La provincia registra seiscientos sesenta y cuatro nuevos casos de cáncer por año
Soria

La provincia registra seiscientos sesenta y cuatro nuevos casos de cáncer por año

El próximo cuatro de febrero se memora el Día Internacional contra el Cáncer, una enfermedad que el año pasado terminó con la vida de doscientos sesenta y siete personas en la provincia de Soria, con una tasa de mortalidad por cada cien.000 habitantes de trescientos catorce, conforme la información oficial que maneja el Observatorio del Cáncer de la Asociación De España, AECC. Una cantidad que no difiere mucho de años precedentes con picos en los años dos mil quince y dos mil dieciseis cuando se alcanzaron los doscientos noventa y seis y doscientos noventa y tres fallecimientos, respectivamente.
A lo largo del año pasado se advirtieron seiscientos sesenta y cuatro nuevos casos de cáncer en la provincia, lanzando una tasa de incidencia de setecientos cuarenta y nueve por cada cien.000 habitantes. Significativo el hecho de que del total de perjudicados sean más los hombres que las mujeres, en una relación de cuatrocientos seis los primeros y doscientos cincuenta y siete las segundas.
En una comparativa con los últimos años, no se advierten apenas alteraciones en tanto que en dos mil dieciocho fueron seiscientos cincuenta y nueve los casos, 3 menos en el ejercicio precedente y seiscientos cincuenta y ocho en dos mil dieciseis.
Las clases de cáncer con mayor incidencia en Soria tampoco han alterado. El de colon-recto prosigue siendo la enorme bestia negra, de ahí la relevancia de una mayor prevención. Hasta noventa y cinco casos se advirtieron en dos mil diecinueve, seguido del cáncer de próstata con setenta y seis perjudicados y el de pulmón, uno de los más prevalentes, con sesenta y ocho detecciones. En el de mama fueron sesenta y siete las nuevas pacientes y en otros cáncer de piel diferente al melanoma se registraron sesenta y cinco, de vejiga cuarenta y nueve, de páncreas y estómago veinte, respectivamente, y de riñón diecinueve, entre otros muchos.
Entre los datos más alarmantes, la proyección a futuro que efectúa el Observatorio del Cáncer de la Asociación De España, AECC, que estima un aumento sostenido durante las próximas décadas hasta prever nada menos que setecientos ochenta nuevos casos por año en dos mil cuarenta, con una tasa por cada cien.000 habitantes que llegaría a los novecientos catorce.
La tasa nacional se ubica hoy en día en los quinientos ochenta y seis casos por cien.000 habitantes, puesto que, conforme el Observatorio, se advirtieron en dos mil diecinueve doscientos setenta y 5 mil quinientos sesenta y dos casos de cáncer en toda España. El colorectal es el más frecuente con treinta y siete.937 casos, seguido del de mama con treinta y 3 y trescientos siete, el de próstata, con treinta y dos y cuatrocientos sesenta y uno, como el de pulmón con veintisiete y novecientos treinta y nueve nuevos contabilizados a lo largo del año.
Entre los factores de peligro se halla el tabaco. Su consumo es la primordial causa de enfermedad, discapacidad y muerte en el planeta, conforme un informe elaborado desde los datos de la Encuesta Europea de Salud en España dos mil catorce.
Además, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha encontrado suficiente evidencia a nivel científico para relacionar hasta 8 géneros de tumores con la obesidad y el sobrepeso. Además de esto, el consumo de alcohol aumenta su peligro de presentar ciertos géneros de cáncer como los de boca y garganta, laringe, esófago, colon y recto, hígado y mama (en las mujeres). Todos y cada uno de los géneros de bebidas alcohólicas están asociados al cáncer. Cuanto mayor sea el consumo, mayor va a ser el peligro de cáncer, tal como recuerda el Observatorio del Cáncer de la AECC, tratando de mentalizar sobre la gravedad del modo de vida no saludable.
Si bien no todo es físico. «Existe una nueva realidad social marcada, sobre todo, por el envejecimiento de la población que hace que cada vez hallemos una mayor proporción de pacientes bajo riesgo de aislamiento y soledad», resalta el Observatorio del Cáncer.
La mortalidad en la provincia por las enfermedades oncológicas durante dos mil diecinueve fue del cuarenta por ciento de todos y cada uno de los perjudicados, en tanto que murieron los citados doscientos sesenta y siete pacientes de cáncer, con una mayor incidencia entre los hombres puesto que murieron ciento sesenta y siete varones por cien mujeres.
El cáncer de pulmón es, condiferencia el más mortal, en cifras absolutas en tanto que se contabilizaron cuarenta y nueve muertes por esta razón. Significativo que fuesen más de cuarenta los hombres fallecidos en frente de 7 féminas. El cáncer colorectal terminó con la vida de otras treinta y siete personas;el triste cómputo asimismo es elevado en el caso del cáncer de estómago con veintiuno víctimas mortales. En el caso del de mama, fueron dieciseis, exactamente los mismos que en el cáncer de páncreas, otros catorce pacientes murieron por un cáncer de vejiga (de ellos once eran hombres y 3 mujeres) y doce por el de próstata. De cerebro fueron 6, exactamente los mismos que de laringe (todos hombres) y de ovarios, 5 de útero y de riñón, respectivamente, y 3 de melanoma múltiple y de vesícula, entre otros muchos.
La mayor tasa de mortalidad es la del cáncer de pulmón, colorectal, páncreas y mama. En el caso específico de la mujer, los cánceres con mayor mortalidad son el de mama (quince por ciento), seguido del colorectal (quince por ciento), el de pulmón (once por ciento) y el de páncreas (7 por ciento ). Respecto a los hombres, el de pulmón genera el mayor número de defunciones (veintiseis por ciento), seguido del colorectal (catorce por ciento), próstata (9 por ciento ) y el cáncer de vejiga (6 por ciento ).
Por suerte, el mayor número de fallecimientos en la provincia se genera en edades tardías, en verdad, en la franja de edad de más de setenta años se contabilizan ciento ochenta y nueve muertes, por tanto más de la mitad del global durante todo el año.MILAGROS HERVADA SORIA
El próximo cuatro de febrero se memora el Día Internacional contra el Cáncer, una enfermedad que el año pasado terminó con la vida de doscientos sesenta y siete personas en la provincia de Soria, con una tasa de mortalidad por cada cien.000 habitantes de trescientos catorce, conforme la información oficial que maneja el Observatorio del Cáncer de la Asociación De España, AECC. Una cantidad que no difiere mucho de años precedentes con picos en los años dos mil quince y dos mil dieciseis cuando se alcanzaron los doscientos noventa y seis y doscientos noventa y tres fallecimientos, respectivamente.
A lo largo del año pasado se advirtieron seiscientos sesenta y cuatro nuevos casos de cáncer en la provincia, lanzando una tasa de incidencia de setecientos cuarenta y nueve por cada cien.000 habitantes. Significativo el hecho de que del total de perjudicados sean más los hombres que las mujeres, en una relación de cuatrocientos seis los primeros y doscientos cincuenta y siete las segundas.
En una comparativa con los últimos años, no se advierten apenas alteraciones en tanto que en dos mil dieciocho fueron seiscientos cincuenta y nueve los casos, 3 menos en el ejercicio precedente y seiscientos cincuenta y ocho en dos mil dieciseis.
Los modelos de cáncer con mayor incidencia en Soria tampoco han alterado. El de colon-recto prosigue siendo la enorme bestia negra, de ahí la relevancia de una mayor prevención. Hasta noventa y cinco casos se advirtieron en dos mil diecinueve, seguido del cáncer de próstata con setenta y seis perjudicados y el de pulmón, uno de los más prevalentes, con sesenta y ocho detecciones. En el de mama fueron sesenta y siete las nuevas pacientes y en otros cáncer de piel diferente al melanoma se registraron sesenta y cinco, de vejiga cuarenta y nueve, de páncreas y estómago veinte, respectivamente, y de riñón diecinueve, entre otros muchos.
Entre los datos más alarmantes, la proyección a futuro que efectúa el Observatorio del Cáncer de la Asociación De España, AECC, que estima un aumento sostenido durante las próximas décadas hasta prever nada menos que setecientos ochenta nuevos casos por año en dos mil cuarenta, con una tasa por cada cien.000 habitantes que llegaría a los novecientos catorce.
La tasa nacional se ubica en la actualidad en los quinientos ochenta y seis casos por cien.000 habitantes, en tanto que, conforme el Observatorio, se advirtieron en dos mil diecinueve doscientos setenta y 5 mil quinientos sesenta y dos casos de cáncer en toda España. El colorectal es el más frecuente con treinta y siete.937 casos, seguido del de mama con treinta y 3 y trescientos siete, el de próstata, con treinta y dos y cuatrocientos sesenta y uno, como el de pulmón con veintisiete y novecientos treinta y nueve nuevos contabilizados a lo largo del año.
Entre los factores de peligro se halla el tabaco. Su consumo es la primordial causa de enfermedad, discapacidad y muerte en el planeta, conforme un informe elaborado desde los datos de la Encuesta Europea de Salud en España dos mil catorce.
También, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha encontrado suficiente evidencia a nivel científico para relacionar hasta 8 géneros de tumores con la obesidad y el sobrepeso. Además de esto, el consumo de alcohol aumenta su peligro de presentar ciertos géneros de cáncer como los de boca y garganta, laringe, esófago, colon y recto, hígado y mama (en las mujeres). Todos y cada uno de los géneros de bebidas alcohólicas están asociados al cáncer. Cuanto mayor sea el consumo, mayor va a ser el peligro de cáncer, como recuerda el Observatorio del Cáncer de la AECC, tratando de mentalizar sobre la gravedad del modo de vida no saludable.
Si bien no todo es físico. «Existe una nueva realidad social marcada, sobre todo, por el envejecimiento de la población que hace que cada vez hallemos una mayor proporción de pacientes bajo riesgo de aislamiento y soledad», resalta el Observatorio del Cáncer.
La mortalidad en la provincia por las enfermedades oncológicas durante dos mil diecinueve fue del cuarenta por ciento de todos y cada uno de los perjudicados, puesto que murieron los citados doscientos sesenta y siete pacientes de cáncer, con una mayor incidencia entre los hombres en tanto que murieron ciento sesenta y siete varones por cien mujeres.
El cáncer de pulmón es, condiferencia el más mortal, en cifras absolutas en tanto que se contabilizaron cuarenta y nueve muertes por esta razón. Significativo que fuesen más de cuarenta los hombres fallecidos en frente de 7 féminas. El cáncer colorectal terminó con la vida de otras treinta y siete personas;el triste cómputo asimismo es elevado en el caso del cáncer de estómago con veintiuno víctimas mortales. En el caso del de mama, fueron dieciseis, exactamente los mismos que en el cáncer de páncreas, otros catorce pacientes murieron por un cáncer de vejiga (de ellos once eran hombres y 3 mujeres) y doce por el de próstata. De cerebro fueron 6, exactamente los mismos que de laringe (todos hombres) y de ovarios, 5 de útero y de riñón, respectivamente, y 3 de melanoma múltiple y de vesícula, entre otros muchos.
La mayor tasa de mortalidad es la del cáncer de pulmón, colorectal, páncreas y mama. En el caso específico de la mujer, los cánceres con mayor mortalidad son el de mama (quince por ciento), seguido del colorectal (quince por ciento), el de pulmón (once por ciento) y el de páncreas (7 por ciento ). Respecto a los hombres, el de pulmón genera el mayor número de defunciones (veintiseis por ciento), seguido del colorectal (catorce por ciento), próstata (9 por ciento ) y el cáncer de vejiga (6 por ciento ).
Por suerte, el mayor número de fallecimientos en la provincia se genera en edades tardías, en verdad, en la franja de edad de más de setenta años se contabilizan ciento ochenta y nueve muertes, por ende más de la mitad del global durante todo el año.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *