La Justicia escocesa archiva la causa de Ponsatí pues está ya fuera de su jurisdicción
Nacional

La Justicia escocesa archiva la causa de Ponsatí pues está ya fuera de su jurisdicción

El tribunal del Sheriff de Edimburgo determinó este jueves que el proceso de extradición a España de la exconsejera catalana Clara Ponsatí es “imposible” para las cortes escocesas y compete a las “autoridades españolas”.

El tribunal de Edimburgo concluyó que el caso de Ponsatí, reclamada por un delito de sublevación por su participación en el referendo ilegal de independencia de Cataluña en dos mil diecisiete, no se puede resolver por la justicia del país, puesto que la académica vive y trabaja en Bélgica, estando fuera de la jurisdicción de Escocia.

“No se puede extraditar a alguien que no está aquí” aseveró el juez Nigel Ross en una audiencia festejada el día de hoy frente a las partes perjudicadas, el Gobierno de España, representado por la Fiscalía de Escocia, y la defensa de Clara Ponsatí, los letrados Aamer Anwar y Clair Mitchell.

A lo largo de la audiencia, la Fiscalía, representada por John Scott, criticó la rotura de confianza de Ponsatí con el Tribunal al no haber notificado su cambio de vivienda hasta el pasado mayo, cuando este tuvo lugar en el mes de enero de dos mil veinte, conforme la orden del Tribunal General Europeo de Justicia el pasado treinta julio.

Conforme las condiciones de su libertad establecidas el pasado noviembre de dos mil diecinueve, la exconsejera debería haber notificado cualquier cambio con suficiente antelación.

«Esta mañana hemos comparecido frente al Tribunal, representando a Clara Ponsatí -quien estuvo ausente en la vista de el día de hoy- habiendo adelantado que ya no se hallaba en la jurisdicción escocesa», declaró a los medios congregados al salir del tribunal su letrado defensor, Aamer Anwar.

El representante legal de Ponsatí añadió que por este motivo “ha sido acordado que ha de ser retirada su orden y que las acciones de este tribunal para su extradición han llegado a su final”.

El pasado treinta de julio el Tribunal General de la UE (TGEU) anuló su resolución de devolver a Ponsatí, como a sus compañeros de partido (JxCat) en el Parlamento europeo, Carles Puigdemont y Toni Comín, su inmunidad parlamentaria retirada por la Cámara el mes de marzo.

El vicepresidente del TGEU aclaró que “la inmunidad que protege a los miembros del Congreso de los Diputados a lo largo de sus desplazamientos al sitio de asamblea del Parlamento o bien cuando retornen de este continúa judicialmente intacta” y por este motivo “pueden desplazarse para acudir a las asambleas del Parlamento.”

Exactamente el mismo auto recuerda que las euroórdenes contra los eurodiputados proindependentistas se sostienen suspendidas hasta el momento en que el Tribunal Superior de Justicia Europeo (TSJEU) se pronuncie a la cuestión prejudicial que el juez instructor, Pablo Llarena, interpuso para aclarar los criterios de rechazo de entrega de un ciudadano.

Cuando el TSJEU se pronuncie, el juez Llarena determinará las acciones a continuar con el objetivo de extraditar a los 3 europarlamentarios proindependentistas escapados de la Justicia tras su participación en el referendo ilegal de independencia de Cataluña en el mes de octubre de dos mil diecisiete.

EFE

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *