Soria

La nueva depuradora repercutir en 2 euros por mes en el recibo – Soria

Por la una parte del Municipio de Soria todo está listo para que las condiciones de financiación con la sociedad estatal Acuaes no retarden el comienzo de las obras de la nueva depuradora. El acuerdo va a ir al pleno de la semana próxima, con una participación municipal de diecisiete millones que adelantará la entidad estatal y que hay que devolver en un plazo de cuarenta años. La vía no es otra que la de los usuarios y de ahí que el recibo va a conocer una elevación a lo largo del periodo. Hay cálculos de lo que va a suponer, teniendo presente el escenario actual de géneros de interés. «Lo máximo, hablamos en torno a 2 euros al mes», apuntó el día de ayer la concejal de Obras, Ana Alegre. La instalación es un motivo más para el «cambio en la estructura tarifaria», apuntó la concejal en referencia al modelo que se quiere implantar aclarando conceptos y reduciendo el voluminoso mínimo de consumo que se cobra hoy en día de forma fija. Para esto el Consistorio ha fijado ya los modelos capaces de contadores, que van a deber tener el sistema de telelectura.

La Comisión de Medio Entorno y Sostenibilidad Urbana decretó el día de ayer propiciamente el acuerdo de financiación con Acuaes, un pacto que votará el pleno la semana próxima. En el pronunciamiento se abstuvieron Partido Popular, Sorianos y también IU, «poniendo muchas quejas que solo las ven ahora». Alegre se refería de este modo a las presiones en el precedente orden corporativo a fin de que el equipo de Gobierno firmase un acuerdo con plazos ajustados para justificar los fondos europeos y que había sido informado desfavorablemente por el secretario y el interventor. Asimismo a las prisas que requerían la firma cuando los porcentajes del nuevo periodo de fondos europeos eran más desfavorables. Hoy día el Estado pone encima de la mesa un treinta y cinco por ciento de los cincuenta millones que va a costar la depuradora, al tiempo que el Consistorio y la Junta se dividen por igual el sesenta y cinco por ciento sobrante. No obstante, al principio del proceso, no constaba la presencia de la Comunidad Autónoma, de forma que la parte local iba a costear el sesenta y cinco por ciento . «Con mucho trabajo del equipo de Gobierno» se consiguió la participación de la Junta, recordó Alegre, quien lamentó la actitud el día de ayer de una oposición que «se confunde al cien por ciento ».

En los últimos tiempos asimismo se han producido otras novedades. No en lo que se refiere a la localización de la planta, en Sinova (Los Rábanos), sino más bien en el número de partes. Del proyecto en un inicio tripartito del lado local se ha desmarcado Golmayo. Por su lado, la fracción proporcional del costo que debía aceptar Los Rábanos va a pasar a ser costeado por la Autonomía.

El acuerdo debe percibir asimismo el visto bueno de Acuaes, algo que va a suceder a fines de mes, en su Consejo de Administración.

El documento incorpora una cuestión que en su instante estaba clara, mas que semeja que recientemente se había omitido. En este sentido, acepta la restauración ambiental de la zona donde se sitúa la presente depuradora. Es decir, el desmontaje de la instalación y el acondicionamiento para empleo público del suelo en las proximidades de San Saturio.

En lo que se refiere a los plazos, se espera que las obras puedan empezar este año. La declaración de interés general de la planta supone agilidad en la expropiación de los terrenos. No habría «ningún género de problema», explicó Alegre, mencionando a las renuencias de los dueños de Sinova sobre la localización. La propiedad aduce daño empresarial y ha ofrecido otro punto en la finca. Mas esta alternativa supone un mayor costo del recolector. La planta lleva adjudicada desde octubre de dos mil trece a a la UTE Aqualogy-Aldesa por un precio de diecinueve con tres millones. El resto hasta los cincuenta millones del presupuesto total se destinará al túnel emisario. El proyecto del recolector «está en el Ministerio [para la Transición Ecológica] para su aprobación, refirió Alegre.

La depuradora debe estar acabada y marchando en el último mes del año de dos mil veintidos, cara la justificación de los fondos. Si la obra comienza ya aun «tendríamos un año de margen», conforme los cálculos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *