacientes y los profesionales y más confianza en el diagnóstico. Desde su opinión, el objetivo principal «es ser capaces de usar tecnologías como la inteligencia artificial para ir alén de lo que hace ahora en los servicios de Radiología. De esta manera, conseguiremos que el proceso sea más veloz, más integrado, más colaborativo y más predictivo».

2 nuevas soluciones

Para conseguir estos objetivos, Philips ha presentado en el Congreso RSNA 2 soluciones: Radiology Workflow Suite y el Centro de Comando de Operaciones Radiológicas. La primera solución consta de diferentes herramientas que dejan mejoras en diferentes campos como la programación y la preparación, la adquisición de imágenes, la interpretación de imágenes y datos y la realización de informes y comunicación de resultados. Además de esto, promueve la cooperación en la toma de resoluciones, en la elección de resultados y en el seguimiento de los pacientes.

Por su lado, el Centro de Comando de Operaciones Radiológicas es una de estas herramientas que se integra en el Radiology Workflow Suite. Deja que los radiólogos escaneen de forma correcta y a la primera, con la asistencia recóndita de especialistas.

«Es un componente integral que deja a los radiólogos virtualizar las imágenes a través de la configuración de un modelo único de operaciones que deja extender su talento en cualquier sitio. Trabajar con cooperadores como RadNet, que son especialistas en imágenes avanzadas, hace que la virtualización de imágenes cambie el panorama en el flujo de trabajo en Radiología», concluye Kees Wesdorp.

Eficacia en el análisis clínico

Uno de los primordiales desafíos de los radiólogos es que, poco a poco más, se encaran a un número mayor de imágenes que deben leer. La herramienta Workflow Orchestator, que integra el empleo de Inteligencia Artificial, deja que reciban una lista de trabajo priorizada.

Además de esto, la solución de visualización avanzada IntelliSpace Portal deja a diferentes departamentos acceder a los datos de los pacientes, consiguiendo una mejor eficacia en el análisis clínico con el apoyo de herramientas de Inteligencia Artificial como, por servirnos de un ejemplo, un algoritmo para la detección de lesiones de Covid-diecinueve.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *