La Seguridad Social empuja la deuda hasta máximos históricos
Economía

La Seguridad Social empuja la deuda hasta máximos históricos

España jamás ya antes había estado tan endeudada como ahora. El pasivo del conjunto de las administraciones públicas medró un dos con tres por ciento a lo largo del año pasado, hasta los uno con diecisiete billones de euros que registró en el mes de diciembre, lo que deja la ratio de deuda en el noventa y siete por ciento del Producto Interior Bárbaro (Producto Interior Bruto), conforme los datos publicados el día de ayer por el Banco de España. O sea, la deuda pública le cuesta a cada de España más de veinticinco euros. De este modo, el Gobierno infringe por una décima la meta del noventa y seis con nueve por ciento que se marcó en los Presupuestos, lo que deja un tanto más lejos la previsión de reducir la ratio hasta el noventa y cinco con cuatro por ciento del Producto Interior Bruto a fin de año. El Ministerio de Economía y Empresa advirtió de que, para la estimación de la ratio se toma como referencia los datos temporales del Producto Interior Bruto a treinta y uno de diciembre de dos mil dieciocho, la ratio terminante no se va a poder contrastar hasta el momento en que el INE (Instituto Nacional de Estadística) publique los datos terminantes del Producto Interior Bruto el próximo veintinueve de marzo.

Si bien la deuda de la Seguridad Social apenas varió en el último mes del año al subir solo en un millón de euros, una gran parte de la responsabilidad de lograr el máximo histórico se la lleva está administración. Fue la que más disparó su deuda en dos mil dieciocho, engrosando su pasivo en trece y ochocientos uno millones, hasta lograr los cuarenta y uno con ciento noventa y cuatro millones, un levanta del cincuenta con tres por ciento . La situación se agudiza si se equipara con el dato registrado en el primer mes del verano de dos mil diecisiete (diecisiete y ciento setenta y dos millones de euros), en tanto que el endeudamiento de la Seguridad Social se ha duplicado en apenas año y medio.

El récord de deuda pública total asimismo se explica por el incremento de la deuda del Estado, que alcanzó los uno con tres billones, treinta y seis y novecientos trece millones de euros más que en dos mil diecisiete, un aumento del tres con siete por ciento , al tiempo que en términos mensuales registró un levanta del 0,36 por ciento . Asimismo elevaron su deuda las comunidades autónomas, si bien en menor medida. Los gobiernos regionales tienen una deuda de doscientos noventa y dos mil quinientos sesenta y seis millones de euros, cuatro mil cuatrocientos cincuenta y nueve millones de euros más en un año, lo que representa una subida del uno con cinco por ciento con respecto a diciembre de dos mil diecisiete. Sin embargo, con respecto a noviembre bajó en doscientos cincuenta y nueve millones de euros.

Por su lado, los municipios fueron las únicas administraciones que redujeron su deuda a lo largo del año pasado. Lo hicieron en un diez con cinco por ciento , hasta los veintiseis y diez millones de euros, tres mil sesenta y siete millones menos. Solo en el último mes recortaron su deuda trescientos ochenta millones de euros.

Por instrumentos, la mayoría de la deuda a lo largo de el año pasado se concentró nuevamente en valores en un largo plazo, con novecientos cuarenta y siete mil catorce millones de euros, el ochenta con nueve por ciento del total, un cinco con ocho por ciento más que en el mes de diciembre de dos mil diecisiete. Del resto, sesenta y seis y trescientos noventa y cuatro millones se registraron en valores en un corto plazo, un doce con dos por ciento menos en términos interanuales, con los que el total de valores representativos de deuda superó los uno con uno billones de euros, un cuatro con cuatro por ciento más. Por otro lado, los préstamos en un largo plazo se redujeron un ocho con dos por ciento , hasta los ciento cuarenta y siete mil trescientos setenta y cinco millones de euros, mientras que los préstamos en un corto plazo bajaron a cinco mil cuatrocientos setenta y dos millones de euros, un treinta y ocho por ciento menos. En conjunto, los préstamos alcanzaron los ciento cincuenta y dos mil ochocientos cuarenta y siete millones de euros, un nueve con ocho por ciento menos.

El riesgo de un levanta en las clases

Hoy en día, el Estado paga cerca de treinta millones de euros en intereses. La situación de España frente a una hipotética subida de géneros de interés por la parte del Banco Central Europeo (BCE) «es difícil, mas no catastrófica», comentó a LA RAZÓN José Ramón Pin, maestro del IESE. Todo apunta a que, «afortunadamente», el BCE no va a subir los modelos hasta el próximo año. Sin embargo, un hipotético escenario con un levanta por la parte del regulador europeo se va a traducir en un mayor orificio para España. «No vamos a poder abonar inversiones» por el hecho de que va a haber que destinar ese dinero a abonar los intereses de la deuda, conforme aseveró Pin. «Es como una familia que tiene la obligación de renovar un crédito y para esto debe prescindir de las vacaciones».

Para Enrique Quemada, presidente de ONEtoONE, la situación «no es tan alarmante como parece». Quemada explica que el aumento del costo de la deuda se calcula sobre las nuevas emisiones, al paso que «se va a proseguir pagando los mismo» por las viejas, en tanto que el Estado se financia por tramos, cada uno de ellos con el género de interés del instante de la emisión. Además de esto, «lo que marca el coste es la prima de riesgo», no la deuda pública.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *